Diabetes mellitus Tipo 2: el síndrome que afectó a 'El Tren' Valencia

Diabetes mellitus tipo 2, el síndrome que afectó a 'El Tren' Valencia

Septiembre 30, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Lina Torres Madriñán/ Especial para El País
home-tren-valencia

Adolfo 'El Tren' Valencia, exfutbolista de la Selección Colombia.

Foto: Archivo El País

En días pasados, el exjugador de la Selección Colombia de los años 90, Adolfo ‘El Tren’ Valencia, de 50 años de edad, célebre por haber sido el anotador de uno de los inolvidables 5 goles contra la Selección de Argentina hace 25 años, tuvo que ser hospitalizado en una clínica de la ciudad de Cali por el síndrome hiperosmolar hiperglucémico (SHH), una descompensación aguda derivada de la diabetes mellitus tipo 2.

Los altos niveles de azúcar o glucosa en la sangre se deben por la no producción de la hormona insulina que genera el páncreas, esto hace que el cuerpo no pueda regular su cantidad y por ello se produce la diabetes.

Cuando esta enfermedad no es diagnosticada a tiempo, como le ocurrió al jugador, no se maneja un tratamiento adecuado o el paciente sufre una descompensación por una infección bacteriana, por un infarto agudo del miocardio o por medicamentos o afecciones que aumentan la pérdida de líquidos, entonces se presentan los estados hiperosmolares.

“En estos estados se presentan glicemias por encima de 700 miligramos por decilitros y hasta de 3000 miligramos por decilitros, cuando lo normal en una persona que no tiene diabetes lo máximo de glicemia en ayunas es 99 y durante el día no debe de pasar más allá de 140”, explicó Luz Ángela Casas, médica internista de la Universidad del Valle, jefe de endocrinología en la Fundación Valle del Lili Hospital Universitario y docente de la Universidad Icesi.

Además, agregó que los síntomas que presentan los pacientes con esta descompensación son la visión borrosa, disminución del peso, producción abundante de orina (poliuria), mareo, pérdida de la conciencia y deshidratación.

Lea también: Cuatro claves para disminuir enfermedades cardiovasculares

“Esta última es debido a que los excesos de azúcar o glucosa son expulsados por la orina y arrastran agua para poder sacarla, eso hace que las células se deshidraten. El cuadro de deshidratación puede ser muy severo, lo que lleva a la desorientación y el afectado presenta somnolencia, luego estupor (que es la disminución de las funciones mentales y físicas) y puede entrar en un coma diabético por ese estado hiperosmolar”, manifestó la endocrinóloga.

Por otro lado, José Luis Torres Grajales, médico internista endocrinólogo de la clínica Las Américas, de Medellín, miembro de la Asociación Colombiana de Endocrinología, comentó que los principales factores de riesgo que pueden contribuir a que se desarrolle tanto la diabetes y sus complicaciones como el estado hiperosmolar son la obesidad, los problemas cardiovasculares o que los pacientes sean hipertensos.

“También en las mujeres embarazadas que sufren una diabetes asociada a la gestación, denominada diabetes gestacional y está la parte de la herencia, o sea, que el paciente tiene familiares con antecedentes diabéticos. Si el paciente no cuida su alimentación y tiende a subir de peso, la probabilidad de tenerla es mucho más alta”, resaltó Grajales, actual presidente del Capítulo Noroccidental de la Asociación Colombiana de Endocrinología.

¿Cómo se debe de tratar al paciente?

Según el especialista Torres Grajales, cuando el paciente ingresa por urgencias presentando estado hiperosmolar, es vital mantenerlo hidratado,ya sea vía oral o por líquidos endovenosos. Más adelante, hay que manejar sus niveles altos de azúcar con insulina y corregir los trastornos en la parte hidroelectrolítica que hace referencia al equilibrio de los minerales en el cuerpo que tienen una carga eléctrica, estos se encuentran en la sangre, la orina, los tejidos y otros líquidos del cuerpo.

“También es fundamental tener en cuenta si este estado se desencadenó por un factor de riesgo como las infecciones o un evento por enfermedad coronaria para controlarlo rápidamente”, explicó el profesional.

¿En qué se diferencian la diabetes tipo 1 y 2?

La doctora Isabella Echeverry, magíster en ciencias biomédicas y docente de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Icesi, explicó que en la diabetes tipo 1 se presenta un problema pancreático donde no hay liberación de insulina y por ende, suele ser más frecuente en los niños y adolescentes.

Entretanto, la diabetes tipo 2 se manifiesta en adultos por la adquisición de estilos de vida no saludables y se caracteriza por haber una resistencia a la insulina. “Un ejemplo de este nivel de diabetes son las malas dietas, el sobrepeso, la obesidad, falta de actividad física o por historia familiar con este tipo de enfermedad”, señaló la profesional.

Esta afección se puede prevenir y tratar si se tiene en cuenta una nutrición balanceada en la que se incluyan verduras, frutas, cereales integrales y alimentos ricos en fibra, agregó la doctora Echeverry. “Se deben disminuir los azúcares simples como las gaseosas, los postres y el exceso de grasas saturadas o las grasas trans, que son los aceites recalentados, es decir, que sometidos a temperaturas altas varias veces”, comentó Echeverry.

Para tener en cuenta

Si usted presenta síntomas como tener mucha sed, orina con frecuencia, siente hambre y cansancio constante, pierde peso sin estar practicando alguna dieta, presenta heridas que no sanan con rapidez o visión borrosa debe acudir al médico para su revisión.

“El paciente debe consultar de inmediato, porque a corto, mediano o largo plazo si no se trata a tiempo o no se siguen los cuidados necesarios, pueden surgir complicaciones graves en el corazón, la visión, los riñones o los nervios y por ello existe un riesgo alto de que el afectado puede fallecer”, explicó José Luis Torres Grajales, médico internista endocrinólogo de la clínica Las Américas, de Medellín.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad