Las cosas que usted puede hacer para salvar al río Cali

La contaminación de sus aguas, el deterioro de su cauce y la invasión de su ribera. Estos son los principales problemas que padece el río Cali, y la principal preocupación de las autoridades ambientales.

Río Cali, nacimiento - El País.com.co

Llegada al río Cauca

Son problemas que tal vez le suenen reiterativos y que usted ha corroborado seguramente cuando pasa a su lecho por una u otra razón, pero se ha preguntado ¿qué puede hacer para curar este afluente, el más importante de la ciudad?

El País le presenta una serie de acciones y pequeñas actividades que usted podría hacer y que traerían un impacto positivo al río que abastece a más de 500 mi caleños.

No hacerlo o no denunciar una mala conducta contras esta fuente hídrica contribuirá a que día a día se agraven más esas dolencias que lo enferman.

Camilo Vélez, jefe del área de recurso hídrico del Dagma, explicó que muchas veces los ciudadanos no denuncian las amenazas contra el río, haciendo más difícil su preservación.

Para denunciar, usted puede llamar a la línea Eco del Dagma al 660 68 87 o 350 871 9242.

Ojo a las basuras

La mala disposición de basuras, escombros y otros residuos sólidos es el principal problema que padece el río Cali.

En las jornadas de recolección de basuras que realizan periódicamente varios voluntarios, se han logrado extraer hasta 4.200 kilos de basura en un día.

Bolsas plásticas, empaques de comida, cajas de icopor, botellas, ropas y demás son los elementos que viajan por el cause que al año suman 422 toneladas de residuos.

No arrojar basura o recoger la que usted vea mal ubicada es una buena iniciativa.

No sacar agua del río

No está permitido extraer agua de los ríos de la ciudad sin autorización previa de las entidades ambientales como el Dagma y la CVC.

Sacar agua del río irregularmente causa deterioro del caudal y aumenta las posibilidades de su contaminación.

Por ende no está permitido sacar el líquido con carrotanques o tarros para su comercialización y consumo. Además, no se garantiza que el agua sea potable pues no ha tenido un tratamiento previo.

Cuide los árboles

Hay personas que disfrutan de acampar o realizar picnics en la ribera del río y a veces dañan los arbustos o talan los árboles cercanos. Este comportamiento es una amenaza para el río y para la fauna que vive de ese ecosistema.

Pese a que sembrar árboles en las cuencas y lechos de los ríos es una alternativa bien vista y apropiada contra este problema, el funcionario Camilo Vélez del Dagma explicó que es recomendable pedir asesoría a la autoridad ambiental antes de plantar árboles indiscriminadamente, pues esa entidad puede brindar acompañamiento de las especies y siembras que pueden ser más apropiadas para cada río.

Además de la tala indiscriminada, otro gran problema que afecta al río es la sobreexplotación agrícola, la quema de pastos y los incendios forestales.

Por acciones como esas, el 39.8% de la superficie de la cuenca presenta erosión entre ligera y muy severa.

No lavar vehículos

Además de no estar permitido lavar carros, motos y otro tipo de vehículos al lado del río, cuando se realizan estas prácticas se liberan aceites, grasas y otros compuestos del petróleo que son altamente contaminantes para las aguas y hacen difícil su potabilización.

Si hay un derrame de aceite o gasolina no lo limpie con agua. Use aserrín, viruta de madera o arenilla absorbente. Recoja así el líquido y eche todo a la basura.

Cambios de color del agua

En septiembre pasado una mancha tiñó de negro las aguas del río alertando a la comunidad. Las autoridades hicieron un examen del caso y descubrieron que era producto del vertimiento de aguas residuales al río.

Usted puede alertar del cambio de coloración en el agua, ya que esto es un indicador de algún problema contra el medio ambiente.

Recuerde que no es normal que el agua se vea de coloración café en temporadas secas.

Atienda a su mascota

Cuando salga de paseo con su mascota, lleve una bolsa de plástico y una palita para levantar los desperdicios. Así evitará que estos caigan al río y lo contaminen.

Invasiones y viviendas

Denuncie la construcción de viviendas aledañas al lecho del río. Las descargas de aguas residuales por la falta de alcantarillado de las viviendas subnormales o invasiones son un gran factor contaminante del río.

Alertar sobre el levantamiento de viviendas al Dagma o la Secretaría de Gobierno de Cali puede ayudar a los controles tempranos.