Game of Thrones,
la batalla final





Lo que veremos

Serán seis capítulos los que concluyan con la serie más exitosa de la década en la televisión y las plataformas digitales. Esta octava temporada de Game of Thrones ha desatado tal expectativa mundial por el secretismo del rodaje y las grandes cifras del presupuesto, que hay un sabor agridulce entre sus fanáticos por el fin.

La espera de casi dos años por el estreno será compensada con capítulos de mayor duración, el más corto será de 54 minutos y el más largo tendrá 82.

Y aunque se conocen pocas cosas del final, está claro que por lo menos habrá un enfrentamiento entre el Rey de la Noche, al mando de su ejército de muertos, y la gran mayoría de ídolos de la serie.

Se sabe que en esa lucha definitiva estarán favoritos del público como Jon Snow (Kit Harington), Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), Tyrion Lannister (Peter Dinklage), Arya Stark (Maisie Williams) y Sansa Stark (Sophie Turner), según un reporte de la revista Entertainment Weekly que asistió al rodaje.

Frente a ese capítulo estará Miguel Sapochnik, el realizador del excelente episodio de la Batalla de los Bastardos de la sexta temporada y todo apunta a que será una cita épica, pues la batalla que se rodó durante once semanas en Irlanda del Norte, con 750 personas a pie de cañón, gran parte de los personajes principales involucrados y con temperaturas nocturnas bordeando los valores negativos.

Uno de los retos fundamentales de esta última temporada será entrelazar con sentido las múltiples tramas paralelas que la serie ha manejado a lo largo de sus siete temporadas.

Pero, al margen de cómo sea el desenlace, la fantasía épica de la serie podría continuar con su trayectoria de éxito, no en vano ha ganado 47 premios Emmy.

Además la serie se adelantó a las novelas de George R.R. Martin en las que se inspira, para desesperación de algunos lectores, y recuperó algo que poco a poco se ha ido perdiendo en la era de Netflix y del streaming: que medio mundo se junte a la misma hora ante el televisor para ver una serie y que al día siguiente no se hable de otra cosa en la oficina o en Twitter.

A la espera de las secuelas ya en marcha, el capítulo final de Game of Thrones se emitirá el 19 de mayo, un día inolvidable para muchos y una jornada para la que David Benioff, cocreador de la serie junto a D.B. Weiss, ya tiene agenda cerrada: "Planeo estar muy borracho y muy lejos de internet".

Yo creo que...
(los caleños hablan del fin)

Que el invierno no lo coja en verano:
Doce claves para primíparos en GOT

Pese a que a lo largo de las temporadas las tramas se han ramificado múltiples veces, Game of Thrones inició con tres líneas básicas. La tranquilidad del mundo ficticio de Poniente, dividido en Siete Reinos, se ve amenazada por la llegada de los Caminantes Blancos, seres mitológicos que la mayoría ignora o no prefiere creer que han regresado tras miles de años de ser derrotados. Entretanto, Lord Eddard 'Ned Stark’, señor del reino de Invernalia, recibe la visita del rey Robert Baratheon, quien le encarga la misión de ser su Mano del Rey luego de que su antecesor fuera asesinado misteriosamente; ‘Ned’ intentará desentrañar las razones de este hecho. Y en el otro extremo del mundo, en el continente de Essos, Daenerys Targaryen, hija del Rey Loco muerto en una guerra liderada por Robert, intentará regresar a su país natal luego de que se case con el líder de una poderosa tribu. Mientras tanto, diversas facciones conspiran con un solo objetivo: apoderarse del trono de hierro, participar del juego de tronos.

Este domingo 14 de abril estrena la octava y última temporada, que busca cerrar el arco de los Caminantes Blancos y responder a una de las mayores interrogantes que ha tenido la serie a lo largo de casi una década: ¿quién se quedará con el Trono de Hierro?

Aunque algunos le atribuyen su éxito a los best sellers de George R.R. Martin que inspiraron la serie, Game of Thrones tiene entre sus ingredientes una millonaria producción que se ve reflejada en el casting, las locaciones, su calidad fílmica, entre otros detalles. Los seguidores y expertos han señalado que la serie tiene elementos que atrapan a personas con diferentes gustos por la combinación del género épico con el drama, los intereses políticos y altas dosis de fantasía. Todo esto intercalado con batallas, matanzas, decapitaciones y otras escenas de violencia. El sexo ha sido otro de sus ingredientes, pues la serie ha mostrado casi que sin tapujos las relaciones (heterosexuales y homosexuales) de sus personajes.

Por otra parte, los giros inesperados de la historia han mantenido atrapados a los que ni siquera se han leído los libros. La determinación y caracter de sus personajes ha conectado con las emociones de los espectadores, pero los directores no han titubeado, pues acaban con los personajes en los momentos más inesperados de la narrativa.

Y la bola de nieve de las redes sociales. La serie ha desatado tendencias imparables en la web, donde hay desde memes a centenares de videos de análisis y reacciones en Youtube. No en vano la última temporada fue descargada millones de veces de manera ilegal en internet.

La producción pertenece al género de la épica, pero en el confluyen otros como la fantasía, la trama política, la aventura, el drama (mucho drama), entre otros.

Los capítulos de Game of Thrones duran alrededor de una hora, la mayoría de las veces oscilan entre los 40 y 50 minutos. Todas las temporadas cuentan con 10 capítulos, salvo la séptima que tiene siete y la octava, que contará con seis. En esta última temporada habrá capítulos de hasta una hora y 30 minutos.

En Marruecos, África, es donde se han escenificado las locaciones que remiten a la cultura árabe, como Astapor y Junkai. Lo demás se ha grabado en diferentes partes del Reino Unido, España, Islandia, Croacia y Malta.

La saga de novelas ‘Canción de Hielo y Fuego’, que George R.R. Martín empezó a escribir desde 1993. Hasta la fecha, se han publicado cinco volúmenes y se está a la espera de los dos últimos, ‘Vientos de invierno’ y ‘Sueño de primavera’. Después de la sexta temporada, la serie empezó a seguir su propio curso por cuenta de los guionistas David Benioff y D. B. Weiss, que también se sirvieron de material inédito de las dos novelas pendientes.

La serie es emitida y producida por el canal HBO, aunque también suele ser transmitida en canales satélites como Cinemax. Sin embargo, es una de las series más pirateadas en internet. La séptima temporada fue descargada ilegalmente más de 1.000 millones de veces en todo el mundo, según la empresa Muso.

Al tratarse de una serie que deja ganancias de $USD 1000 millones al año a HBO, Game of Thrones ha tenido inversiones millonarias. A medida que ha avanzado la serie, los costos han escalado poco a poco: la primera contó con USD$60 millones; la segunda con USD$70 millones; para la tercera y cuarta, hubo USD$80 millones; y la quinta, USD$90 millones.

La sexta temporada tuvo inversiones de $USD 10 millones por cada capítulo y la séptima temporada costó USD$100 millones. Cada uno de los seis capítulos de la última temporada tuvo una inversión cercana a los USD$15 millones.

Jon Snow: Hijo bastardo de Ned Stark y quien se alistará en la Guardia de la Noche, presente en el Muro que sirve de protección ante la llegada de los salvajes y los Caminantes Blancos.

Daenerys Targaryen: Hija del Rey Loco, muerto durante una guerra que lideró Robert Baratheon, es casada a la fuerza por su hermano con el líder de una poderosa tribu del continente de Essos, a miles de kilómetros de los Siete Reinos.

Ned Stark: Señor de Invernalia y mejor amigo del rey Robert Roberth, con quien lideró hace algunos años la guerra contra el Rey Loco para recuperar a su hermana Lyanna Stark. En la serie, recibe la misión de ser Mano del Rey luego de que el antecesor que ocupó este puesto fuera asesinado de formas misteriosas.

Cersei Lannister: Esposa del Rey Robert y quizá la mejor estratega en el juego de tronos. Madre de un príncipe sádico, conspira continuamente para ocupar el trono de hierro.

Tyrion Lannister: La oveja negra de la familia Lannister por nacer enano. Su madre murió cuando lo dio a luz y eso provocó el odio de su padre y su hermana Cersei. Ha demostrado ser el personaje más inteligente de la serie.

No apegarse, ¡por ningún motivo!, a ningún personaje. Todos están en riesgo de muerte, especialmente en los momentos que menos se esperan. Un aspecto que la serie hereda de la novela de George R.R. Martin en la que está basada, ‘Canción de Hielo y Fuego’. Y además, no perder el ánimo en algunos capítulos en donde hay “poca acción”, pues son escenas que pese a ser algo densas, son necesarias para el transcurso de la trama.

El Reino del Norte, gobernado desde Invernalia por la Casa Stark (una de las familias protagonistas).

El Reino de la Montaña y el Valle, gobernado desde el Nido de Águilas por la Casa Arryn.

El Reino de las Islas y los Ríos, gobernado desde Harrenhal por la Casa Hoare.

El Reino de la Roca, gobernador desde la Roca Casterly por la Casa Lannister (una de las familias protagonistas).

El Reino del Dominio, gobernado desde Altojardín por Casa Tyrell.

El Reino de Dorne, gobernado desde Lanza del Sol por la Casa Nymeros Martell.

Diez momentos impactantes

1. La boda roja

Tercera temporada, episodio 9. Este es uno de los momentos más impactantes de la serie, el que llevó a muchos a reparar en la serie y prestarle atención. De un plumazo, los creadores de la serie acabaron con personajes tan relevantes como Robb Stark y Talisa Stark, la primera en morir, apuñalada varias veces en el vientre después de revelar que estaba embarazada.

2. La muerte de Jon Snow

Quinta temporada, episodio 10. El momento de mayor suspenso generado por la serie. Jon Snow, adorado por millones de fans, era salvajemente apuñalado por los que consideraba sus compañeros, quienes lo acusaban de traidor. Todos entonaron la misma frase antes de ajusticiarlo: "Por la guardia".

3. La muerte de Joffrey

Cuarta temporada, episodio 2. Si había una muerte deseada con ansia -sin contar la de Ramsay-, era la de Joffrey Baratheon. Y llegó en su propia boda con Margaery Tyrell. El joven brinda con vino, pero comienza a sangrar y vomitar mientras su madre lo ve agonizar. En su último suspiro, dirige su mirada llena de odio hacia Tyrion Lannister, que recoge la copa envenenada del suelo.

4. La batalla de los bastardos

Sexta temporada, episodio 9. Considerado uno de los mejores capítulos de la serie, siempre será recordado por esa batalla épica que tardó casi un mes en ser rodada y que requirió la presencia de centenares de extras y decenas de caballos. HBO demostró que la serie no tenía nada que envidiar a superproducciones cinematográficas en cuanto a espectacularidad y épica.

5. Ned Stark pierde la cabeza

Primera temporada, episodio 9. La primera gran sorpresa que dejó en shock a todos los seguidores de la serie llegó con la decapitación de Ned Stark por órdenes del malvado rey Joffrey. Ned reclamaba que los hijos de Cersei eran ilegítimos y no podían aspirar al Trono de Hierro. La resolución fue toda una declaración de intenciones: ningún personaje, por querido que fuera, estaba a salvo.

6. La caída de Viserion y el muro

Séptima temporada, episodio 7. La alianza entre Daenerys y Jon Snow se ha consumado y lideran a su ejército a hacer frente a los Lannister con ayuda de sus dragones, pero el Rey de la Noche, el villano supremo de la serie, logra abatir a uno de ellos, Viserion, y tras convertirlo en un caminante blanco, derriba el muro con fuego azul para adentrarse en Westeros por primera vez en siglos.

7. "¡Dracarys!"

Tercera temporada, episodio 4. Daenerys sorprende con su perfecto valyrio y provoca el delirio con su célebre "¡Dracarys!", la palabra con la que ordena a su dragón que se rebele y queme vivo a un líder de Astapor para liberar a los esclavos y convencerlos de que se unan a su causa. Ese momento de reivindicación feminista convirtió a Emilia Clarke en todo un referente de la cultura popular.

8. La noche de bodas de Sansa Stark

Quinta temporada, episodio 6. Se veía venir, pero la noche de bodas entre Sansa Stark, heredera al trono de Winterfell, y Ramsay Bolton se convirtió en toda una pesadilla para la joven, que acabó violada mientras Theon, que creció con ella, era testigo. La escena provocó un enorme debate sobre los límites de la televisión.

9. El paseo de la vergüenza

Quinta temporada, episodio 10. El paseo de la vergüenza de Cersei no contó con el cuerpo desnudo de Lena Headey, que prefirió centrarse en las emociones que debía transmitir su rostro. Castigada por adulterio e incesto, recorre desnuda las calles de Desembarco del Rey ante los insultos y el maltrato del vulgo. Pero tendrá su venganza más adelante, con la destrucción del Septo de Baelor.

10. El destrozo a Oberyn Martell

Cuarta temporada, episodio 8. Se había convertido en uno de los personajes favoritos del público, pero no pudo completar su misión al llegar a Desembarco del Rey: acabar con Gregor Clegane, alias "la Montaña", que violó y asesinó a su hermana. Estuvo cerca de abatir a su adversario, pero en un descuido, el gigante le estrujó los ojos y le reventó el cráneo.