Si Helenita Vargas tiene un doble, es Exson Danilo Marín, de ‘Yo me llamo’

Si Helenita Vargas tiene un doble, es Exson Danilo Marín, de ‘Yo me llamo’

Febrero 19, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Pelaéz | El País.

Exson Danilo Marín impresionó a los jurados de ‘Yo me Llamo’ con una voz que emula a la perfección la de Helenita Vargas. Así pasó del fútbol a los ‘realities’.

Exson Danilo Marín, el futbolista que marcó a Ronaldo Luiz Nazario de Lima en 1993, en el Suramericano Sub-17 Prejuvenil en Pereira, hoy imita a Helenita Vargas en la tercera edición del reality ‘Yo me Llamo’.Este campeón suramericano de fútbol, que jugó como lateral izquierdo, que podía patear con zurda o derecha, le hizo una gambeta al destino cuando después de ser rechazado por varios equipos por una lesión en el manguito rotador, les puso pecho a sus problemas cantando a todo pulmón las canciones de Helenita Vargas. Un show que le piden a diario y por el que hoy en día cobra hasta $300.000. Nacido el 22 de marzo de 1978, en Florencia, Caquetá, hijo de desplazados por la violencia, Exson fue descubierto en una cancha de Bellavista por Julio Valdivieso, directivo del Cali. “Él me trajo a los 11 años. Jugué en el Boca Juniors, el club me pagó el colegio, me dio estadía. Y jugué en la Selección Valle Infantil, Prejuvenil y Juvenil, en la Sub-21 Valle y en la Selección Colombia”, le contó a El País. Con esta última quedaron él, Jorge Bolaño, Ricardo Ciciliano y Luis Oliveros, entre otros, campeones suramericanos en 1993 y fueron al Mundial de Japón un año después. “Jugar fútbol en Japón fue tomar el cielo con las manos para un muchacho de 17 años que soñaba con ser un grande del balompié”. Lo que no se esperaban ni él ni sus compañeros era que implementaran la norma del saque de banda con el pie. “Fue el único mundial que se jugó así y yo tenía un saque de banda larguísimo. Eso nos perjudicó. En el Sudamericano le hicimos goles a Brasil, a Bolivia, a Chile, a Argentina con saque de banda, pero en el Mundial los europeos nos llevaron ventaja y nos eliminaron en la primera ronda”, cuenta con el sabor agridulce de un sueño inconcluso. Las dificultades no pararon. Mientras era titular en la Selección Valle, en el Boca era suplente, hasta que un personaje del equipo sentenció: “Mientras yo sea directivo del Boca usted no va a jugar profesionalmente”. Del Medellín compraron la mitad de su pase y se fue al equipo paisa; de ahí al Cúcuta, donde jugó dos años en la Primera B hasta que a sus 20 años se lesionó el hombro. “Estaba en un club donde no nos pagaban ni seguridad social, menos una cirugía”. Pidió en Florencia empleo como técnico, “pero tuve el rechazo total, me dieron la espalda”. O más bien, un puntapié.Pero la vida le tenía reservada otra sorpresa en Cali. Conoció a Margoth Ávila, el amor de su vida. “Yo no tenía ni una cobija, ella fue mi gran apoyo”. Cuando nació su primera hija, Exson entró a Laboratorios Baxter. En una tertulia lo escucharon cantar y lo recomendaron al director de una orquesta de los años 60. Gracias al talento que pulió siendo auxiliar en la Policía con Pipe Marulanda (hoy baterista de Paulina Rubio), Exson dejó aquel trabajo para vivir del canto.Cantó en un restaurante italiano del sur, en el Hotel Intercontinental y en Solsticio. Después, de sus amigos imitadores se le pegó esa pasión. Actualmente trova e imita voces y muestra cómo Shakira, Juanes o Ricardo Arjona cantan ‘Los pollitos dicen’. A Helenita Vargas comenzó a imitarla hace tres años. Una vez Exson se presentó ante la hija y las amigas de la cantante, quienes quedaron encantadas con el parecido de su voz y sus ademanes. Esa imitación se volvió cosa de cada ocho días, en casas de Pance, del Oeste y Ciudad Jardín. Hoy en día él, Margoth y sus tres hijos (Valeria, de 10 años, Matías, de 4, y Isabel, de 2) viven de los shows de imitación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad