Consejos para que los cambios de clima no afecten la piel de su cara

Consejos para que los cambios de clima no afecten la piel de su cara

Abril 27, 2018 - 08:20 p.m. Por:
Simón Castillo | Especial para El País

Con las variaciones climáticas que está viviendo Cali debemos tener especial cuidado con la atención que le brindamos a nuestra piel, ya que junto con el clima, las características que creíamos conocer sobre nuestra piel van variando.

Sucede que a algunos se les torna el cutis más seco, a otros más graso, o con tendencia al acné.

Simón Castillo, bloggero.

Simón Castillo, bloggero.

Especial para El País

Las principales alertas con las que hay que percatarse de una piel excesivamente seca, son las rojeces, piel tensa, y como es de esperarse, resequedades.

En el caso de las pieles grasas, el exceso de oleosidad al poco tiempo de haberse lavado la cara y el acné repetitivo son señales que gritan por un cambio en el skincare que estamos utilizando.

En la mañana y en la noche la cara debe ser lavada con un limpiador especial para las necesidades propias de la piel.

Los más recomendados para las pieles grasas son los limpiadores en gel que no contengan jabón y si es posible con agua termal como nutriente principal. Para las pieles secas es importante usar limpiadores ultrasuaves que no roben la hidratación de la piel.

Luego de esto, los tónicos son una clave infalible como paso anterior al hidratante, ya que preparan la piel y hacen que sus condiciones se normalicen sin llegar al extremo de la resequedad u oleosidad.

Al llegar al paso de la hidratación existe un mito del que vale la pena deshacerse, y es el de que las pieles grasas no necesitan de un hidratante. Esto es totalmente falso, ya que una piel con tendencia grasosa, al notar deshidratación, va a generar aún más grasa.

Para esta clase de cutis los más recomendados son los hidratantes livianos en gel, por supuesto, nada de aceites. En cambio, para las pieles secas, los aceites son el santo grial al igual que las cremas más densas.

Por último, pero ciertamente no menos importante: toda rutina de skincare debe culminar con un protector solar no menor a 50 spf. Su uso previene manchas en el rostro, marcas de la edad y el cáncer de piel.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad