Madonna, el nombre de una revolución que le cambió el rumbo al pop

Madonna, el nombre de una revolución que le cambió el rumbo al pop

Agosto 26, 2018 - 07:50 a.m. Por:
Redacción de El País
Madonna, cantante estadounidense 04

"Sé que la mayoría me imaginan caminando por la casa en pantalones ajustados con un látigo en la mano. Piensan que como hombres para desayunar y luego mando a mi chófer con la limusina para que recoja nuevos chicos y chicas de la calle y me los traiga. Incluso los hombres exitosos e inteligentes se asustan de mí", dijo Madonna durante una entrevista.

Foto: Agencia EFE

En 2016 Billboard la nombró la mujer del año. Fue un reconocimiento no solo hecho a su carrera como artista, sino a una lucha individual que también se ha convertido en un reclamo colectivo: a su derecho a ser mujer, sin ser señalada, sin ser censurada, sin ser convertida en un objeto, sin ser violada.

“Gracias por reconocer mi capacidad para sobrellevar 34 años de carrera en medio de un sexismo flagrante, misoginia y abusos constantes”, dijo en el discurso en el que recibió el homenaje. No era poco. Madonna es probablemente uno de los íconos culturales de finales del siglo XX más visibles del mundo occidental, y también, una mujer que ha tenido que sobreponerse a casi todas las formas de las violencias contra ellas.
Los hechos son conocidos: llegó a New York desde Michigan con 35 dólares en la bolsa y empezó a trabajar como mesera en un Dunkin Donuts. Era el año de 1978, el año mismo en que, en una terraza del edificio en donde vivía, fue violada por un hombre que le puso un cuchillo en el cuello.

“Luego, llegué a encontrar mi apartamento tantas veces robado, que decidí un día no volver a cerrarlo con llave”, ha dicho en varias entrevistas.

Para 1990 Madonna era ya una estrella. Ese año lanzó un disco con sus grandes éxitos que vendió más de 25 millones de copias y, aún hoy, es el compilatorio más vendido de la historia. El mundo había conocido ‘Like a virgin’, ‘Material girl’, ‘Borderline’, ‘Lucky star’; la rubia se había casado y divorciado con Sean Penn; luego publicó ‘Like a prayer’, ‘La isla bonita’, ‘Vogue’. Ya hacía lo que en 1982 había dicho que quería hacer: ya dominaba el mundo.

Pero 1992 significó para su carrera y para ella misma una conmoción que no esperaba. El 2 de octubre de ese año lanzó su quinto álbum de estudio, titulado ‘Erotica’ y acompañado del videoclip del mismo título y el libro de fotografías ‘Sex’.

Entonces el mundo se vino encima: el álbum era demasiado provocador para la época. En el videoclip de ‘Erotica’, Madonna aparece vestida con traje de cuero y pueden verse imágenes de sadomasoquismo, fetichismo, homosexualidad de ambos géneros, travestismo, sexo interracial, tríos, orgías...

Los medios estadounidenses y europeos, que la aclamaban meses antes, se fueron en su contra. MTV sacó el video inmediatamente de su parrilla y solo lo ha emitido entero 3 veces desde entonces, siempre después de medianoche.

“Recuerdo verme en las portadas de todas las revistas y periódicos. Todo lo que leía era dañino. Me convertí en una puta y una bruja. Un titular me comparó con Satán. En aquel momento Prince enseñaba el culo y llevaba medias de rejilla. Pero él era un hombre. Fue el primer momento en que me di cuenta que las mujeres no tenemos la misma libertad que ellos. Me quedé paralizada y me llevó mucho tiempo recuperarme y seguir adelante no solo con mi carrera sino también con mi vida”, dijo en su discurso de 2016, recordando que en 1992 y durante varios años fue denostada por lo que no es más que un acto de libertad: asumir su sexualidad, sus deseos y pasiones sin vergüenza y, sobre todo, sin permiso de los hombres.

‘Erotica’, el disco que le valió la guerra del establecimiento cultural de la época, se convirtió sin embargo, con el tiempo, en su declaración de principios. “En este mundo puedes vestirte como una prostituta pero no eres dueña de ti misma”, dijo en su discurso de 2016, y agregó que ella no haría eso, que ella era dueña de ella misma, y “cada palabra de desprecio me ha hecho más fuerte”.

Lea además: Madonna, 60 años de la reina que cambió la reglas del pop

Madonna cumple sus 59 años.
Madonna en letras

1. Ray of Light (1998).

Para muchos su obra maestra y su resurgimiento de la mano de William Orbit. Tras tomar clases de canto para ‘Evita’ y tener a su hija Lourdes María, la cantante retomaba su carrera y lo hacía con un sonido mucho más bailable y muy pop, y, además, se sumergía en un mundo nuevo para ella, la electrónica, con cortes como ‘Drowned World/Substitute for Love’, ‘Nothing Really Matters’, ‘Frozen’ o ‘The Power of Good-Bye’.

2. Confessions On A Dance Floor (2005)

Con este trabajo Madonna volvía a las pistas de baile. Fue un particular homenaje al dance y a la música disco de los años setenta y ochenta, ‘sampleando’ a ABBA, Donna Summer, Pet Shop Boys, Bee Gees y Depeche Mode, que desembocaría en una de las mejores giras de su carrera, el ‘Confessions Tour’.

3. Like a Prayer (1989)

Piezas como ‘Express Yourself’ o ‘Like a Prayer’, imprescindibles en su carrera y en sus conciertos, y otras como "Oh Father’ o ‘Cherish‘ lo dicen todo. Este fue un trabajo revolucionario, en el que la “ambición rubia” sorprendía a sus fans con melena rizada y morena. Contó con Stephen Bray, Patrick Leonard y Prince, incorporando sonidos como el dance, góspel y soul, y mostrando ese interés por el tema religioso que la ha seguido persiguiendo.

4. Madonna (1983)

Su álbum de debut y con el que saltaba de golpe al estrellato. Canciones como ‘Holiday’, con la que desde entonces suele cerrar sus giras; ‘Borderline’, a la que ella misma ha versionado y dado cien vueltas en sus conciertos, o ‘Lucky Star’ y ‘Burning Up’, son piezas con las que la reina iniciaba su ascenso al trono de la mano de John ‘Jellybean’ Benitez y Stephen Bray.

5. Music (2000)

Mostrando la plenitud de su segundo embarazo en el vídeo de ‘Music’, Madonna presentaba así su octavo álbum de estudio y repetía con colaboradores como Mirwais Ahmadzaï y William Orbit, dando forma a un disco calificado como de electropop y en el que coqueteaba con el country con ‘Don't Tell Me’, hacía una versión en español de ‘What It Feels Like for a Girl’, se mostraba como una geisha en ‘Paradise (Not for Me)’ y sorprendía con ‘Amazing’ y ‘Nobody's Perfect’.

6. Erótica (1992)

Convertida en la reina del sexo gracias al libro de fotos eróticas ‘Sex’, censurado en librerías y ahora pieza de coleccionista, Madonna lanzaba con él su propio sello (Maverick Records), se mostraba desnuda por dentro y por fuera en este trabajo y daba a conocer a su alter ego Mistress Dita. Una versión de ‘Fever’ y cortes como ‘Deeper and Deeper’, ‘Rain’, ‘Why's It So Hard’ o ‘In This Life’ se hacían imprescindibles en su repertorio.

7. Rebel Heart (2015)

Para muchos un fracaso, para otros un éxito, lo que está claro es que es un disco que no ha dejado indiferente a nadie y que en su versión más extendida escondía lo mejor del álbum. Diplo, Avicii y Kanye West fueron sus colaboradores más estrechos y canciones como "Beautiful Scars" o "Addicted", que formaban parte de un segundo CD, eran de lo mejorcito. En el álbum, uno de los más eclécticos de su carrera, hay pop, house, reggae, góspel... y grandes temas como ‘Rebel Heart’, ‘Living for Love’ o ‘Ghosttown’.

8. True Blue (1986)

Si por algo pasará a la historia este disco es por contener uno de los mejores temas de Madonna, ‘Open Your Heart’, además de ‘Papa Don't Preach’ o ‘Live to Tell’, y por supuesto ‘La isla bonita’, en la que por primera vez mostraba su admiración por lo español y el flamenco. Para la producción contó con Stephen Bray y Patrick Leonard.

9. American Life (2003)

En plena Guerra del Golfo y con el mundo en pie con su "No a la guerra", Madonna se vestía de militar y se rodeaba de banderas para el vídeo de presentación de ‘American Life’, finalmente censurado. Se publicaron singles tan dispares como ‘Hollywood’, ‘Nothing Fails’ y ‘Love Profusion’. El disco no fue un éxito, pero ella siempre lo ha defendido a capa y espada.

10. Hard Candy (2008)

Madonna celebraba su 50 cumpleaños y entraba en la madurez con ‘Hard Candy’, un disco que presentaba en directo con la doble gira ‘Sticky & Sweet Tour’, que abría, para que no hubiera la menor duda, sentada en un enorme trono. Producido por el rapero Timbaland y el cantante Justin Timberlake, con quien grabó a dúo ‘4 Minutes’, era un trabajo muy urbano con temas como ‘Candy Shop’, ‘Give it 2 Me’ o ‘Miles Away’, una de sus mejores canciones.

Lea además: Madonna, 60 años de la reina que cambió la reglas del pop

Madonna, cantante estadounidense 01
Seis momentos

1. ‘La chica mala’

Los premios MTV sacaron la casa por la ventana al lanzar sus primeros premios para videos musicales en el 84 con un espectáculo de Madonna. En esa actuación, la estrella pop apareció en el escenario sobre una enorme torta de bodas cantando ‘Like a Virgin’. Estaba descalza y usaba un traje de novia muy sexy con un cinturón que decía: ‘Juguete para niño’. Mientras interpretó el tema, la cantante se contorsionó por el suelo dejando ver su atrevida ropa interior. Así quedó grabada su reputación de chica mala, que continuó afinando en cada una de sus producciones.

2. Escándalo religioso

El tema ‘Like a Prayer’ provocó un escándalo en 1989 con un video difundido en MTV, amplificado por el hecho de que Pepsi lo usó con fines publicitarios. Alternando imágenes con clara connotación sexual y religiosas, se ve a Madonna hacer el amor con la estatua de un santo negro que cobra vida y baila frente a las cruces en llamas, símbolo del movimiento del Ku Klux Klan. El Vaticano protestó y Pepsi renunció bajo presión a su campaña publicitaria con la cantante.

3. Giras únicas

Las giras de esta reina del pop fueron otro de sus puntos más escandalosos, su gira ‘Blond Ambition’ en 1990 fue sumamente atrevida con su celebración del sexo y, junto con los bailarines, de la homosexualidad, bastante menos aceptada en ese momento. Las coreografías incluían movimientos y gestos como de masturbación con Madonna mientras ella cantaba ‘Like a Prayer’, una escena que llevó incluso a la policía de Toronto, en Canadá, a advertirle que podía ser arrestada, lo que la llevó a desistir. Fue durante esta misma gira que Madonna adoptó los corpiños cónicos diseñados por Jean-Paul Gaultier y que a menudo se asocian a su imagen.

4. Un gran récord

Pero para la reina del pop no era suficiente lo logrado. Volvió a ponerse en el centro de las críticas y las miradas con el video del tema ‘Justify My Love’. Tanto que canales de música se negaron a transmitir el video que acompañaba el tema. En este se representan prácticas como la esclavitud y otras en un hotel. Los actores confesaron más tarde que la línea entre el espectáculo y la realidad había sido muy tenue durante el rodaje. La polémica llevó a que la cantante y el video de ‘Justify My Love’ batieran récords de ventas, antes de la aparición de plataformas como YouTube.

5. Un libro sexual

Otro de sus momentos fue la publicación de su libro ‘Sex’. Esta contiene imágenes de la cantante en posiciones sugerentes. El libro fue un éxito de ventas, pero eclipsó un poco el disco ‘Erótica’ lanzado simultáneamente. Madonna ha dicho en varias ocasiones que no se arrepiente de haber sacado este libro. Algunos aseguran que 'Sex' fue el preámbulo de la exposición de pornografía.

6. Feminista

En los últimos tiempos Madonna ha acentuado más su perfil feminista. “Gracias por reconocer mi capacidad para continuar mi carrera durante 34 años frente a una flagrante misoginia, sexismo, acoso constante y abuso incesante”, dijo en diciembre de 2016, al recibir el premio a la Mujer del Año de Billboard. Y fue a comienzos de 2017 que, sorpresivamente, participó en la Marcha de las Mujeres de Washington, una histórica y multitudinaria manifestación feminista en la que atacó las ideas machistas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Madonna, cantante estadounidense 03

Lea además: Madonna, 60 años de la reina que cambió la reglas del pop

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad