La historia de la modelo víctima de ataque con ácido que deslumbró en Nueva York

La historia de la modelo víctima de ataque con ácido que deslumbró en Nueva York

Septiembre 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Reshma Quershi demostró en la Semana de la Moda de Nueva York que la belleza es subjetiva.

[[nid:575081;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/000_fz4ma.jpg;full;{Reshma Qureshi, una joven india que sufrió ataque con ácido, ha sido una de las pasarelas más esperadas en la semana de la moda en Nueva York. La joven de tan solo 19 años se ha convertido en la cara de la 'fortaleza' llevando un mensaje de rechazo a la sociedad sobre estos ataques. Video: Elpais.com.co / AFP}]]

La Semana de la Moda de Nueva York (NYFW) siempre es noticia segura. Esta vez no fue un diseño lo que acaparó  los titulares de la prensa internacional.

Reshma Quershi, una joven india de 19 años abrió  la pasarela con paso lento pero seguro y sus manos apoyadas en la cintura mientras el público aplaudía su presencia.

Reshma no es una modelo convencional que salió por primera vez de su Bombay natal para conquistar la capital del mundo. No.  Reshma es la sobreviviente a un ataque con ácido que ahora se ha convertido en un referente mundial en contra del maltrato  a las mujeres.

 Fue convidada a desfilar por el colectivo de jóvenes creadores italianos FTL Moda, del que se habla con frecuencia en las últimas temporadas más por la elección de sus modelos que por su ropa. Lució un vestido blanco manga larga de Archana Kochhar, con estampados. 

“Me siento muy bien de desfilar en NYFW porque siento que no sólo lo estoy haciendo por mí. Siento que estoy haciendo esto por todas las víctimas que han sobrevivido a un ataque con ácido y quiero que encuentren la confianza que se necesita”, comentó la modelo durante el backstage del desfile. 

Hace un año, el colectivo había hecho desfilar a una joven australiana con síndrome de Down, Madeline Stuart, así como a una vendedora de automóviles de Nueva Jersey, Rebekah Marine, nacida sin un antebrazo.

 Esta primera jornada oficial de la Semana de la Moda ya había tomado un tono definidamente militante más temprano con el desfile de Johny Dar. El artista estadounidense presentó una colección bautizada ‘Jeans for Refugees’, de 100 jeans donados por otras tantas celebridades y decorados por él, cuyo producto de ventas irá a la ONG Comité Internacional de Rescate (IRC).

Sin embargo, la historia de Reshma se convirtió rápidamente en tendencia. Fue rociada con ácido en 2014 por su cuñado, quien motivado por sus familiares y amigos la culpaba de que su hermana lo hubiera dejado. 

 Como consecuencia del ataque, perdió el ojo izquierdo. El derecho lo tiene parcialmente cerrado y sufre constantes infecciones, además del visible desfiguramiento de su rostro. Necesitó cirugía para reparar los músculos alrededor de la boca y padeció durante meses graves y dolorosas quemaduras. En la actualidad  continúa con el tratamiento. 

 Aunque al ver las consecuencias de su ataque pensó en suicidarse, como el ave fénix resurgió de las cenizas y se unió a una de las tendencias más populares en redes sociales: los videos tutoriales sobre maquillaje.

Además, como parte de su activismo se unió  a la organización Make Love Not Scars (haz el amor, no cicatrices, en español), una plataforma que apoya a las víctimas de este tipo de ataques, de violaciones y de  todo tipo de  violencia de género, pagando sus tratamientos y ofreciendo apoyo psicológico y laboral. 

Sus batallasen las redes La historia de Reshma  se hizó publica tras los vídeos  en los que no solo muestra cómo maquilla su rostro, sino que también aprovecha para que la gente participe en la campaña de recogida de firmas #EndAcidSale, una iniciativa que tiene el objetivo de impedir la venta de ácido de forma libre en la India. El diario británico Daily Mail  informó que el tribunal supremo de Justicia indio ha ordenado que las víctimas de estos ataques machistas tienen derecho a una indemnización de 100.000 rupias (menos de US$2.000) que se deben entregar dentro de las dos primeras semanas siguientes al ataque. Es un adelanto de la indemnización total que debe tener la víctima, de 300.000 rupias (US$ 4000). El problema consiste en que, en la gran mayoría de los casos, la ley no se cumple. Cinco meses después, Reshma no había recibido una sola rupia. Según la ONG Stop Acid Attacks no se conoce ningún caso en que la víctima haya recibido el adelanto. Anteriormente los responsables de FTL Moda,   sociedad que  intenta desafiar los cánones de la belleza establecidos por la industria de la moda, invitaron a participar a la modelo Winnie Harlow, quien sufre de vitiligo.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad