La exposición especial del Museo Caliwood para celebrar sus seis años

La exposición especial del Museo Caliwood para celebrar sus seis años

Octubre 31, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Yefferson Ospina / Reportero de El País 
Museo Caliwood en el oeste de Cali.

Museo Caliwood en el oeste de Cali.

Bernardo Peña / El País

Una colección de las fotografías originales del rodaje de la película ‘María’, primer largometraje de ficción realizado en Colombia; la cámara de cine original de Andrés Caicedo y también la de Carlos Mayolo; la linterna mágica de Fernell Franco, 200 proyectores de cine, 100 filmadoras. 220 afiches originales de películas colombianas, son solo algunos de los tesoros que se pueden encontrar en el museo de la cinematografía Caliwood, que hoy cumple seis años de estar abierto al público.

Y para celebrar este aniversario, el museo inaugura hoy la exposición denominada ‘Los juegos ópticos’, en la que los visitantes podrán conocer y jugar con 30 de los aparatos más fascinantes que tiene el museo, entre los que se incluyen varias linternas mágicas, un radioptican, un pictograph y un radiotipo.

“Es una exposición que busca mostrarle al público todos estos objetos que hicieron parte de lo que denominamos el precine, es decir, todos aquellos aparatos que permitían juegos de imágenes anteriores al cine”, dice Hugo Suárez, director y fundador del Caliwood.

La visita a la exposición incluye, como toda que se haga al museo, además del recorrido por toda la colección, una proyección en la sala de varias películas de mediados del siglo XX realizada con proyectores de la época.

Proyector del museo Caliwood

Imagen de la colección de proyectores caseros que tiene el museo, la mayor parte donada o comprada en Estados Unidos.

Bernardo Peña / El País

Un hito

Desde que abrió las puertas al público, el 1 de noviembre de 2012, el museo de la cinematografía Caliwood se ha convertido en un hito cultural para la ciudad, con una colección que permite recorrer la historia de la imagen, tanto fotográfica como cinematográfica, desde 1850.

Era probable que hace seis años, cuando Hugo Suárez Fiat se decidió a abrir las puertas al público de un museo que venía imaginando y concibiendo desde 2003, no pensara que el Caliwood se convertiría en un lugar de peregrinación para los amantes del cine.

Museo Caliwood

Caliwood en Cali

Bernardo Peña / El País

No tenía por qué imaginarlo así, si se tiene en cuenta que el origen de este museo es una milagrosa casualidad que tuvo lugar en 2003, en los alrededores del ya desaparecido Teatro Asturias, en el barrio Bretaña.

Atrás de ese teatro existe un taller de automóviles en donde Hugo Suárez tenía un Ford del 49 en reparación. Y allí, frente a su Ford, fue donde vio por primera vez el proyector de cine de 1932 que había hecho parte del Teatro Asturias, y antes del Teatro Jorge Isaacs, y que estaba siendo descartado por su dueño luego de la decadencia del teatro.

“Yo vi ese aparato frente a mi carro y me enamoré de él. De inmediato decidí comprarlo y llevarlo a mi casa para ponerlo en la sala de mi apartamento. Pero mi esposa no me dejó, me decía que estaba loco, que en el apartamento no cabía, así que lo guardé en el parqueadero, lo restauré y luego lo puse en mi oficina”, dice Hugo, que además es abogado de profesión y, también, coleccionista de carros.

Lo que no supo Hugo cuando decidió llevar el gigante proyector de 35 m.m. a su oficina, en el centro de Cali, es que ese era el germen de lo que había de convertirse en uno de los museos más interesantes y originales que tiene Cali.

Sí, porque si hay un palabra que pueda definir al Caliwood es esa: originalidad.

En el museo pueden encontrarse tesoros únicos, como la cámara fotográfica más grande del mundo, así como una cámara que usó el actor y director estadounidense Jerry Lewis para filmar ‘El día que el payaso lloró’, película que no pudo terminar, o la colección original de la foto-fija de la película ‘María’, que fue rodada en el Valle del Cauca y se convirtió en el primer largometraje de ficción realizado en Colombia. La colección fue donada por Carmen Suárez de Lamprea.

También tiene una colección de pequeños proyectores caseros de cine, la mayoría fabricados en Estados Unidos, y de proyectores de fabricación francesa.

“La colección del museo, además, está creciendo en forma exponencial y ahora con la llegada del sexto aniversario estamos muy animados pues este lunes pasado arribó, por correo, una colección de aparatos muy emblemáticos y significativos que nos enviaron, a título de donación, desde Lenox, Massachusetts, en los Estados Unidos. Entre los equipos vino una cámara marca Western de 1897, fabricada en Rochester, Nueva York, con cuerpo de madera, que nunca habíamos visto o referenciado”, agrega Hugo Suárez.

Seis años de un lugar que alberga un fragmento de la historia general del cine, de ese arte que para Cali ha sido, también, una de sus mayores fuentes de placer.

Imperdible

En el Caliwood se puede ver el proyector de cine que fue usado por el Teatro Aristi y que se recuperó cuando el teatro iba a ser demolido. Es un proyector del año de 1952, con el que se inauguró el teatro ese mismo año. También puede verse el proyector de vidrio que perteneció a Fernell Franco, que usaba para hacer aproximaciones a las fotos y que es uno de los aparatos más sofisticados que pueden encontrarse en el museo. Cada persona que visita el Museo Caliwood, además, tiene la oportunidad de asistir a una proyección cinematográfica con equipos antiguos en celuloide, en un pequeño teatro que tiene el Museo. En esta proyección se presentan películas desde 1920 hasta 1960, entre las que se destaca una cinta de las manifestaciones en la Plaza de Cayzedo, el día en que cayó del  poder Gustavo Rojas Pinilla.

Visitas

El Museo ofrece visitas guiadas, en español e inglés; además, Caliwood es la primera entidad museológica del país en contar con audioguías.
Las audioguías digitales inalámbricas permiten a los visitantes desplazarse cómodamente por el espacio a la vez que realizan el recorrido mientras el dispositivo les cuenta anécdotas sobre los diferentes objetos que se exhiben en las salas del Museo.

El Caliwood se ha convertido, además, en un referente museográfico a nivel internacional, visitado por estudiosos del cine que provienen de países como Francia, Alemania, Estados Unidos o Italia.

El tiempo del recorrido de una visita tiene una duración que oscila entre la hora y las 3 horas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad