El encanto de Guillermina y Candelario triunfó en los India Catalina

Escuchar este artículo

El encanto de Guillermina y Candelario triunfó en los India Catalina

Marzo 30, 2021 - 11:55 p. m. Por:
 Susana Serrano A. reportera de El País
Guillermina y Candelario

La serie ‘Guillermina y Candelario’, de las hermanas caleñas Maritza y Marcela Rincón, ganó el India Catalina a Mejor programa de animación.

Especial para El País

as caleñas Marcela y Maritza Rincón tuvieron una niñez muy ligada al Pacífico, a sus comunidades y sus procesos educativos, lo que permitió que desde niñas, pudieran ver y adentrarse en esa realidad y ese universo.

Por eso, cuando empezaron a hacer proyectos audiovisuales, con su productora Fosfenos, las temáticas siempre versaban sobre la cultura afro y del Pacífico, porque era lo que les interesaba.

No pensaban que, abordando esas temáticas, generaran un cambio social y ganaran dos India Catalina, uno de ellos en la categorías de Mejor programa de inclusión social, y el más reciente por Mejor producción audiovisual de animación.

Ellas, simplemente, hace 12 años, tuvieron la idea de un programa titulado ‘Las historias del abuelo’, en el que, como su nombre lo sugiere, un abuelo del Pacífico le contaba historias a sus nietos: Guillermina y Candelario.

Puede leer: Telepacífico logró tres Premios India Catalina con 'Zapata, el gran putas'

Los nietos terminaron robándose el show, primero, porque las hermanas Rincón querían “darle la palabra a los niños” y así permitir que ellos se identificaran con el contenido del programa. Y también para poder jugar, en la narrativa, con la idea de lo simple, porque “la vida cotidiana se puede volver una gran aventura, en los ojos de un niño”, explica Maritza.

Tiempo después, cuando el programa había llegado a Brasil y había ganado su primer India Catalina, las hermanas comprendieron, con sorpresa, que su proyecto, que a su parecer contaba una historia aparentemente sencilla, tenía algo muy especial y único en Colombia y toda Latinoamérica: sus protagonistas eran afro.

“Nos dimos cuenta que no había programas para niños, protagonizados por niños afro. Y todo lo que a nosotras nos interesaba contar, no era algo que sucediera solo en Colombia y también hacía falta (abordarlo) en otros países. Creo que ahí fue que empezamos a entender la trascendencia del proyecto, viéndole un alcance y un potencial que fuimos percibiendo en el camino”, cuenta Marcela, directora de contenido de la serie.

Las hermanas trataron de llegar con su contenido a otras plataformas y otros públicos y crearon una página web interactiva y diversos e-books, mientras continuaban con la serie infantil que este año, con su quinta temporada, cumple 10 años al aire.

hermanas Rincón

Las hermanas Rincón, con su productora Fosfenos, han podido dar voz a la comunidad afro.

especial de Fosfenos Media

Para Marcela la continuidad del programa, tras tantos años, se debe a varios factores, pero en especial, por el hecho de que “aún no hay programas que aborden las temáticas como nosotras y si Guillermina y Candelario no están, ¿quién va a seguir hablando de esto? Al final uno siente una responsabilidad enorme, un compromiso, porque el proyecto ha puesto su granito de arena en los niños y en lo que ha significado para ellos la capacidad de entendernos un poquito más diversos”.

Para Marcela ‘Guillermina y Candelario’ no solo han brindado un espacio para la visibilización de la cultura afro, sino que también han permitido que muchos niños que crecieron viendo la serie, queriendo a los personajes y aprendiendo de sus historias, tengan una mayor sensibilidad sobre su realidad de país diverso.

“De alguna manera (el programa) ha generado esa reflexión en los niños, de poder conocerse y entender que hay niños de diversas culturas, que hacen parte del mismo país. Ese proceso de reconocerse en esas diferencias, me ha parecido un aporte que hemos logrado con Guille y Cande”, dice.

Además, a lo largo de las temporadas, la series e ha vuelto más intercultural, haciendo que a la vida de Guillermina y Candelario lleguen personajes mestizos e indígenas, comunidades que también hacen parte de la zona Pacífica y que igualmente enriquecen la cultura del lugar.

La llegada de estos personajes y la creación de las temáticas de cada temporada y cada capítulo, se crean luego de un arduo trabajo de investigación y sobre todo, después de un diálogo con los niños, la audiencia, los profesores, y los expertos en ciertas temáticas de las comunidades de esos territores. Esto es posible, aclara Maritza, porque entre cada temporada hay mucho tiempo.

Recuerda Maritza un capítulo en particular de la quinta temporada llamado ‘10 años’, en el cual narran el cumpleaños de Candelario, haciendo, a su vez, un guiño al cumpleaños número diez de la serie.
Pero el capítulo era importante, porque giraba en torno a una temática que les habían pedido hace mucho tiempo los niños y niñas. “De hecho, “la niña que hacía la voz de Guillermina, siempre pidió un capítulo en el que le celebraran el cumpleaños a los niños”, aclara Maritza.

Así, la serie ha abordado diversas temáticas: leyendas o a personajes tradicionales del Pacífico; la primera vez de los niños montando bicicleta o yendo al colegio; la identidad cultural; la muerte o el conflicto armado en Colombia, desde la perspectiva de los niños. Pero siempre con “el espíritu de contar historias que trasciendan al entretenimiento, porque nos interesa ser profundos en nuestros contenidos. Eso es lo que siempre queremos hacer, sin importar la historia que contemos”, aclara Marcela.

Semillero en Cali

Marcela y Maritza reciben este segundo India Catalina con toda la alegría y todo el amor. Para ellas el galardón significa un respiro y un impulso para continuar con Guillermina y Candelario y producir, si se puede, nuevas temporadas.

Maritza igualmente quiere resaltar lo que “injustamente ha hecho Fosfenos Media (la productora que tiene ella con su hermana) en Cali”, haciendo crecer el semillero de la pequeña industria de la animación, que se empieza a crear en la ciudad.

Para ella ‘Guillermina y Candelario’ se convirtió en una escuela-semillero de animadores en Cali, ya que las personas que de alguna manera han formado parte del equipo de trabajo de la serie, hoy en día están en otros proyectos animados o tienen empresas de animación

‘Guillermina y Candelario’ nunca han sido nominados a Mejor programa infantil de los India Catalina, pese a ser una serie infantil.

Guillermina y Candelario se emite en la parrilla del canal público y educativo Señal Colombia y está disponible en RTVCPlay, la plataforma de entretenimiento gratuito del Sistema de Medios Públicos RTVC, donde también se encuentra ‘La maleta de Guillermina y Candelario’, una selección de 20 capítulos que se convierten en contenido educativo incluyente para que docentes y cuidadores lo utilicen en su trabajo de enseñanza.

Con los contenidos de esta ‘maleta’ los niños aprenden sobre la diversidad cultural del país, el autorreconocimiento y la reafirmación étnica de la mano de unos personajes que ya hacen parte del ADN colombiano: Guillermina y Candelario.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS