Édgar Ramírez revela detalles de la serie sobre el crimen de Gianni Versace

Escuchar este artículo

Édgar Ramírez revela detalles de la serie sobre el crimen de Gianni Versace

Enero 17, 2018 - 11:45 p. m. Por:
Colprensa
Gianni Versace

Hoy se estrena la serie sobre la vida y tragedia del genio de la moda Versace. Édgar Ramírez y Ricky Martin, unidos.

Cortesía para El País

Doce kilos tuvo que subir el actor venezolano Édgar Ramírez para poder interpretar a Gianni Versace, en la nueva serie que el canal FX estrenará hoy a las 10:00 p.m. ‘El asesinato de Versace: American Crime Story’.

Con el sello de Ryan Murphy, se encuentran actores como la española Penélope Cruz y el retorno a la actuación de Ricky Martin, además de Darren Criss. Ramírez, quien protagonizó hace algunos años la película colombiana ‘Saluda al diablo de mi parte’, tiene un largo recorrido en el cine internacional, en producciones como ‘La chica del tren’.

Compuesta por nueve episodios de una hora, la serie está basada en el libro ‘Vulgar Favors: Andrew Cunanan, Gianni Versace and the Largest Failed Manhunt in the Us History’, de Maureen Orth, la escritora y corresponsal especial de la revista Vanity Fair.

Lea también: 'Cuatro razones para ver la miniserie sobre la vida y muerte de Gianni Versace'.

La investigación de Orth, se compuso de más de 400 entrevistas y las perspectivas de miles de páginas de informes policiales. A partir de materiales y testimonios verídicos, la periodista cuenta la historia completa del asesino del modisto, sus víctimas involuntarias, y el mundo adinerado y hedonista en el que vivían y morían.

También es un interesante examen sobre la homofobia cultural y los prejuicios, los cuales retrasaron la búsqueda del asesino del diseñador italiano por las fuerzas de seguridad, así como la singular relación de Versace con su hermana y musa Donatella.

"Él era un artesano, mucho más italiano de lo que la gente pueda imaginar, muy familiar, disciplinado, se acostaba temprano y se levantaba temprano",
Édgar Ramírez,
actor que interpreta a Versace.

El 15 de julio de 1997, Versace salió como lo hacía regularmente al News Cafe de Miami Beach. De regreso a su casa, mientras se encontraba abriendo la puerta principal de la mansión, Andrew Cunanan, un psicópata que se había obsesionado con el diseñador después de conocerlo años atrás, se acercó a Versace, le disparó y le causó la muerte.

Un relato fascinante del submundo homosexual de la década de 1990 y de un psicópata atormentado por sus ambiciones, sus crímenes y los misterios que dejó en el camino al quitarse la vida. Hablamos con Édgar Ramírez sobre lo que significa para él representar al genio de la moda italiana.

¿Alguna vez pensó en interpretar a un personaje como Versace?
Nunca se me pasó por la cabeza. En realidad me costó un poco pero Ryan (director) fue muy persistente. Necesité que el director me lo hiciera ver, porque no me imaginaba interpretar a Gianni Versace.

Un gran parecido físico con Versace...

No quiero decir que el parecido es deslumbrante, pero lo hay. Ryan me mostró fotos de Gianni y las comparó conmigo, más allá de las prótesis y la peluca, el parecido está en la estructura ósea y todo eso.

¿Cómo fue el trabajo actoral?

No soy el tipo de actor que necesita ser llamado por el nombre del personaje. Me meto profundamente en el proceso, pero no de esa manera. La forma en que el personaje se queda en mí es algo más orgánico y más caótico que algo planeado o diseñado.

La serie la terminamos en diciembre y muchas de las preguntas todavía las estoy averiguando. Fue en sus lazos familiares donde encontré la conexión más cercana al personaje, era el centro de lo que era como persona.

Gianni Versace

Gianni Versace junto a su hermana Donatella y Robbie Williams en un desfile en el año 1996. Versace fue asesinado el 15 de julio de 1997, en Miami.

Cortesía para El País

¿Qué pensaba de Versace antes de personificarlo?

Muchas personas cuando pensamos en la casa de Versace, pensamos en la mística y lo que él creó. Pensamos en las fiestas y en el lujo, la exuberancia y el hedonismo. Él era mucho más íntimo, tranquilo y privado de lo que las personas lograrían imaginar.

Fue interesante conocerlo más allá del exceso y la riqueza, ver sus influencias y sus orígenes en el sur de Italia, en Reggio Calabria, donde creció rodeado de ruinas del Imperio Romano y eso lo inspiró para interpretar el mundo con su explosión del color, entre la pasión por la sexualidad y el glamour.

¿Cómo fue descubrir esa relación entre sexualidad y glamour en
Versace?


Fue algo que nadie había hecho a escala global de la forma en que lo hizo. Básicamente entendió y tomó la sexualidad de los años 70, junto con su decadencia, y la mezcló con la opulencia de los 80 y todos se volvieron locos en los 90.

Gran parte del mundo, la sociedad y la cultura en la que vivimos ahora, para bien o para mal, fue moldeada por la influencia de Gianni. Fue el primero en ser diseñador de celebridades a escala mundial y se transformó en una de ellas.

Él era un artesano, mucho más italiano de lo que la gente pueda imaginar, muy familiar, disciplinado, se acostaba y se levantaba temprano, lo que era una contradicción interesante porque estaba fascinado por la belleza y la exuberancia, pero como fuente de inspiración quería tener todas estas grandes fiestas, como los emperadores romanos las solían tener hace algunos años.

¿Qué le sorprendió de este gran personaje?


Lo que ocurría en realidad, detrás de las puertas de su casa, pocos lo saben en realidad, porque era una persona muy íntima, privada, discreto y sutil de lo que la gente podría imaginar, aunque la sexualidad y el deseo siempre estuvieron ahí.

¿Cómo fue el trabajo con Ricky Martin?

Fue muy orgánico con todos. Entramos en este proyecto con el mayor respeto, porque de una manera u otra todos estamos vinculados a la casa de Versace, por la cultura que crearon y queríamos ser respetuosos, queríamos contar también una historia de amor que es una gran parte del proyecto y de su vida. Es una historia que tiene mucho de tragedia griega.

La última pregunta

Usted ha interpretado a varios personajes de la vida real. ¿Es esto más difícil?

He retratado personajes de la vida real, en algunos casos héroes para algunas personas, pero siempre teniendo claro que es una recreación de lo que pudo ser su vida real, es más una pintura que una fotografía. Lo que intentas capturar es la esencia de esos personajes e intentas generar tanta empatía como sea posible. Pero al final no se trata de imitar, porque con una vida es imposible de hacer esto.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad