Una charla con Juliana Muñoz, autora del libro 'Los últimos días de hambre'

Una charla con Juliana Muñoz, autora del libro 'Los últimos días de hambre'

Agosto 31, 2018 - 11:51 p.m. Por:
Anderson Zapata / reportero de El País 
Juliana Muñoz

Juliana Muñoz Toro ganó el Concurso internacional de Escritura Tragaluz-Novela Juvenil- con ‘24 señales para descubrir a un alien’. Este libro ya fue traducido al catalán. Juliana nació en Bogotá en 1988.

Especial para El País

“Voy al baño y bebo agua de la llave. Suelto la cadena solo por costumbre. Mi madre me espera afuera del baño. Me llevo un susto de muerte con su cara deformada, sin la caja de dientes. Quiere verificar que no haya un olor vinagroso o restos en el fondo de la taza”. Así, muy descriptivo es el libro ‘Los últimos días del hambre’ de la periodista de la Universidad Javeriana de Bogotá y Máster en escritura creativa de la Universidad de Nueva York, Juliana Muñoz Toro, quien estará hoy en dos actividades del Festival ‘Oiga Mire Lea’ que se realiza en la ciudad.

‘Los últimos días del hambre’ es una novela escrita a manera de diario y narra el reto de una joven glotona que, en cien días, intentará recuperar el control de su cuerpo, siempre insatisfecho. En su libro Juliana, quien ya ha publicado dos textos infantiles, ‘Mi hermana Juana y las ballenas del fin del mundo’ y ‘Diario de dos lunas’, busca realizar un relato cercano a quienes sufren en una sociedad donde cada vez más se imponen cánones de belleza como ideales de felicidad. En entrevista con El País, cuenta cómo en años anteriores sufrió de bulimia y cómo hizo para escribir el libro, crear un personaje ficticio y tomar distancia de una historia que a ella le tocó vivir.

¿Cómo nació la idea de escribir el libro?

‘Los últimos días del hambre’ fue un libro que estuvo en mi cabeza por varios años. Hace mucho tiempo yo pasé por la bulimia y después de recuperarme sentí que tenía una historia que contar pero no quería hacer una autobiografía. Eso me tomó tiempo porque fue necesario saber cómo volver lo que me ocurrió una novela y así alejarme de la historia real.

Tuve que crear personajes diferentes e inventar una protagonista y hacerla muy real para que el lector la sintiera de carne y hueso. También me tomó algún tiempo pensar en las distintas relaciones que tenemos sobre la comida, pues no quería que fuera un libro tan centrado solo en un desorden alimenticio como la bulimia, sino que busqué explicar la manera en que los seres humanos nos relacionamos con otras personas a partir de los alimentos y cómo un alimento nos despierta un recuerdo o nos lleva a la infancia.

¿Cómo hizo para tomar distancia de una historia que le tocó vivir?

Fue muy difícil. El mayor reto que tuve al escribir el libro fue sentir que yo no era esa protagonista. Para poder lograr esto inventé algo que se llama el Club de los Glotones. Allí la protagonista va a una reunión de comedores compulsivos anónimos donde se encuentra con personajes que me inventé y que tienen problemas y obsesiones diferentes con la comida.

Hay un personaje que se llama ‘La muda’, que está obsesionada con tener el mismo peso de su madre y morir. Otro se llama ‘El soñador’ y sueña con comida y luego se levanta a cocinar lo que sueña. Crear estos personajes fue una de las cosas más importantes, porque rodeaban a la protagonista.

En el libro hay capítulos muy fuertes y descriptivos, ¿cómo desarrolló la escritura?

Yo quería eso y busqué que fuera un libro que generara sensaciones y emociones. Quería que fuera literatura y por eso unos capítulos son muy descriptivos y otros poéticos.

La novela la construí en tres líneas distintas: la primera es muy narrativa, la otra muy poética, en la que tomo los deseos y preocupaciones de la protagonista y los convierto en un poema, la tercera parte son ensayos literarios metidos dentro del texto. En el libro quiero hacer una crítica a la sociedad que nos está diciendo que el cuerpo delgado es el perfecto y que tenemos que vivir haciendo dieta. Actualmente no se está promoviendo la aceptación y el amor con un cuerpo propio y único, sino la búsqueda infinita de una figura delgada.

¿Qué piensa de los cánones de belleza actuales que se proponen, en la sociedad, para ser feliz?

Cada persona tiene el cuerpo que quiere y si busca algo que no quiere entonces va a ser infeliz. Yo pasé por eso me di cuenta que no te venden una vida saludable sino una dieta para bajar de peso, desintoxicarse y puras mentiras. No estoy de acuerdo con esos cánones. Debería defenderse la aceptación, el amor propio y ayudarnos a potenciar lo que uno ya es y no buscar algo imposible.

Con este libro se conectarán seguramente las personas que estén pasando por esta enfermedad. Pero, por su ambición literaria y poética, también los lectores en general.

Yo busco que los lectores se acerquen al libro, lo disfruten y los haga pensar y dudar de cosas. Un libro, así no sea de superación, puede cambiar vidas.

Prográmese

Actividades de hoy en el Festival ‘Oiga Mire Lea’.

Hora: 10:00 a.m.
Evento: Radionovela ‘En la diestra de Dios padre’, Tomás Carrasquilla va del papel al radioteatro.
Lugar: Auditorio Diego Garcés Giraldo.

Hora: 10:00 a.m.
Evento: 24 señales para descubrir un alien, actividad de lectura para niños con Juliana Muñoz Toro.
Lugar: Sala Infantil.

Hora: 10:00 a.m.
Evento: El fútbol en la literatura, lo que inspira un equipo con Alejandra López y Julián Chang.
Lugar: Auditorio Jorge Isaacs.

Hora: 3:00 p.m.
Evento: ¿Qué pasa en la vida de una mujer diagnosticada con bulimia? ‘Los últimos días del hambre’, con la
escritora Juliana Muñoz Toro.
Lugar: Auditorio Jorge Isaacs.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad