'Nieves' cumple 50 años y nos reveló el secreto de la eterna juventud

'Nieves' cumple 50 años y nos reveló el secreto de la eterna juventud

Mayo 06, 2018 - 11:28 a.m. Por:
Isabel Peláez R. / Reportera de El País
Nieves Consuelo Lago

’Nieves, impertinente y coqueta’ y ‘La política vista por Nieves’ , son algunos de los libros de Nieves, personaje de Consuelo Lago.

Jorge Orozco / El País

Que en vez de crear a Nieves para El País, Consuelo Lago estuvo a punto de escribir una novela a lo Corín Tellado. Que la vio negra por obra y gracia de un delantal, que la llevó hasta los estrados judiciales. Que la autora de tan simbólico personaje caleño es una pintora innata que, además, interviene artísticamente baules, armarios y biombos y que plasma la flora y fauna del Valle del Cauca, así como santos imaginarios, en óleos a los que le ha robado protagonismo su diva de tinta china. Que, al igual que dos hermanas que se adoran, a veces, Nieves y Consuelo no se pueden ver ni en pintura.

Esos son los secretos mejor guardados entre la creación, que cumplirá 50 años, y su autora, que aún planea el modo de festejo de tan honrosa fecha.

¿Cómo nació Nieves?


Llegó un momento de mi vida en que tenía que trabajar, producir algo para el sustento, traté de hacerlo en algunas empresas a las que me recomendaron unos amigos, pero no me gustó tener jefe, no entendí lo que me encargaban, lo que yo hacía no les gustaba y lo que ellos tenían a mí tampoco. Estaba un poco desesperada y llamé a El País, al director Eduardo Lozano, le dije que si le parecía bien que escribiera una novela para el periódico, me dijo que sí y me mandó una resma de papel a la casa, pero dije: “Si yo no sé escribir, no tengo ni máquina”. La desesperación lo pone a uno a inventar cosas. Se me ocurrió crear a Nieves, un personaje que veía en mi casa todos los días en Cali, las muchachas jóvenes, llenas de vida, que hacían mil cosas, que nos ayudaban en todo. Creo que la inventé para que me ayudara a trabajar y lo ha hecho muy bien, a mí me han pasado 50 años y a ella no. Está intacta.

¿Cuántos años tiene ella?

Tiene 20 años. Y nunca va a envejecer, porque nunca se va a casar ni va a tener hijos. Ese es el secreto de la eterna juventud.

¿Y si hubiera escrito una novela, de qué habría tratado?

Hubiera sido cursi como casi todas esas novelas. Yo necesitaba era producir algo de dinero y seguramente lo hubiera logrado haciendo una cosa bien ridícula y de mucho éxito.

La primera Nieves que hizo salió blanca, ¿por qué?

He pintado toda la vida, pero nunca estudié diseño gráfico. Me costó un par de años descubrir que podía hacer Nieves con tinta china encima de un papel blanco. En principio la pintaba en cartón con una pintura espesa y me demoraba muchísimo rellenándole los cuadritos del vestido. La primera la pinté con acuarela gris, pensando que iba a salir negra y salió blanca. Ella después dijo: “Uno que pasó por el daguerrotipo, ya puede decir que se las sabe todas”.

¿Es Nieves perpetua? ¿Cómo se mantiene vigente?

No le pasan los años porque he tratado de no encasillarla en un modo de ser, unos días está alegre, otros más seria, otros sabia, otros tonta.

¿Cómo celebrará su cumpleaños?

No he pensado en nada, como que me paralicé. Espero hacer una exposición de Nieves este año.

¿En qué momento del día la pinta?

A las 9:00 de la mañana, a veces antes. No soy ordenada para nada, no tengo fijo ni el día de mercado. Tengo el compromiso de hacer 365 Nieves al año para El País y las hago.

¿Cómo nutre las frases de Nieves?

Leo el periódico, oigo noticias, veo televisión, a veces me quedo sin saber un montón de cosas, pero trato de estar enterada de todo.

¿Se inspiró en un personaje del que le hablaba su abuela o en una sahumadora de Popayán?

En ambos. Mi abuela hablaba de una señora que tenía mucha gracia y decía cosas muy divertidas, llamada Nieves Zorrilla. Y Blancanieves era la negrita que llevaba el sahumerio en las procesiones de Popayán.

¿Cuándo empezó a dibujar?

Siempre. De niña hacía un montón de dibujos para mi papá, que me encargaba unas tarjetas en diciembre, para mandarle a sus amigos en Europa, y ahí había varias Nieves bailando con vestidos de colores. Ella ha existido siempre en mis dibujos, pero no recuerdo cuándo la bauticé.

¿Entonces Nieves ya se le aparecía en sus óleos?

El otro día me encontré una pintura al óleo de una banca al lado del río Cali donde está sentada una pareja de negros, creo que eran ya Nieves y Hétor.

¿Cuántas Nieves ha hecho?

En este momento tengo, publicadas en El País, dieciocho mil ciento y pico Nieves, sin contar las que hice para otros medios.

¿Cómo creó los otros personajes?


Fíjate que Hétor, el novio, no he podido acordarme cuándo nació. No encuentro el primer Hétor. Pandeyuco es un amigo de la familia y Nieves tiene una Mami. Watergato nació en la época de Watergate y cuando se dio la Operación Jaque, uno de los secuestrados rescatados llegó con un animalito que cuidó en cautiverio, pero el pobre se enfermó en la ciudad porque aquí el aire es muy malo, allá estaban encadenados, pero el aire era puro. Traté de que a Operativo le pusieran bolas los ecologistas, pero no. Y Mamertus fue pasando de moda, son esos muchachos que llaman la atención por los peinados, rapados y las camisas raras, que están en contra de todo, odian a todo el mundo, se creen unos genios y no tienen idea de nada.

¿La ha sorprendido la gente diciendo frases de Nieves?

Sí. Y me encanta cuando me encuentro con alguien que me dice: “Tengo en la billetera una Nieves que publicaste hace 25 años”. La miro y trato de repetirla, porque pretendo que lo que ella dice le llegue de verdad a alguien, así sea a una persona.

¿Ha tenido enemigos por cuenta de Nieves?

Sí, pero en estos 50 años me he dado cuenta de que la gente cuando ve algo nuevo se asusta y se pone en contra, para defenderse de lo que no conoce. Pero a medida que el tiempo pasa, han ido aceptando que Nieves sea negra. La hice negra para que se notara, todos los personajes de caricatura son blancos, a ella todo el mundo la ve.

¿La vio negra cuando la acusaron de racismo?

Sí, hubo una época en la que los negros se ponían nerviosos, porque Nieves era negra y no les gustaba. Y eso cambió. Hoy en día muchos negros consideran que es de ellos, y lo es, Nieves es lo más caleño que hay. El otro día llegó un muchacho a hacer un arreglo eléctrico en mi apartamento y cuando vio que yo hacía a Nieves me dijo: “¿Me puedo tomar un selfie con usted?”.

Pero le quitó el delantal y la metió a la universidad…

Sí, porque me di cuenta de que lo que ofendía a la gente era el oficio modesto que Nieves hacía y que estaba representado por un delantal. Hoy en día ya no se uniforma a la gente, es una forma de evolucionar.
Y ganó la tutela...

Sí, dos veces. A Rodrigo Lloreda, director de El País en ese momento, un señor le dijo que no publicara más a Nieves en el periódico. Busqué entidades a las que Nieves ha ayudado, como Caminos, los ancianatos y distintos institutos, que contaron que les colaboraba en sus causas. La caricatura no es simplemente para burlarse de la gente o ridiculizarla, es también para ayudar. No tiene que ser graciosa, puede ser serísima. La caricatura me ha dado mucha vida, y me encanta ver que cada vez hay más gente joven y más mujeres haciéndola.

¿Por qué no acepta la invitación de sus amigos de modernizarse pintando a Nieves en computador?

Me encantaría, pero mi mente está vieja y se borra lo nuevo. Me gusta pintar a mano. La tecnología no me gusta ni yo le gusto a la tecnología.

¿Cuando ha hecho a Nieves de color siente que pierde la esencia?


A la gente le gusta el color, pero en el periódico me gusta a blanco y negro.

¿Nieves ha tenido cambios físicos?

Se ha engordado, la primera era flaquísima.

Pero ella no duda en mostrar su cuerpo por una buena causa, ¿no?

Cuando empezaron las señoras a retratarse tapándose los senos, ella salió desnuda para ayudar a promover la prevención contra el cáncer. También la he pintado bañándose con Héctor desnuda.

¿Usted no puede ver ni en pintura a los rediseñadores de periódicos?

¡Ay! No, me aterran esos personajes, para considerarse creativos tienen que hacer un cambio y generalmente es para mal, dañan los espacios.

¿Le han cambiado las frases o se le han ido errores ortográficos?

De la mala ortografía no le puedo echar la culpa a nadie, la mía es pésima y mi familia se siente ofendida. Gabriel García Márquez nos hizo un favor al decir que tenía mala ortografía.

¿Se autocensura?

Un poquito. Me parece que de todos los periódicos de Colombia el más independiente es El País, pero todos son gobiernistas.

Hablando de eso, ¿Por quién va a votar Nieves?


Esperen y verás. Nos vemos en las urnas. Yo creo que Nieves va a votar en contra de muchas cosas.

¿Cómo de qué?


En contra de Venezuela, de Cuba, de República Dominicana, de Nicaragua, de Haití, de los muros. Nieves está encantada ahora con los presidentes coreanos, muy sonrientes y que nos han puesto a todos a sonreír, quién sabe cuántos días nos dure la sonrisa.

¿Hizo algún personaje que se haya quedado en la oscuridad?

Muchísimos. Cuando trato de inventar nuevos personajes empiezan a parecerse a Nieves y se mueren.

¿En qué se parece Nieves a usted?

Somos muy distintas, ella es joven y yo soy vieja; ella es negra y yo soy blanca; ella es alegre y yo no lo soy tanto; ella baila y a mí me cuesta trabajo. Me hubiera gustado ser ella por la vitalidad, la naturalidad, lo espontánea, joven y fresca que es.

¿Alguna vez no quiere ver a Nieves ni en pintura?

Lo que pasa es que a veces es como si fuera una hermana, que uno se va fatigando de que le repitan tal cosa.

¿Cuánto tiempo vivió en Popayán y en Bogotá?

En Popayán hasta mis 10 años que me trajeron a Cali. Y en Bogotá 35 años, también viví en Medellín.

Consuelo Lago

En un pequeño estudio de su apartamento, Consuelo Lago plasma a su más querida creación. La dibuja a mano.

Jorge Orozco / El País

¿Estudió en una academia?

Sí, después de que salí del colegio, que lo terminé en Bogotá, estudié pintura y escultura.

En su casa hay muchos óleos pintados por usted, ¿por qué no es tan conocida su faceta de pintora?


Pintar era lo más importante para mí y sigue siéndolo. Pero había en mis cuadros un espíritu burlón que a veces ridiculizaba lo que yo estaba pintando hasta que hice a Nieves y saqué aparte ese personaje, que se apoderó del show y se volvió reconocida porque salía todos los días en el periódico, entonces me quitó fuerza y tiempo para pintar, que es lo que verdaderamente me gusta.

¿Esos baules y armarios los intervino usted artísticamente? (Le señalo los de su casa)

Sí, también los biombos y esos óleos de santos los pinté yo. Ese es El Santo Volador, este el Santo del Eucalipto y los del comedor son San Isidro Labrador y San José y Juliana, que es mi nieta. Son santos de mentiras. Yo todavía pinto santos.

¿Cuántos hijos y cuántas nietas tiene? ¿Ellos pintan?


Dos hijos y tres nietas. Daniela es una maravilla de pintora, es hiperrealista, pintó ese cuadro de esa joven tomando té (señala en una pared de su apartamento en el Oeste de Cali, al lado del río). Nunca la dejé tomar clases, quería que pintara lo que ella quisiera y que no terminara pintando como los demás. Y Manolo, mi hijo, también pinta, es agrónomo, entomólogo, vive en Bogotá y viene al Valle para sembrar piñas, por eso ven piñas por toda mi casa, me parecen divinas, las prefiero a las flores.

Habla Nieves

¿Viches o maduros?

Los muchachos de 18 no saben dónde están parados y los de 30 no saben dónde están sentados.

¿Cómo le va en su trabajo?

Lo peor es trabajar para oligarcas sin plata. Por eso entré a la universidad.

¿Qué piensa de los vírgenes?

Lo malo de los Virgo es que piensan con la cabeza, en vez de pensar con lo que piensa todo el mundo.

¿Cuál es su secreto anti-edad?

Que todavía no tengo currículum sino currulao.

¿Las mujeres son discriminadas en Colombia?

Sí. Nos pagan menos que a los hombres, ¿Será que ellos son más... culinos?

¿Casarse o primero muerta?

La muerte sí es toda la vida.

¿Por qué no se casa con Hétor?

Yo voy a tener que cambiar de novio, porque Hétor está cogiendo hábitos de marido.

¿Pero usted siente que él es su alma gemela?

Yo le digo a Hétor que lo único que tenemos en común es la diferencia de sexo.

¿Pero entre ustedes la atracción no se pierde, no?

No. Yo le digo a él “estás más arquitetónico que nunca”.

¿Tiene algún lema de vida?

No voy a desperdiciar mi vida, viviéndola como los demás quieren.

¿Qué consejos le da su mamá respecto a Hétor?

Dice: “Si el novio se te desconfigura, dale doble clic.

¿Hétor es un príncipe azul?

No. Es un príncipe negro.

¿Ha tenido rivales?

Sí. Tuve un admirador que era poeta. Me hacía versos.

¿Qué piensa del fútbol?

Que es la patada.

¿Qué le critica a Santos?

Que nos desilusionó, era menos santo de lo que creíamos.

¿Qué opina del proceso de paz?

Cuál paz.

Personajes
Familia

Familia. La mamá. “Mami, no te metas en lo que sí te importa”, le dijo una vez Nieves a su mamá.

Personajes

Pandeyuco

Pandeyuco Lo usa Consuelo para decir algo muy fuerte que no puede poner en boca de Nieves.

Personajes

Hétor

Hétor El novio. Es muy bien ‘plantao’, silencioso y fiel. Nieves y él se pelean y se contentan.

Personajes

Mamertus

Mamertus El despistado. Se deja echar cuentos de personas más avispadas que él.

Personajes

Watergato y Operativo.

Watergato y Operativo. Nacieron en la época de Watergate y de la Operación Jaque.

Personajes

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad