"Las crónicas son cuentos sin partes inventadas": Juan Gabriel Vásquez

"Las crónicas son cuentos sin partes inventadas": Juan Gabriel Vásquez

Septiembre 06, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Yefferson Ospina / Periodista de El País
Juan Gabriel Vásquez

Juan Gabriel Vásquez, escritor colombiano.

Archivo de El País

Juan Gabriel Vásquez es probablemente el escritor contemporáneo más reconocido de Colombia. En 2011 ganó el premio Alfaguara por la que es su novela más conocida, ‘El ruido de las cosas al caer’, y ‘La forma de las ruinas’ ha sido ganadora del premio al Mejor Libro publicado en Portugal y fue finalista del II Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa.

Juan Gabriel estuvo anoche en la Biblioteca Departamental hablando sobre su libro de ensayos ‘Viajes con un mapa en blanco’ y hoy charlará allí mismo sobre literatura y periodismo con la cronista argentina Leila Guerriero, un encuentro de dos de los escritores más influyentes en la actualidad que trae el festival ‘Oiga Mire Lea’. Charla con Vásquez sobre lo que une a la ficción con la realidad.

¿Cuáles son las relaciones que usted encuentra entre el periodismo y la literatura?

Yo he practicado el periodismo ante todo en el género de la columna de opinión y también he hecho periodismo narrativo, que fue algo que llegó a interesarme mucho. Este tipo de periodismo creo que gira fundamentalmente alrededor de dos cosas, de la forma y de la mirada.
Como dice Leila Guerriero, para hacer periodismo literario hay que investigar, hay que hacerse invisible, estar en el lugar en el que ocurren las cosas pero como si uno no estuviera, y luego darle a todo eso que se investiga una forma narrativa que se aproveche de los recursos de la ficción. Las crónicas son cuentos sin partes inventadas y los cuentos son crónicas salidas de la imaginación del escritor.

¿Cómo es su relación con el periodismo a la hora de escribir sus novelas?

Cuando yo empecé a escribir mi primera novela, ‘Los amantes de todos los santos’, me di cuenta de que todas las lecciones para escribir que tenía provenían del periodismo. El trabajo de campo, las entrevistas, la investigación de documentos, todo eso es muy importante para mí literatura. Si escribo una novela sobre alemanes en Colombia o si escribo una novela sobre la caza, siempre hago un trabajo de investigación muy profundo, hago muchas entrevistas, conozco a profundidad los temas de los que hablo. Acudir a estos procedimientos periodísticos es una convicción que nunca me ha abandonado.

Lea también: 'Juan José Millás y su paseo en taxi por las calles de Cali'.

El Nuevo Periodismo que se inició con Truman Capote, Tom Wolfe y demás, tomó las herramientas de la ficción para hacer no-ficción. Parece que ahora los escritores de ficción están tomando las herramientas del periodismo para escribir...

Sí, es un fenómeno muy interesante el que se está dando. Los escritores de ficción estamos echando mano de las estrategias narrativas que intentan darle una apariencia de no-ficción a la ficción. En muchas novelas hay narradores que parecen ser los mismos autores, como es el caso del escritor español Javier Cercas, que escribe la novela histórica ‘Soldados de Salamina’ en primera persona. La novela cada vez está tomando más recursos del periodismo para poder observar otros aspectos de la realidad. Tal es el caso también de un escritor que me gusta mucho, el alemán W.G. Sebald, que mezcla en sus novelas meditaciones sobre la historia, sobre los dramas humanos y sobre el acto mismo de escribir.

¿No le parece que hay en estos momentos una especie de hambre de realidad, que hay un deseo por parte de los lectores de consumir no-ficción, no de escaparse de la realidad como lo propone la ficción?

Espero que no. Yo creo que hay un malentendido que es pensar que la literatura de mundos ficcionales, de ciencia ficción o de distopías, es escapismo o no habla de la realidad. Para mí las obras de ficción tienen una gran capacidad para revelar verdades. Creo que las verdades que exploran la literatura de ficción son tan urgentes y reveladoras como son las verdades que explora el periodismo.

¿Qué miradas cree que le hacen falta a la literatura colombiana en la actualidad?

Me parece que estamos viviendo un momento especialmente interesante, porque en este final de la guerra, en este periodo de paz, tenemos la urgencia de empezar a contar lo que ha sido de esa guerra.
Las víctimas del paramilitarismo vivieron el conflicto de un modo diferente a las víctimas de la guerrilla, así como la experiencia de una persona en la ciudad es radicalmente diferente a la experiencia de una del campo. Y todos esos relatos son los que permiten fabricar el tejido de una sociedad. Así que va a ser muy interesante escribir sobre cada una de esas realidades.

Para los niños

Programación

Mañana sábado a las 9:00 a.m. , la escritora de literatura infantil, Amalia Low, dará uno de sus entretenidos shows de lectura infantil en el auditorio Diego Garcés Giraldo de la Biblioteca Departamental.
10:00 a.m.

Amalia Low es música, escritora y pintora y ha desarrollado una extensa carrera literaria dentro de la literatura infantil con libros como ‘El corazón de la tierra’, ‘El elefante flaco y la jirafa gorda’ y ‘El flamenco calvo’.

En la tarde, a las 5:00 p.m., se presentará el conversatorio ‘Literatura erótica, ¿hay peores y mejores polvos en las letras? ¿Se señalan los encuentros sexuales en las obras de las mujeres?’, una conversación entre Pilar Quintana, Carlos Patiño y Julio César Londoño.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad