La infertilidad es un asunto que también toca a los hombres

La infertilidad es un asunto que también toca a los hombres

Julio 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Sebastián Cortés, Colprensa
La infertilidad es un asunto que también toca a los hombres

La infertilidad se ha disparado por factores ajenos a la reproducción, como lo son el estrés laboral y el uso de drogas, alcohol o cigarrillo, dicen los expertos.

Según expertos, solo el 35 % de los casos pueden ser ocasionados por razones físicas de ellos o ellas. También hay causas externas.

Se calcula que el 20 % de las parejas en el mundo tienen dificultades de infertilidad; patología que es definida como la ausencia de embarazo en una relación estable, luego de un año de tener contactos sexuales sin protección. Médicos expertos en este tema se reunieron en días pasados en Bogotá para analizar cómo se presenta esta condición en el país y actualizar la información sobre sus posibles causas y los tratamientos que se pueden asumir.Lo primero que recordaron es que no es adecuado hablar de infertilidad del hombre o de la mujer, sino siempre pensar que se trata de una condición compartida por la pareja. No hay cifras exactas sobre quiénes (hombres o mujeres) pueden presentarla más. Los expertos hacen distintos tipos de mediciones. Algunos médicos creen que solo el 35 % de los casos pueden ser ocasionados por razones físicas de hombres o mujeres, mientras la mayoría sería ocasionada por factores externos. Otros especialistas, en cambio, piensan que el 50 % sería por causas físicas en las mujeres, el 40 % por los hombres y el resto por causas externas.Para el ginecólogo Luis Alberto Cáceres, la infertilidad varía dependiendo de la edad. Según explica, si tiene una paciente mayor de 35 años de edad que asegura tener problemas a la hora de quedar embarazada, lo primero que se piensa es que la causa puede ser una baja producción en la ovulación. Sin embargo, cada vez más la comunidad científica y los pacientes se alejan del mito según el cual la infertilidad era únicamente un problema de las mujeres, pues está plenamente comprobado que en los hombres también se presenta con frecuencia. La población masculina puede presentar problemas en el funcionamiento de los testículos o una mala calidad en la producción de espermatozoides. En el primer caso puede haber malformaciones en los conductos que transportan los espermatozoides; en el segundo, desórdenes en la movilidad o irregularidades en la fase de eyaculación. Las causas Ivonne Díaz, directora científica de la Unidad de Fertilidad de Procreación Médica Asistida, recomienda que ante la sospecha de infertilidad, la pareja no dirija la preocupación a determinar cuál de sus integrantes es el causante de la situación, sino que se tome conciencia de que es un problema compartido que debe ser resuelto por un médico. “Si los hombres durante su vida sexual han detectado algún problema en la calidad de su esperma lo mejor es que consulten a tiempo sobre el tema. En el caso de las mujeres, si han tenido alguna alteración en las menstruaciones o la han operado de las Trompas de Falopio, deben hacerlo de igual modo”, señaló. Por su parte, José Ignacio Madero, infertólogo y director de Medifértil, dice que las cifras de infertilidad se han disparado por factores ajenos a la reproducción, como por ejemplo, el estrés laboral o el uso de drogas, alcohol y/o cigarrillo.El experto asegura que “quienes no fuman tienen un 62 % de probabilidades de no presentar nunca problemas de infertilidad, mientras que quienes fuman tienen solo un 20 % de probabilidad de no presentarlos nunca”. En ese mismo sentido, el médico Pablo Gómez, especialista en fertilidad, sostiene que hay evidencias del aumento de casos de infertilidad masculina y que si bien no hay certeza absoluta sobre las causas, “todo apunta hacia una combinación de múltiples factores, la mayoría externos a la reproducción, como la edad, el estrés, el consumo de tabaco, alcohol o drogas; la promiscuidad; el uso de medicamentos; el aumento de la temperatura ambiente y, en especial, contaminantes ambientales como plaguicidas. En cambio, las causas físicas forman una lista más corta: patologías endocrinas; traumas testiculares o afecciones genéticas”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad