Este fue el impacto económico y cultural que le dejó el Petronio a Cali

Este fue el impacto económico y cultural que le dejó el Petronio a Cali

Agosto 26, 2018 - 11:52 p.m. Por:
José Luis Carrillo / El País 
Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez 2018

Asistentes al Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez disfrutan de los ritmos del Litoral.

Bernardo Peña / El País

La secretaria de Cultura de Cali, Luz Adriana Betancourt, da un balance positivo sobre este festival. Además, revela cuáles son los incentivos que estudian para proteger las casas patrimoniales de Cali.

¿Al culminar el Petronio Álvarez, cuál es el balance que hace del Festival?

Lo primero es que se generó un gran impacto social sin dejar de atender la conservación de la música tradicional del Pacífico. Participaron 44 agrupaciones, las cuales fueron seleccionadas tras un proceso en el que fue necesario recorrer el Pacífico colombiano dos veces al año. A esto se le sumó la participación de artistas como Yuri Buenaventura, con una trayectoria internacional importante. 

¿Uno siente que este Festival crece cada año. No será que ya llegó el punto de internacionalizarlo y darle apertura a otros países?

Ya se viene internacionalizando desde el año 2015, cuando invitamos a Carlinhos Brown, hemos traído incluso artistas  de África, pero notábamos que cuando la gente escuchaba los invitados internacionales la emoción bajaba. Sin embargo, la apuesta de la internacionalización viene desde hace mucho tiempo atrás.

¿Realmente qué tanto jalona el Petronio Álvarez el turismo de Cali?

La ocupación hotelera –de años pasados frente a este– aumentó del
72 % al 77 %, entre el 15 y el 19 de agosto. De ese porcentaje de ocupación el 20 % eran extranjeros. En términos de pesos son $4400 millones en noches de hotel vendidas - sin contar hostales-.

¿Cuántas personas circularon por la ciudadela del Petronio, es decir, no solo los conciertos, sino también la zona gastronómica, la pasarela, los stands, entre otros?

Yo calculo que al menos 200.000 personas recorrieron la ciudadela, viendo los stands, comiendo en los restaurantes, etc.

¿Cuál es el aporte más importante que le hace el Festival a Cali?

La posibilidad de que todos los caleños de todas las etnias y estratos sociales nos podemos reunir tomando bebidas derivadas del viche, compartiendo y sin ningún lío, que no hayan problemas, ni  peleas, ni agresiones, sino que exista el respeto y reconocimiento y dignifica una etnia. El Petronio es el único espacio de Cali donde los mestizos y blancos quieren ser negros, ser coloridos y alegres... El alcalde Armitage dice que hay que estudiar al Petronio como un fenómeno social extraordinario donde los caleños podemos convivir pacíficamente.

Le soy sincero, creo que el escenario del Festival (Unidad Deportiva Alberto Galindo) aún tiene problemas logísticos, como el estacionamiento, los impactos sonoros, entre otros...

Nosotros nos sentimos muy orgullosos de la organización, sentimos que es impecable y muy buena. La parte de los artistas tiene mucha amplitud y comodidad tanto para los grupos musicales como para los asistentes. El público tiene mucho espacio, lo que sí creo que nos falta es más control en el ingreso, no por frenar a la gente sino por poder contarla... las zonas de parqueo también son pocas. Visitamos a todos los estacionamientos de la zona y son insuficientes y ahora más, que no están habilitados los parqueaderos de la Plaza de Toros. Creo que si el próximo año se hace el festival en la misma zona, la Calle 52 deberá ser peatonal.

En términos logísticos ¿qué le hace falta al escenario del Petronio?

Insonorización, unas barreras naturales que ayuden a reducir el impacto sonoro y que los vecinos no se sientan molestos.

Secretaria, le voy a cambiar de tema. Cuéntenos del plan piloto que vienen ideando para proteger las casas patrimoniales del barrio San Antonio.

Con la reforma administrativa, la Secretaría de Cultura debe proteger las viviendas de interés cultural que son patrimonio de Cali, estamos haciendo una caracterización de las propiedades privadas que están en San Antonio que deben preservarse. Actualmente estamos identificando esos valores del barrio, pero el otro objetivo es conservar ese patrimonio y darle una protección especial, eso lo haremos en etapas.

Pero el gran incentivo de ese plan son los beneficios tributarios...

La Secretaría de Cultura y la de Desarrollo Económico estamos estudiando modelos en otras ciudades de Colombia donde además del descuento en el impuesto predial —que es lo que ofrece Cali actualmente— podamos hacer descuento en el impuesto de Industria y Comercio. Estamos buscando esos incentivos, esto deberá presentarse al Concejo a un proyecto de acuerdo. Si ese piloto funciona nos lo traeríamos para toda la ciudad, seguiríamos por el centro histórico. Pero igual la ciudad tiene bienes de interés cultural en barrios como Granada, San Fernando y en otros puntos.

Hace poco con la reforma administrativa se le endilgó a la Secretaría de Cultura la responsabilidad de las fuentes de agua que han sido un dolor de cabeza por su mantenimiento...

Antes se le hacía mantenimiento una vez al año y desde la reforma se lo estamos haciendo dos veces. Hoy logramos que las fuentes de Cali estén operando. En el caso de la Loma de la Cruz le estamos haciendo mantenimiento permanente. Actualmente en la ciudad tenemos 28 fuentes.

¿Qué pasó con la fuente luminosa del Parque Panamericano que se compró durante la alcaldía  de Jorge Iván Ospina?

Se trasladó al Bulevar. No opera permanentemente porque su mantenimiento es más costoso. Pero está en buen estado.

¿Y en qué va la recuperación de la escultura de Efraín y María?

Va muy bien, el diagnóstico nos arrojó que tenía hongos adentro que se estaban comiendo el mármol de Carrara. El arreglo estaba presupuestado inicialmente en $490 millones, fuimos a buscar ayuda al Ministerio de Cultura que nos está aportado $200 millones y nosotros estamos  poniendo  $127 millones, Finalmente nos salió más económico tras una asesoría del Ministerio de Cultura. La restauración ya empezó y esperamos culminarla antes de que termine esta administración. La escultura se quedará en su lugar (a un costado del Concejo).

Hace unos meses la Contraloría denunció demoras en la culminación de cinco bibliotecas a cargo de ustedes, ya se destrabó ese proceso...

Las bibliotecas de Daniel Guillard y San Marino ya están funcionando. En septiembre entregaremos la de los barrios La Unión e Isabel Allende. Y la quinta es la de Vista Hermosa, cuya licitación quedó desierta y la acabamos de adjudicar. Esta última esperamos entregarla al terminar esta Alcaldía. Y empezamos dos bibliotecas de cero, la de los barrios Calima y Los Naranjos, que esperamos entregarlas en diciembre.

Más datos

¿Qué negocios movió el Petronio?

Para esta versión del Petronio Álvarez contaremos con un estudio socieconómico. Cuando lo entreguen sabremos su impacto. Sin embargo, ya tenemos un reporte preliminar de ventas de algunos de los restaurantes, por ejemplo, uno de los vendedores de bebidas del pacífico nos reportó $22 millones en ventas durante los 5 días.

¿En qué terminó el lío alrededor de las tutelas que querían poner freno a la venta de viche en el Petronio?

La tutela reconoció que el viche es un derecho colectivo y aunque alguien tuviera un registro del Invima y una marca registrada no era motivo para prohibir a los artesanos vender estas bebidas.
Pero también alertó a los artesanos del viche sobre los intereses de volver esta bebida un negocio individual y no colectivo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad