“Enseñar matemáticas es como jugar lotería”: Bernardo Recamán

Escuchar este artículo

“Enseñar matemáticas es como jugar lotería”: Bernardo Recamán

Julio 28, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Andrés Felipe Carmona | Especial para El País
“Enseñar matemáticas es como  jugar lotería”: Bernardo Recamán

"Cuando un niño empieza a preguntar desde muy pequeño por todo lo que ve y quiere entender cómo funcionan las cosas, probablemente estamos ante un niño genio, al que los padres deben motivar”, Bernardo Recamán.

Tras tres décadas de experiencia, Bernardo Recamán, maestro de ‘niños genio’, habla sobre el aprendizaje de los números y la educación nacional.

Como si estuvieran en un laberinto sin salida. Así se sienten muchos niños durante el aprendizaje de los números. Los procesos matemáticos que se enseñan en las aulas de clase no son entendidos por muchos estudiantes. Sin embargo, para Bernardo Recamán, egresado de la Universidad de Warwick, Inglaterra, y maestro de matemáticas de ‘niños genio’ en Bogotá, enseñar números es como jugar lotería, llenar crucigramas o resolver una sopa de letras.Con más de 30 años de experiencia docente, habla con propiedad de los números y del sistema educativo colombiano.¿De qué manera enseña las matemáticas para que sean entendibles?Lo primero que debo decir es que tuve que evolucionar. Antes llenaba el tablero y esperaba que los niños copiaran esa información y que después en la casa la estudiaran para que le llegara a su cerebro. Hoy eso no funciona, porque los niños en sus celulares ya pueden hacer todos los procesos matemáticos. Se les deben poner problemas, hacerlos discutir una situación, algo que solo lo pueda hacer su cerebro, no el aparato. Enseñar matemática debe ser como jugar lotería, llenar crucigramas o completar el sudoku. ¿De dónde surgió su interés por esta área del saber?Tuve la fortuna, en el colegio, de tener buenos profesores que me ponían retos. También en mi casa había mucho interés por las matemáticas, crecí en un ambiente matemático.¿Cómo ha sido su experiencia con los estudiantes y las matemáticas?He trabajado con estudiantes de distintos orígenes y capacidades. Pero lo que he descubierto es que el talento matemático lo tenemos todos. Es una destreza que hay que cultivar, como el talento literario o musical. Una de las preocupaciones de los matemáticos es buscar las formas para que los estudiantes puedan acceder al conocimiento y puedan desarrollar destrezas y capacidades de una manera simple.¿Y con los ‘niños genio’, que son su especialidad? Ha sido muy buena, su principal cualidad es que son curiosos por aprender y entender el funcionamiento de las cosas. Mantienen ávidos por aprender. ¿Cuáles son las mayores falencias de la educación colombiana con respecto a la enseñanza de los números?Desafortunadamente, nuestro sistema educativo, en términos de las matemáticas sigue todavía muy aferrado al método de Baldor, el cual fue válido en los 60 ó 70, pero que con las tecnologías ya no tiene tanta vigencia. Los estudiantes no salen bien preparados del colegio y la formación en matemáticas de los colombianos es muy deficiente. ¿Solo en matemáticas?En Colombia se han hecho progresos en cobertura y hoy los niños tienen un pupitre donde sentarse y un salón donde estudiar, pero la calidad de la educación es mala. El primer factor es por el docente, porque hasta no hace mucho esa carrera estaba abierta para prácticamente cualquier persona.¿Qué recomendaciones les hace a los docentes para mejorar su labor? Que se mantengan actualizados. La docencia exige una reflexión permanente de lo que uno está haciendo, no pueden quedarse con los conocimientos de la universidad porque en la educación los cambios son vertiginosos. ¿Será que hay que repensar el modelo educativo nacional a partir del auge de las nuevas tecnologías?Lo que hay que repensar es lo que están haciendo los docentes en el aula. Los maestros deben crear ejercicios que les implique pensar a los estudiantes.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad