En el museo Rayo se puede admirar la obra de Niki de Saint Phalle, un artista festiva y atrevida

Escuchar este artículo

En el museo Rayo se puede admirar la obra de Niki de Saint Phalle, un artista festiva y atrevida

Julio 23, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Por: Miguel González ! Especial para GACETA
En el museo Rayo se puede admirar la obra de Niki de Saint Phalle, un artista festiva y atrevida

Retrato de Niki de Saint Phale, 1980.

Reseña. En el Museo Rayo de Roldanillo se puede apreciar una muestra con obras de la provocadora artista francesa Niki de Saint Phalle, que reflexiona con sus objetos y esculturas sobre la mujer en la sociedad.

Una enorme mujer acostada y con las piernas abiertas por cuya vagina se podía penetrar, no solo desconcertó a los visitantes del Museo de Arte Moderno de Estocolmo en 1966, sino que le otorgó de inmediato a Niki de Saint Phalle una notoriedad internacional. La gran ‘Nana’ era un diseño donde la artista podía exhibir su estilo pero en ella también colaboraron otros colegas como Per Olof Ultvedt y Jean Tinguely. Este último unido sentimentalmente a la artista desde 1960, cuando ella se divorció de su primer marido el músico y escritor Harry Mathews y se fue a vivir definitivamente con éste polémico escultor suizo, relación que duró hasta su muerte en 1991. La gran ‘Nana’ de Estocolmo pesaba seis toneladas y medía 26.70 metros de largo, 6.10 metros de alto y 9.15 metros de ancho. Se conoce como ‘Horn’ (que en sueco significa ella). La gran puerta en forma de sexo Tinguely la definió como “portal de la vida”. La parte externa correspondió a Niki mientras que en su interior los otros dos artistas idearon varias sorpresas: una proyección de la primera película de Greta Garbo, sofás, bar donde se servía leche y Coca Cola mientras una máquina destruía las botellas, estaba igualmente una galería de arte con falsificaciones de cuadros de Paul Klee y Jackson Pollock, un teléfono público, música de Bach para ambientar y un distribuidor de comida rápida. Niki dijo de esta gran mujer fuerte e impositiva que paría continuamente aunque también era capaz de devorar a los usuarios. Nuevos realistas Cinco años antes Niki había entrado en el listado que manejaba el crítico de arte Pierre Restany. Este organizó una exhibición del grupo comandado por él llamado ‘Nuevos realistas’ en Niza. En esa inauguración Marcel Duchamp les presentó a Dalí tanto a Niki como a Tinguely, lo que después les valió una invitación a Figueras. Ella se relacionó con los artistas más experimentales y renovadores de su tiempo como Robert Rauschenberg, Jasper Johns, John Cage, Merce Cunningham, Yves Klein, Arman, Daniel Spoerri, Cesar, Mimmo Rotella y Christo. Niki se hizo notar entre las propuestas novedosas después de que comenzó a disparar sobre distintas superficies preparadas por ella para que fuesen rociadas con diferentes colores, esta fue su manera de manejar el accidente controlado y replantear la pintura de acción que Pollock había practicado. Sin embargo, los colores conseguidos con cierto azar eran solo un ingrediente de su obra figurativa, barroca, infantilista y no exenta de humor.Cuando Niki de Saint Phalle hizo su debut en sociedad en un gran baile en Nueva York en 1949, la revista Life la usó como portada del mes de septiembre. Su estilizada belleza la llevó en esos años a aparecer en las revistas Vogue y Hasper´s Bazar como modelo. Mujer libertaria Niki estaba destinada a ser una gran dama de sociedad pero a los 18 años se revela, fugándose del hogar paterno con su amante y futuro esposo, del cual tendría dos hijos: Laura y Philip.La obra de Niki de Saint Phalle siempre busca la liberación. En los materiales que emplea, en los procedimientos que ejecuta, en los argumentos de aborda. El centro de su obsesión es el mundo de la mujer, sus aspiraciones, sus deseos y sus sueños. Aunque se inició en la pintura se decidió por el objeto, la escultura, los parques y fuentes temáticas. La más conocida de estas fuentes es la dedicada al compositor ruso de vanguardia Igor Stravinsky, inaugurada en 1983, en un costado del centro Georges Pompidou. La fuente con la autoría no solamente de ella sino de Tinguely recrea muchos de los personajes del músico y se pueden ver entre surtidores caprichosos de agua: labios, corazones, espirales, serpientes, la llave del sol, el ruiseñor, el pájaro de fuego y la muerte. Niki de Saint Phalle trabajó tanto en obras monumentales como en una variada producción de gráficas. Sus parques temáticos están poblados de inmensas muñecas multicolores, animales fantásticos y plantas reales e imaginarias. Se influenció de la arquitectura multicolor y biomórfica de Gaudí. Se fascinó por las obras de Matisse y de muchos de los artistas del Pop Art, al cual perteneció en su versión europea pero con el que supo tomar distancia.La obra de Niki de Saint Phalle se pudo ver en Colombia en el Museo de Arte Moderno de Bogotá en 1996. En esa ocasión se presentaron 47 obras desde 1958 a 1994, ejemplificando a plenitud los logros e intenciones de la artista.La exhibición que presenta el Museo Rayo en estos meses es la segunda oportunidad en el país de analizar la obra de esta artista singular, ocasión donde se exhibirán obras gráficas producidas en cuatro décadas del Siglo XX, de 1968 a 1999. Igualmente se podrán ver esculturas representativas de su estilo como ‘Bañistas o Danzantes’ de 1980 y otras pertenecientes a sus últimos logros en los años noventa como ‘Nana de California’, ‘El vaso rosado con la mujer serpenteándose’, ‘La luna’ y el homenaje al músico de jazz Miles Davis.Niki de Saint Phalle es la artista del optimismo, lo festivo y fue francamente extravagante y excéntrica. Ella logró producir un gran caudal de obras no solo para los espacios privados sino para los escenarios públicos, señalando que el arte puede ser desmitificador, iconoclasta y cuestionador, pero también evocador, entrañable, sensual y sexual.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad