Consejos para no arruinarle el domingo a un papá futbolero

Consejos para no arruinarle el domingo a un papá futbolero

Junio 22, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País 
Padre viendo fútbol

Selección Colombia.

El País

El Día del Padre se cruza este año con el Mundial de Fútbol, y con partido Colombia-Polonia. Para que papá sea el verdadero rey de su día, siga estas recomendaciones.

1. Un desayuno mundial
Teniendo en cuenta que el primer partido del domingo, en el que se enfrentan Inglaterra y Panamá, es a las 7:00 a.m., sorprenda a papá con un desayuno mundialista servido en la cama, que sea un buen augurio de los resultados que vendrán.

A las 10:00 a.m., para el encuentro entre Japón y Senegal,
recargue su energía con una buena dotación de cervezas heladas, empanaditas, o cualquier comida liviana que le encante. Pero ojo, sin recriminarlo por su apetito o su panza. Nada de zanahorias en palitos. ¡Traigan esos chorizos con chimichurri!

2. Sin agenda oculta

Nada de agendarlo este domingo a la hora del partido de Colombia (1:00 p.m.). “Mi mamá nos está esperando”. “Es el recital de oboe de mi hermano”. “Nos están esperando en el bautizo de mi sobrino”, no son frases que papá quiera escuchar.

3. Almuerzo sí, pero...
Recuerde la hora prohibida: 1:00 p.m. No se le ocurra separar a su padre del televisor solo porque “tenemos reserva en el restaurante que no tiene televisor ni wi-fi, para que todos nos unamos y podamos charlar”. Deje la trascendentalidad para otro día. Este domingo juega Colombia. Reserve una mesa con buena vista al televisor de pantalla gigante y lleguen a tiempo. Si se quedan en casa, sírvale en el sofá.

Tenga en cuenta

Evite preguntas desconcentrantes como “¿Y quién es el tipo de negro al que no le dan la pelota?”, o “que ganen los de Polonia, que son más churros”.

La única discusión que se admite el domingo del día del padre es sobre el marcador del partido de Colombia. ¡No al conflicto!

Mañana domingo, en el Rancho de Jonás, habrá misa a las 11:00 a.m.; show musical al mediodía, festival gastronómico, pantallla gigante y recreación.

Nada de discutir por política el domingo. Si votó en blanco, si votó por uno u otro candidato o si está de acuerdo o no con la JEP, el domingo papá merece un solo día en el cual tener la razón. Y en el cual pensar solo en ser amado y consentido.


Por un día, ¡al menos!, nada de recordar las cuentas por pagar, el crédito con el banco, o cualquier preocupación que no tenga relación con Pekerman y Falcao.

Para quienes tienen niños pequeños, lo ideal es buscarles actividades que los entretengan. Este domingo el control remoto es de papá.

No cuente las calorías de papá en su día. Nada de menú vegano, básculas o tofu. Conquístelo, al menos por un día, por el estómago.

Recuerde que papá queda cansado después del esfuerzo mental que implican los partidos. Dejarle tomar la siesta o leer su periódico en paz, es un gesto de amor.

Si el marcador no beneficia a Colombia, papá estará bajo de nota, no lo obligue a lavar los platos ni le venga con superación del tipo “al fin y al cabo es solo un juego”. Reserve su postre favorito para alegrarlo.

Pague la cuenta de DirectV, pues es el único que transmitirá en vivo todos los partidos de el domingo, no sea que papá se pierda el partido por ‘w’.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad