Agresiones a mujeres y racismo: el lado 'amargo' de Kanye West, el rapero que visitó a Cali

Agresiones a mujeres y racismo: el lado 'amargo' de West, el rapero que visitó a Cali

Septiembre 16, 2018 - 11:40 p.m. Por:
Redacción de El País
Kanye West  y Kim Kardashian

El músico estadounidense Kanye West (i) y Kim Kardashian (d) posan a su llegada a la gala de celebración anual de los 100 personas más influyentes en el mundo según la revista Time en Nueva York (EE.UU.).

Agencia EFE

En Estados Unidos nadie lo pone en duda. Kanye West es un genio de la música, o al menos, del rap. Los números, tan importantes en su industria, lo aclaman: desde 2004, cuando lanzó su primera producción, hasta 2018, West ha ganado 21 premios Grammy, lo que significa que en 14 años de carrera tiene ocho más de esos premios que Eminem, por ejemplo, que hace rap desde 1996.

Kanye West, el rapero que visitó Cali hace unos días, se hizo fotos con el Alcalde y se convirtió en el acontecimiento más importante de las redes sociales durante muchas horas, es el rapero que más premios Grammy ha ganado y actualmente es el más escuchado, el que más vende, el que tiene mayor número de descargas de sus canciones, el que más reproducciones marca en cada uno de sus videos.

Hay quienes dicen que ha sido el gran renovador del rap de Estados Unidos y otros, más críticos, que lo que ha hecho es encajar muy bien en el engranaje industrial, de modo que sus canciones no son grandes creaciones del rap sino que su éxito se debe a toda una maquinaria industrial que hay alrededor de ellas.

Sus críticos dicen que sus trabajos se venden muy bien, pero que como artista West no tiene nada que ver con raperos como Tupac o Eminem, en cuyas canciones y actitud hay una protesta, una rebelión con el mundo, sobre todo con la sociedad marginada de los Estados Unidos.

Es una crítica que no está del todo mal fundamentada. Kany West, al lado de los grandes raperos de la historia de esa música, puede parecer una especie de caricatura. En mayo de este año, por ejemplo, luego de tomarse una foto con Donald Trump, por quien ha manifestado siempre sus simpatías, dijo que la esclavitud de los negros en Estados Unidos fue “una elección”. “Uno escucha decir que la esclavitud duró 400 años. ¿400 años? Parece que era una elección”.

Lea también: 'Ana María y Samuel, la pareja de niños que le mostró la salsa caleña a Kanye West'.

Fue una declaración rechazada por casi todos los afroamericanos activistas de EE. UU., que se sumaba al hecho de que el rapero manifestara sin problema alguno sus simpatías por el gobierno que más ha atacado las comunidades negras de ese país, el de Donald Trump.

Pero la crítica que se le ha hecho al rapero va mucho más allá de sus despropósitos políticos.

En 2009 West inició una serie de enfrentamientos con la cantante Taylor Swift, luego de que en plena entrega de los Video Music Awards, mientras Swift recibía un premio, West se subiera al escenario para gritar que quien se lo merecía era Beyoncé. El asunto pareció arreglarse con los años, hasta 2016 cuando en su canción ‘Famous’, una de sus más populares, el rapero escribió este verso: “Me parece que yo y Taylor todavía podemos practicar sexo. ¿Por qué? Porque hice famosa a esa zorra”.

El video, además, incluía varias escenas en las que Kanye West aparecía en una cama desnudo junto a varias imágenes de cera de personalidades famosas, en las que incluía a Taylor Swift y a Rihanna junto a su ex, Chris Brown, que ella había denunciado por agresiones físicas.

Un video del que West esperaba que la polémica ayudara a convertirlo en uno de sus más populares, pero lanzado a unos meses del despertar del movimiento #MeToo en Estados Unidos, terminó por cimentar su fama de misógino que ya venía cargando por otras canciones.

Una de las primeras críticas en ese sentido vino, por supuesto, de la propia Taylor Swift, quien en 2017 ganó el Grammy al álbum más importante del año por ‘Reputation’.

“Como primera mujer en ganar el Álbum del Año dos veces, quiero decir algo a todas las chicas jóvenes que hay ahí. Habrá gente en el camino que intentará menospreciar vuestro éxito y aprovecharse de vuestros logros o vuestra fama”, dijo en un discurso que fue interpretado como una respuesta a West.

La misoginia y el machismo de sus canciones no son una novedad para nadie. “Fuck you and your Hampton House, I fucked your Hampton spouse (Jódete tú y tu casa en los Hamptons, yo me cogí a tu esposa)”, dice en la canción ‘New Slaves’, en donde también escribió: “All you blacks want all the same thing/ You know niggas can’t read (Todos los negros quieren lo mismo / Tú sabes que los negros ni saben leer)”.

Otro dato: West ha sido el único que defendió públicamente a Bill Cosby, quien fue condenado por violación sexual.

Kanye West, además de rapero y una de las estrellas más mediáticas de la actualidad, es también diseñador de ropa y tiene su propia firma.
A mediados de este año sacó una nueva colección de ropa llamada Yeezy Desert Rat. La mejor forma que encontró para publicitar esas prendas fue publicando imágenes de mujeres semidesnudas que usaban algunas de esas nuevas creaciones de su firma.

Ese también es Kanye West, el rapero cuya visita la semana pasada a la ciudad se convirtió en todo un acontecimiento.

La respuesta de Taylor

“Quiero mandarles el mensaje de que si alguna vez alguien usa sus nombres para acosarlos en las redes, incluso, si un montón de gente se suma a ese acoso, eso no tiene porqué derrotarlos (...) Creo que algo bueno salió de todo aquello y es que aprendí una lección importante, una que llevo diez años contando desde el escenario, pero que no había tenido que aprender en propia carne. Esa lección tiene que ver con cuánto valoramos nuestra reputación. No nos debe importar ser malinterpretadas por la gente que no nos conoce, con tal de que la gente que sí te conoce te entienda”, dijo Taylor Swift en referencia a West cuando lanzó su álbum ‘Reputation’.

Portada revista Time, persona del año

Taylor Swift (rubia a la derecha), ha sido una de las artistas más comprometidas con el movimiento #MeToo en los Estados Unidos.

Amigo de Donald Trump
Kanye West Donald Trump

El cantante estadounidense Kanye West (d) posa con el presidente Donald Trump (i) tras su encuentro en la Trump Tower en Nueva York, Estados Unidos.

Agencia EFE

La mayor controversia que ha generado West entre los propios raperos y músicos ha sido por su defensa contínua de las políticas de Donald Trump. Según West el presidente “está luchando por la gente”. La canción, titulada ‘Ye vs The People’, causó revuelo entre los raperos.
Algunos, como Snoop Dogg, aparentemente se han sentido ofendidos por su contenido. El rapero se ha reunido en varias ocasiones con Trump y ha manifestado, además, su deseo de lanzarse como alcalde de Chicago y como candidato a la Presidencia para 2020.

West, por otra parte, también ha admitido seguir dolido por el comentario de Barack Obama en los MTV Video Music Awards de 2009. El entonces presidente demócrata lo trató de “bruto” por interrumpir la ceremonia cuando Taylor Swift iba a ser premiada para reclamar que se diese el premio a Beyoncé. Obama nunca le llamó para pedirle disculpas, lamentó el rapero.

“Estamos en una prisión mental. Me gusta la palabra 'prisión' porque 'esclavos' está demasiado ligada a los negros (..) Sé, por supuesto, que los esclavos no fueron encadenados y embarcados porque así lo quisieran”, escribió en Twitter tras recibir infinidad de críticas luego de que dijera que la esclavitud había sido una opción, una de las declaraciones más polémicas que ha hecho este magnate de la música.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad