Adiós mi amor, la coquetería caleña que se convirtió en todo un movimiento virtual

Adiós mi amor, la coquetería caleña que se convirtió en todo un movimiento virtual

Mayo 23, 2018 - 11:50 p.m. Por:
Lina Alvarez, Cali Creativa / Especial para el país
Lina Naranjo

Lina Naranjo, diseñadora gráfica y creadora de ‘Adiós mi amor’, comunidad con cerca de 73 mil seguidores en Facebook y 13 mil en Instagram. Lo que nació como una comunidad virtual ahora es un movimiento de empoderamiento femenino.

Especial para El País

Dicen que cuando dos o más mujeres se reunen, el diablo mira, escucha, se sienta y aprende. Quien tiene un parche de amigas sabe que es verdad. Un café, una cerveza, un postre, siempre serán una buena excusa para cavilar y escarbar en los rincones más recónditos de la mente humana. Para darle y darle vueltas a los mismos asuntos de siempre: ¿Hasta cuándo me va a durar esta maldita tusa? ¿Quién carajos entiende a los hombres? ¿Cómo le digo que me encanta sin parecer una necesitada? ¿Será que lo llamo o me hago la difícil?.

‘Adiós mi amor’ logró llevar esas preguntas bizantinas —que no son exclusivas del género femenino— y logró plasmarlas con una estética propia, donde el protagonista es el mensaje. Una comunidad que emergió en Cali y que en cada publicación derrocha sabor y desparpajo.

“Quien sabe cuánto vale nunca se pone en oferta”, “Uff, mi amor, yo a vos te haría hasta la tesis”, “Si la vida te la limones prepárate un mojito”, “A quien te pida un ‘tiempo’ regálale el resto de la vida”, “Quisiera ser sueño para darte todas las mañanas”, “El tamaño de tu corazón es inversamente proporcional al de tu ego” , y “Me tatuaría tu nombre hasta quedar como cuaderno de kinder”, son algunos de los mensajes que sus casi 73 mil seguidores en Facebook y sus 13 mil en Instagram, comparten y comentan confesando que se identifican con ellos.

Lea también: #Cuéntalo, la tendencia en redes sociales que lucha contra los feminicidios

“Este es un proyecto creativo virtual que hizo uso de las redes sociales como plataformas para generar comunidad. Lo que hacemos es reconocer el discurso de algunas mujeres y articularlo con el diseño para generar nuestros contenidos. Tenemos toda una narrativa que nuestros seguidores ya comprenden y apoyan”, explica Lina Naranjo, diseñadora gráfica y creadora de ‘Adiós mi amor’.

El primer post de ‘Adiós mi amor’ se publicó el 31 de octubre del 2015, sin embargo, su fase creativa se vino gestando desde el mes de febrero. Hace tres años, Lina trabajó arduamente de la mano de sus amigas, en el proceso creativo de una marca que generara identidad.

Detrás de cada frase hay un arduo esfuerzo que contempla cómo lograr sintetizar este discurso femenino, usando determinados recursos del lenguaje, aludiendo a la coquetería sin sobrepasar los límites, logrando que muchas mujeres —y por qué no, hombres— se reconozcan en sus contenidos.

Aunque el proyecto no tiene un personaje determinado, la gente comprende que quien les habla es una mujer. No por nada, en los grupos de amigas de WhatsApp e Instagram, los post de ‘Adiós mi amor’ son los más compartidos.

Valentina Marín, diseñadora de modas, lo confiesa: “Cada que veo una publicación de esta comunidad, la comparto con mis amigas. No solo son frases graciosas y llenas de sentido, sino que también nos identifican como mujeres en medio de un montón de contenidos en redes que nos desconocen adrede”.

Empoderamiento femenino

En diciembre de 2016 ‘Adiós mi amor’ lanzó su primera colección. Actualmente han salido tres al mercado. Los productos que se venden a través de sus redes son de uso continuo y diario para que la gente lleve consigo un pedacito de la marca. Entre los artículos se encuentran libretas, calendarios, bolsitas de tela, entre otros.

“Fusionamos el diseño gráfico, el diseño textil y el diseño editorial, agarrando distintas facetas y conceptos de estos para construir producto alrededor del mismo discurso”, afirma Naranjo.


El #MartesBelicoso y las #PoetisasDeAndamio son hashtags que ‘Adiós mi amor’ ha posicionado en las redes sociales. Sus frases son celebradas por la mayoría de usuarios que comprenden la guerra interna que trae consigo una ruptura amorosa, la ciencia que hay detrás de los piropos de los obreros de una esquina y la importancia de la reunión semanal con las amigas para desatrasar cuaderno.

Para Lina este proyecto se convirtió en un plan de vida, por eso asegura que seguirá generando contenidos que a través del humor y la ironía le levanten la falda a los caleños y los despeluquen un poquito, para que aprendan a cerrar ciclos y a decir sin miedo: “Adiós, mi amor”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad