Noticias de Cali, Valle y Colombia - Miércoles 26 de Junio de 2019

Blogs

Blogs |  hora-cierre - Agosto 27 de 2010 - 19:47

Cercados por la criminalidad

El fin de semana pasado, comprendido entre el viernes 20 y el domingo 22 de agosto, se presentaron en Cali trece homicidios y 1.718 riñas. Es decir, que en promedio la Policía tuvo que atender 572 enfrentamientos entre personas, que lógicamente dejaron decenas de heridos.
Hoy la ciudad se enfrenta una difícil situación de orden interno que parece haberse escapado de las manos de sus autoridades civiles y militares.

Hasta el 21 de agosto, en la capital del Valle se habían contabilizado 1.104 homicidios, una cifra muy parecida a la del año pasado, pero no menos preocupante. Lo que sí está aumentando dramáticamente son las muertes por lo que las autoridades denominan intolerancia. Eso seguramente fue lo que ocurrió el fin de semana pasado cuando un albañil del barrio Realengo, cerca de Terrón Colorado, decidió matar a cuatro personas porque lo habían sacado de una reunión en la que se encontraba.

El respeto por la vida en Cali es de una insignificancia que aterra. Es tan poco el valor que se le tiene, que según el comandante de la Policía Metropolitana, general Miguel Ángel Bojayá, el 60% de los hechos de sangre que ocurren en la capital del Valle están mediados por problemas de convivencia social.

Si a este caldo de cultivo le agregamos un alto índice de desempleo (14%), la presencia de cinco oficinas de sicarios, el azote de más de 400 pandillas juveniles y un aumento considerable del consumo de droga y la prostitución, tenemos una ciudad que está llegando a su punto más extremo sin que las autoridades parecieran darse cuenta.

La confusión reina y a juzgar por los procedimientos no hay un trabajo mancomunado entre la Alcaldía, la Policía, la Fiscalía y la misma comunidad.

Por un lado, la Alcaldía responsabiliza al Gobierno Nacional porque se dedicó a reforzar la seguridad en la zona rural y la descuidó en las ciudades. Acusa también a la Fiscalía de no tener dientes y de dejar pasar los tiempos para juzgar a criminales detenidos en flagrancia. La Policía, por debajo de cuerda, critica a la Alcaldía por no proporcionar suficientes recursos para adelantar operativos en los barrios y también arremete contra Fiscales por dejar en libertad a delincuentes. La Justicia se queja que está trabajando con las uñas y que ni siquiera tiene un sitio en el cual desarrollar su labor. La comunidad, por su parte, permanece aterrada, con miedo de denunciar y perdiendo, cada día que pasa, más y más confianza en sus autoridades.

Mientras el panorama se oscurece, delitos de alto impacto, como el robo de automotores, por citar un ejemplo, están sin freno. Aunque Cali tiene tres veces menos vehículos en circulación que Bogotá, es en esta ciudad donde se produce el mayor número de robo de carros y motocicletas en Colombia. Según el presidente de las Asociación del Sector Automotor y sus Partes, Asopartes, Tulio Zuloaga Revollo, ese tipo de hurtos en la ciudad ha aumentado en 4%, mientras paradójicamente en el resto del país ha bajado en ese mismo porcentaje. Mientras el año pasado se robaron 2.355, la mayoría en atracos o halados por delincuentes, este año van 2.485.

La criminalidad, es indudable, nos está cercando y si no unimos esfuerzos que involucren mayor presencia de las autoridades, oportunidades laborales, espacios lúdicos para los más jóvenes y aprendizaje del respeto a la vida desde la niñez, vamos directo a convertirnos en una ciudad invivible y pasaremos inexorablemente de ser la sucursal del cielo a una patética filial del infierno.

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Hora de cierre

Imagen de Gerardo Quintero
Gerardo Quintero

Comunicador Social, egresado de la Universidad Autónoma de Occidente. Periodista por pasión y convicción. Cali, la ciudad de sus ancestros, que ama y sufre por igual. Sus escritos son la trinchera desde donde cuestiona, critica o también aplaude las buenas iniciativas. Sueña con una ciudad más justa, educada, cívica, segura e incluyente.

Sobre el blog

Cali es la ciudad que me envuelve, que siento, que huelo, que está cosida en mi alma. La tierra de mis abuelos, quienes forjaron en mi un amor entrañable por su cultura, su gente, sus espacios, la brisa y todos esos lugares comunes que me encantan. Mi nombre es Gerardo Quintero, soy periodista y sueño con la construcción de una ciudad más amable, segura y llena de oportunidades para mis hijas. A Cali la sufro, la padezco, pero ante todo la amo. De ella hablo en todos los escenarios posibles. La salsa, el fútbol y los buenos libros revolotean en cada poro de mi ser, como la ciudad, porque Cali también es eso...

Últimas publicaciones

Publicaciones más comentadas

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA
DICCIONARIO DE LA LENGUA ESPAÑOLA - Vigésima segunda edición

jalar.

(De halar).

1. tr. coloq. halar (‖ tirar de un cabo).

2. tr. coloq. tirar (‖ hacer fuerza para traer).

esto tambien es criminal
Aprovecho es te espacio para hacer una denuncia que nos afecta a miles de Colombianos, siendo el mío un Caso critico
Hace algunos años un deudor hipotecario de ahorramas le gano un pleito a esta entidad que lo iba a despojar de su casa por falta de pago cuando en realidad el banco según las nuevas leyes de crédito hipotecario debería haberle devuelto dinero, y así lo tuvo que hacer el banco.
Al entrevistar a la juez que profirió la sentencia en un noticiero el periodista le increpo por que se permitía esta clase de atropellos en Colombia por parte de los bancos y que eran miles de colombianos en igual condiciones a lo cual la juez respondió “ como no demandan” refiriéndose a los afectados del crédito financiero de vivienda esto demuestra lo torcido de las leyes en Colombia , debes demandar para exigir tus derechos y si no lo haces o no tienes para pagar un abogado que es casi la totalidad de los casos te quitan además de que ya te han robado dinero tu casa ¿donde está el estado de derecho que se llenan la boca los políticos y gobiernos promulgando cada que pueden
En mi caso que es el de muchos colombianos la injusticia raya en la impunidad
Tengo un crédito hipotecario con Av villas el cual no pude seguir pagando pues me quede sin empleo hace ya seis años y por mi edad y ano consigo empleo
Entonces ateniéndome a lo dicho por la juez en el caso contra ahorramas coloque un abogado haciendo esfuerzos para poder pagarlo entonces se hizo liquidar el crédito por un profesional en contaduría experto en crédito hipotecario cuyo balance fue que Av villas debería devolverme $11.000.000 entre lo que me estaba cobrando demás y una multa que deben cancelar por intento de robo
A pesar de estar haciendo una reclamación justa apoyado en el derecho según las leyes Colombianas de vivienda la JUEZ 23 del circuito civil de Cali fallo en primera instancia a favor del banco a sabiendas de estar violando las leyes que ella debería proteger, según mi abogado esta juez en otro caso que él tuvo que llevarle a instancias superiores a ella fue amonestada por fallar en otro caso hipotecario en contra de la ley , una simple amonestación cuando este tipo de personas deberían ir a la cárcel por este tipo de delitos y su tarjeta profesional suspendida sin embargo allí está la señora esta, torciendo las leyes a favor de los bancos afectando a una enorme cantidad de Colombianos que debido a la crisis económica ni siquiera tiene para defenderse ante la criminalidad de los bancos y sus secuaces (jueces corruptos)
Este es mi dilema señor director estar abocado a la perdida de mi vivienda porque un sistema bancario ladrón y un juez corrupto tuercen las leyes colombianas a su favor con la complacencia del gobierno donde seguramente habrá más de un accionario de la banca y cuando menos son los bancos los que colocan el capital que monta a los gobiernos aquí en Locombia
Soy un padre de familia con cinco hijos de los cuales una niña de dos años sin cumplir y otra de cinco años

Esta es la seguridad democratica, lo que siempre he dicho buscan la pajita en el ojo de chaves y no los samanes en los ojos de los gobiernos aqui en Colombia
Es logico que un pais con los niveles de desigualdad de miseria y desempleo se de paso a la violencia que ninguna medida podra contener

NO SE COMO ESTE PERIODISTA VIVE EN CALI CON TODA ESA INSEGURIDAD QUE EL
DICE QUE HAY. MINIMO FUE O ES UNA RATA Y SABE COMO DEFENDERCE.

Lamentable el estado de postración en que se encuentra la seguridad de la ciudad, mientras tanto el Alcalde se tira los pesos en: torneos de salsa, En festivales, en publicidad en viajes, VEINTIDOS MIL MILLONES DE PESOS EN ineptos Guardas Civicos y se niega a implementar horarios extendidos para los de Transito que trabajan en horarios de oficina y solo PICO Y PLACA, lo mas triste de todo es que se ha empeñado en pedir los recursos de LA SEGURIDAD DEMOCRATICA y sigue haciendose el loco con la inversión urgente en seguridad.EL TRABAJO CON LOS RECURSOS MUNICIPALES para llevar a su hermano al Senado y con todos esos festivales, solo engrandece su imagen y del resto nada. PARA completar, nuestros lideres gremiales y municipales como el CONCEJO, le siguen firmando cheques en blanco (vigencias futuras)