Noticias de Cali, Valle y Colombia - Lunes 10 de Diciembre de 2018

Blogs

Blogs |  figuras-y-recuerdos - Agosto 27 de 2013 - 16:01

Carlos Salvador Bilardo: El fútbol, confesiones y…

“Soy el único campeón Intercontinental del mundo como jugador, técnico y doctor”.

La temporada de 1978, marco la historia del Deportivo Cali, en Suramérica y en general para el fútbol colombiano, en la disputa de la Copa Libertadores de América, hasta entonces ningún equipo, de nuestro país, había llegado a la final del máximo certamen sur continental de clubes.

El Cali, escribió las primeras páginas gloriosas del balompié nacional, dejó una huella histórica, fue el primer equipo en alcanzar el subcampeonato.

El narigón Bilardo, disputó la primera final colombiana en este certamen, le abrió las puertas para el manejo de la Selección en la Eliminatoria hacia España 1982 y fue pionero en la transformación del jugador nacional gestionando con los directivos nuevos torneos que les diera más cabida.

El hoy coordinador de las selecciones argentinas genera credibilidad cuando resalta la evolución del balompié colombiano, elogia la capacidad de Falcao García, y desde hace más de tres décadas destaca que el equipo ‘Tricolor’ será la cuarta potencia del futbol suramericano, después de Argentina, Brasil y Uruguay.

Destaca también que se mantiene al día de lo que sucede con el Deportivo Cali, sabe que hay deseos de nuevos títulos, y por esas cosas del fútbol han sido esquivos, pero como paradoja, el equipo azucarero es la vitrina más vendedora de futbolistas a otros países.

Con este preámbulo, luego de unos días de intensa búsqueda, el hombre del fútbol: jugador, director técnico, comentarista deportivo de radio, prensa y televisión, con frases cortas aprovechó este reencuentro de amigos y a través del Diario El País, donde tengo más de un millón de amigos, le envió un cordial saludo por su gestión no solo como periodista, sino como amigo y profesional a Edward Orlando Rojas, y a su excelente grupo de colaboradores. Entre sus propósitos, deseos y anhelos inmediatos, Bilardo, quiere estar en el palco verde en la inauguración del Estadio del equipo azucarero.

Recuerda como anécdota, la relacionada con su arribó a Colombia, en pos de una nueva experiencia y mostrar sus sabiduría en un equipo de la tradición y jerarquía del equipo “Azucarero”. Fue una campaña de locos, al llegar al aeropuerto se trasladó a las oficinas de don Alex Gorayeb, el inolvidable presidente verdiblanco, lo primero que me dijo fue que la única consigna que tenía como misión era derrotar a Atlético Nacional, dirigido en esa época por Osvaldo Juan Zubeldía. Mi respuesta fue más allá. “Quiero ganar la Copa Libertadores porque este torneo se lo ganó Estudiantes de la Plata con un grupo de jugadores desconocidos a nivel internacional y en él estábamos Zubeldía y mi persona”. Alex me miró incrédulo y se despidió de inmediato porque tenía una reunión de negocios.

Bilardo nunca olvida el momento en que llegó a El Limonar, sede en donde entrenaba el onceno verdiblanco, 24 horas después de las presentaciones en el entrenamiento, Humberto Palacios, le dio el contrato para su firma. Pero Bilardo lo miro y dijo: “Señores, no firmo”.

Gran exclamación de los presentes y enseguida la aclaración del técnico: “no firmo hasta que no hable con los jugadores”.
Al otro día, al presentarle al plantel completo, dijo: “muchachos, yo necesito en el equipo un grupo de jugadores pobres, que quieran ganar dinero, que no le teman a las concentraciones de muchos días, que entrenen después de los partidos, si es necesario y que no conozcan la palabra derrota. Vayan, piensen y vengan a contestarme si están dispuestos o no a trabajar así”.

A los diez minutos regresaron y el arquero le respondió: “estamos listos para cumplir con lo que usted indique, le indico a Hernando “La Pinta” García.

El nuevo DT le menciono: “bueno, García, para empezar necesito que usted no fume mas”. “Yo no fumo, señor Bilardo”, explicó tratando de dar una excusa.

“Usted fuma diez cigarrillos por día. El primero a las diez de la mañana, el segundo después del entrenamiento, otro cuando termina el almuerzo y los restantes a la tarde y a la noche”.

Desde ese día, además de “El Doctor”, le dicen “El Brujo”. Bilardo solo sonríe. “Si no se con el material que voy a trabajar, mejor me quedo en mi casa”.

En medio de ese grupo de jugadores estaba también un gordo. Al verlo, creí de inmediato que se trataba de la persona que se encargaba de arreglar la cancha... “Estiró su mano y me dijo, me llamo Miguel Escobar y soy el capitán del equipo. No lo podía creer. Pero en el momento del entrenamiento “El Gordo” me dejó con la boca abierta por su calidad y responsabilidad. En los partidos, ¡qué clase!”.

“Así empezamos a trazar el trabajo que nos llevó a la fase semifinal de ese año, 1977. Nos quedó una espinita en el zapato porque perdimos con Libertad de Paraguay, 2-1, y empatamos, 1-1, con Boca Juniors en Buenos Aires. Esos dos resultados nos sacaron de la final”.

El Narigón, insistió que llegaría a la final de la Copa. Y aquella promesa se cumplió un año después en 1978.

“Nos reunimos todo el grupo y trazamos el objetivo por el que íbamos a luchar durante toda la temporada. Nos teníamos que sacrificar. Y así lo hicimos. Solo pensando en la Copa. Los jugadores hicieron vida de hotel, mientras en sus casas, sus esposas, aprendieron a resolver sus problemas sin sus maridos. Le ganamos a Peñarol, 2-0, en Montevideo; al Alianza Lima, 4-1, en el estadio Matute con una gran demostración de fútbol de inspiración de Diego Edison Umaña, y en Defensores del Chaco goleamos al Cerro Porteño, 4-0... Nadie podía entender nuestra campaña. Y así llegamos a la final con Boca Juniors”.

Los dos enfrentamientos fueron el 23 y el 28 de noviembre de 1978. El primero en el estadio Pascual Guerrero con empate a cero y el segundo con victoria para el equipo boquense, 4-0, que tenía como técnico a Juan Carlos Lorenzo, quien dijo “ellos nos creían giles –bobos-. Creo que pasó lo previsto. Boca es un equipo con mucho oficio; les tapamos todos los caminos y encontramos el camino para meterles varios contraataques”.

La verdad de ese equipo de Bilardo era la fórmula del contraataque:tres picadores a ultranza-Ángel María Torres, Néstor Leonel Scotta y Alberto de Jesús Benítez-, que buscaban sin descanso cuanta pelota salía del fondo.

El jugador que más recuerda de los verdiblancos de su época, es al defensor “La Mosca” Caicedo, otro como él, no lo he vuelto a ver y en su época estaban tambien el alemán Franz Beckenbauer, el italiano Franco Baressi y el holandés Ronald Koeman. Pero el de la clase y el estilo era Henry.

Carlos Salvador señala que los directivos verdiblancos pueden estar tranquilos, los títulos llegaran en seguidilla, quiere estar presente en la inauguración del estadio azucarero.

Un mensaje para las nuevas generaciones de futbolistas, Carlos Bilardo estudiante y futbolista, supo el significado de la palabra sacrificio, para alcanzar las metas prefijadas. Estudiaba por las noches, a la mañana se iba temprano al hospital para hacer prácticas y por la tarde iba a entrenar con su equipo.

Aprendió de uno de sus profesores, que para ser Médico, debía estar disponible las 24 horas del día y los 365 días del año. Se dio cuenta que un error, es una vida y el siempre ha citado una anécdota de la única materia que reprobó en toda su carrera, fue farmacología.

Cuando decidió que su vida era el fútbol, dejó de ejercer profesionalmente la medicina en el año 1976. No obstante, Carlos, cada vez que su tiempo se lo ha permitido, ha leído y ha asistido a cuanto congreso de Medicina puede… Hoy, si su esposa Gloria le dice que le duele la cabeza, Carlos le contesta: "tomate un analgésico", pero si le dice que el dolor no se le pasa, Bilardo inmediatamente le responde: "vamos, te llevo al médico".

Bilardo como personaje despierta el abanico de odios, amores y pasiones. Enciende la polémica. Es el genio de la amistad, independiente y respeta la libertad de los demás, durante su permanencia en Colombia, al frente del Deportivo Cali y la Selección, siempre atendió inquietudes y sugerencias de los periodistas y medios de comunicación.

Como Secretario General de la Asociación de Futbol Argentino-AFA-, siempre está en constante movimiento, tiene en cuenta los más mínimos detalles en torno a su selección.

Su historial, es inagotable hasta el punto que amigos y allegados suelen manifestar, que Bilardo es ordenado hasta con “el mal genio”, y en los momentos de sus escasas dificultades y enfrentamientos, con su más encarnizado opositor el flaco Cesar Luis Menotti.

Se siente aun “joven” y útil, siempre busca que las generaciones tengan un mejor futuro pero hay que estar con los pies sobre la tierra, estudiar es lo fundamental, para ser profesionales en cualquier campo.

Defensivo y tramposo para sus detractores, efectivo para sus sostenedores, delirante para casi todos, a medida que pasa el tiempo y su dicción se hace cada vez más difícil, no puede negarse la indiscutible marca que Carlos Salvador Bilardo ha dejado en el fútbol. Difícilmente un legado podría haber obtenido el éxito sin control.

El narigón está en todas las facetas del fútbol, no lo eluden ni con gambetas, porque está listo, no deja pasar detalles por alto, ni deja circunstancias al azar, genio y figura con huella inolvidable.

Para nosotros es indispensable respetar las opiniones que nuestros lectores expresan.

Por ello te pedimos no hacer comentarios que agredan a otros usuarios.

Figuras y Recuerdos

Imagen de fabival
Fabio Valdés

Sobre el blog

Soy periodista y he laborado en la prensa hablada y escrita. Me he desempeñado también como profesor y contador. Tengo experiencia y conocimiento en fútbol, natación y ciclismo; un todero en otras facetas de la comunicación. Agrego al perfil mi experiencia como estadígrafo. Hobbies: escribir las 24 horas. Editor de crónicas, reportajes y poemas.

Últimas publicaciones

Publicaciones más comentadas

El mejor técnico que ha tenido el Deportivo Cali. Como añoramos esa época cuando además de buen técnico teníamos con él un equipo que salía a ganar en toda parte, así fuera de visitante en otros países.

AUN QUE LO MIO ES LA MECHITA COMO HACEN DE FALTA UN DEPOTIVO CALI Y UN AMERICA PELEANDO ARRIBA EN LA TABLA Y NO COMO AHORA CONTENTOS POR QUE GANAN UNO QUE OTRO PARTIDITO EN LA A o EN LA B....