Las fórmulas vicepresidenciales casi no aportan votos externos, dicen analistas
Elecciones presidenciales 2018

Las fórmulas vicepresidenciales casi no aportan votos externos, dicen analistas

Mayo 25, 2018 - 11:30 p.m. Por:
Olga Lucía Criollo / reportera de El País 
Fórmulas vicepresidenciales

Fórmulas vicepresidenciales en debate

Foto tomada de Twitter

¿Qué tanto han aportado a las campañas las personas que los cinco candidatos a la Presidencia de la República escogieron como coequiperos?

El País consultó a los analistas políticos Fernando Giraldo y Carlos Charry, sobre cuáles son los puntos que sumaron y/o restaron Marta Lucía Ramírez, Juan Carlos Pinzón, Clara López, Claudia López y Ángela Robledo a quienes desean ocupar la Casa de Nariño a partir del próximo 7 de agosto.

Marta Lucía Ramírez:

La exministra de Defensa conservadora llegó a la campaña de Iván Duque para ponerle un tinte de tranquilidad a la línea ideológica de derecha que marca al uribismo, no obstante que también tiene posturas ortodoxas, “amenaza menos, tiene frases menos radicales y es más proclive a sentarse a dialogar, así no llegue a acuerdos con otros”.

También es cierto que la presencia de Marta Lucía facilitó que algunos sectores conservadores hayan llegado más rápido a la campaña uribista, aunque es un aporte difícil de medir cuantitativamente porque está claro que muchos de los votos que sumó en la consulta interpartidista de marzo no fueron por ella sino para que Duque no ganara. “De los tantos que sacó es posible que unos 500.000 sean de ella”, se aventura a decir el profesor Giraldo.

De igual forma, sostiene que si el candidato del Centro Democrático hubiese escogido a otra persona como su fórmula, hubiera sumado más, porque, al participar en la consulta, la exministra ya estaba en esa campaña y legalmente no podía apoyar a otro aspirante. “Perdieron la oportunidad de haber llamado a una persona que no hubiese sido tradicionalmente reconocida como uribista y que les hubiese aportado más simpatía en sectores menos afines a ese partido y la prueba está en que no están en condiciones reales de ganar en primera vuelta”.

No obstante, para Carlos Charry el hecho de haber unido la consulta interpartidista a las elecciones parlamentarias catapultaron la imagen de Duque y de su ‘ llave’, “haciendo que de alguna manera el candidato ya tuviera la mitad del Partido Conservador en el bolsillo”.

Lea también: ¿Qué candidatos pasaron la 'prueba de ácido' de las redes sociales?

Juan Carlos Pinzón:

Exministro de Defensa y exembajador del gobierno Santos en Estados Unidos, el conservador Pinzón consolidó el voto de los sectores más ortodoxos de la derecha que ya estaban en la campaña de Germán Vargas Lleras.

“Se muestra como un hombre de mano dura, que doblegó militarmente a las Farc”, dice el politólogo Charry, recordando su cercanía con las Fuerzas Militares, pero agregando que pareciera que más haya de eso no hubiera mayor afinidad con el candidato.

Para Giraldo, la misión de Pinzón es dejar en claro que un mandato del exvicepresidente defenderá a ultranza a las instituciones y que no sería proclive al Gobierno Santos, ya que, aunque fue cercano al hoy Mandatario, tuvo discrepancias serias con él.

Entre los puntos en contra del exministro está que tampoco cuenta con estructura política que sume sufragios a la campaña de #Mejor Vargas Lleras y que muchos lo tildan de ser poco simpático, con lo que reafirma el carácter temperamental y vertical de esa campaña presidencial.

Por el contrario, el aspirante a la Presidencia pudo haber nombrado a un miembro reconocido del Partido Liberal, con lo que se habría llevado una parte importante de esa colectividad.

Clara López:

Exministra del Trabajo y excandidata a la Primera Magistratura por el Polo Democrático Alternativo, tenía la misión de acercar a sectores de la izquierda a la campaña de Humberto De la Calle, ya que el liberalismo es concebido como un partido de centro derecha, y de sacar ganador al exnegociador de Paz en una eventual consulta interpartidista con Sergio Fajardo y Gustavo Petro, propósito que claramente fracasó porque los hechos políticos llevaron a que esa coalición de sectores ideológicamente cercanos a la izquierda, no se diera.

Además, los votos que sacó en el 2014 tomaron rumbos distintos, ya que hasta 150.000 pudieron quedarse con ellos, pero los demás se fueron sobre todo para donde Fajardo.

Para Charry, el hecho de que la exministra haya sido candidata igualmente “enfrió” el entusiasmo por la fórmula, pese a tratarse de dos políticos con trayectorias similares.

Claudia López:

El gran ‘pecado’ de Sergio Fajardo fue haber escogido como fórmula a alguien que ya estaba en su campaña, cuando, según los expertos, era el único de la actual baraja presidencial que se podía dar el lujo de escoger al colombiano que quisiera para que lo acompañara en su propósito de ocupar la Casa de Nariño.

“Serían muy pocas las personas en Colombia a las que les daría pena estar con un candidato presidencial de la línea ideológica de Fajardo, porque no hay nada de que avergonzarse y es un aspirante con una imagen muy positiva”, sostiene Giraldo.

Pero además de no traer votos de afuera de la coalición, la exsenadora del Partido Verde no le sumó mucho a Fajardo, plantea Charry, porque, pese a ser muy mediática, su escogencia se dio muy temprano. Claro está que en las últimas dos semanas se la ha visto repartiendo volantes en las calles, lo que, para el experto, puede haber incidido en el repunte de Fajardo en las encuestas.

Ángela Robledo:

Exrepresentante a la Cámara por la Alianza Verde con las mejores calificaciones, la bogotana le imprimió serenidad y tranquilidad a la campaña de Gustavo Petro, quien es reconocido como una persona beligerante.

Robledo, según los expertos, también tiene cierta agudeza política y, sin tener una estructura como tal, reafirmó el voto independiente y de seguro sumó algunos sufragios centristas que estaban indecisos a una campaña clasificada como de izquierda.

Sin embargo, no le aportó mucho en el sentido de que proviene casi de la misma línea política de Petro, quien pudo haber buscado una persona que viniera de un norte ideológico menos de izquierda y del centro, en aras de ampliar el espectro electoral de su campaña.

Para Charry, la docente le aportó estabilidad a un Petro que se veía muy solo, logrando acercarlo un poco al centro, sin salirse de la izquierda. Sin embargo, dadas las desaveniencias entre la campaña de los Verdes y la de la Colombia Humana, al final fue poco lo que pudo sumar, debido también a la poca exposición mediática que tiene la reconocida académica.

Más opiniones

Escoger como fórmula vicepresidencial a una persona que ya está dentro de la campaña es uno de los peores errores que, según el profesor Fernando Giraldo, se pueden cometer en una carrera por la Presidencia.

Según el politólogo Carlos Charry, Marta Lucía Ramírez fue la ‘llave’ que más exposición mediática tuvo, como resultado de la estrategia diseñada por el Centro Democrático, según la cual el que quedara de segundo en la consulta partidista de la derecha pasaría a ser inmediatamente la fórmula vicepresidencial del ganador.

”Allí hubo un criterio de cohesión muy fuerte y creo que ha sido una de las razones por las cuales esa campaña se ha mostrado sólida desde que se conocieron los resultados de las votaciones del 11 de marzo pasado”, indica el experto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad