Descubrimos quién le habla al oído a Humberto De la Calle

Escuchar este artículo

Descubrimos quién le habla al oído a Humberto De la Calle

Mayo 07, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Olga Lucía Criollo, reportera de El País
Descubrimos quién le habla al oído a Humberto De la Calle

El día de la inauguración de la sede, el equipo se tomó una foto con Rosalba Restrepo, esposa del candidato.

Especial para El País

Según el organigrama oficial, ocho personas le hablan al oído al candidato a la Presidencia de la República Humberto De la Calle Lombana.
Son los integrantes del Comité Estratégico, se apresura a decir un miembro de su equipo de prensa y enumera siete hombres y una mujer: Clara López, ‘la fórmula’ del aspirante por el Partido Liberal.

Ellos son Héctor Riveros, liberal bogotano experto en temas constitucionales; Arturo Sarabia, exministro de Educación; Gonzalo De Francisco, exconsejero de Seguridad Nacional; Rudolf Holmes, exministro de Hacienda; Juan Fernando Cristo, exministro del Interior; Rodrigo Villalba, exministro de Agricultura y senador electo, y Andrés Hoyos, asesor externo en Comunicaciones.

Pero entre unos y otros, dicen, su amigo más cercano es Sarabia. De hecho, se conocen hace más de 30 años, cuando el barranquillero era Gobernador del Atlántico y el hoy candidato, Ministro de Gobierno. Más adelante, en el 1993, sería su jefe de debate, cuando De la Calle se lanzó a la Primera Magistratura, siendo derrotado en la consulta liberal por Ernesto Samper.

Lea también: Estas son las cartas que se juegan los candidatos antes de las elecciones

“Después trabajamos juntos, cuando él era Vicepresidente y yo Ministro de Educación, y desde entonces hemos mantenido una relación cordial y amistosa. Le tengo profunda admiración”, dice Sarabia, quien asegura que si bien la carta ‘roja’ a la Presidencia escucha y evalúa diversas opiniones, “las decisiones son enteramente de su resorte”.

Reconoce sí, que en ocasiones atiende las recomendaciones del Comité Estratégico -especialmente de él, dicen algunos-, pero otras los sorprende escogiendo un camino inesperado, “fruto de su intuición y sus íntimas convicciones”.

Con él coincide Hoyos, quien antes estuvo al frente de la jefatura de prensa: “Si bien el programa tiene un profundo análisis técnico por los profesionales del más alto prestigio, el candidato es quien dicta la línea fundamental de su propuesta y la comparte con su Comité Estratégico para definir acciones y mensajes a implementar”.

Cuenta que la imagen de “líder respetado por la opinión pública y sus mismos contradictores” ha hecho más fácil su trabajo, además de que “por su temperamento, coherencia y decencia, las comunicaciones del doctor De la Calle se han caracterizado por un mensaje a favor de la gente, la equidad, la reconciliación y el futuro”.

Eso sí, reconoce que la inmediatez de los medios de comunicación y el auge de las redes sociales, sí han llevado a que se registren situaciones complicadas, como aquella que generó la publicación de una foto que mostraba al candidato tomándose una cerveza en una actitud ‘demasiado solitaria’. Sin embargo, el equipo creativo de la campaña logró revertir rápidamente la situación, transformándola en la exitosa #UnaPolaConDeLaCalle, que le dio la vuelta al país.

Todo, porque, asegura Hoyos, “nos hemos dedicado a gozarnos y disfrutar cada momento de esta campaña”.

Claro que momentos de tensión los ha habido: cuando se definió que la candidatura no iría por firmas sino por el liberalismo; cuando se resolvió ir a la consulta interna en noviembre. Cuando se decidió no participar en la consulta convocada por los movimientos de izquierda y cuando Fajardo “finalmente” invitó a De la Calle al acuerdo que el Centro Nacional Electoral, CNE, ‘vetó’ por extemporáneo.

Todo ello sin hablar de la polarización, la falta de recursos y las disputas al interior del liberalismo. Sin embargo, dicen en la campaña que a quien supo lidiar con éxito las negociaciones que llevaron a la expedición de la Constitución del 91 y a los Acuerdos con las Farc nunca se le ha visto estresado. “De la Calle está haciendo la tarea con disciplina y entusiasmo, y con un vigor y una energía sorprendentes”, insiste Sarabia.

Cuentas claras

Otro ‘personaje’ importante dentro del staff del aspirante presidencial es Ligia Rodríguez, quien fue inscrita ante el CNE como gerente de campaña. Tiene a su cargo el manejo presupuestal y financiero de la campaña.

Sus tareas, dice, son llevar el registro de los ingresos, el control sobre los gastos, la firma de contratos y la expedición de órdenes de servicios y de compras, así como los pagos. “Mi responsabilidad es que las cosas funcionen a nivel administrativo y de que los equipos de trabajo cuenten con los insumos necesarios para sus tareas, en la medida de las posibilidades económicas de la campaña y siempre bajo un criterio de austeridad”.

Nada de eso se imaginó en mayo del año anterior, cuando tras retirarse de su antiguo empleo, y por admiración y gratitud con el exnegociador de la Paz, decidió donarle tres tardes de sus semanas a lo que entonces era el proyecto de una candidatura presidencial. Claro, antes había sido secretaria general de la Superintendencia de Industria y Comercio, cuando José Miguel De la Calle, hijo de quien ahora aspira a ocupar la Casa de Nariño, estuvo en ese cargo.

“Estamos financiados con un crédito y con el anticipo de reposición de votos, que ya lo recibimos”, dice antes de contar que solo han recibido dos donaciones: una por cinco millones y otra por tres, “de dos mujeres antioqueñas jóvenes”.

Solo desde mañana implementarán una plataforma para donaciones vía web, por ‘culpa’ de la obsesión por la transparencia que impera en la campaña, ya que, para evitar ‘golazos como los de Odebrecht, tienen un auditor interno, una vez por semana hacen un comité financiero y revisan todos los antecedentes judiciales, disciplinarios y fiscales de los posibles donantes, incluido si están en Lista Clinton, antes de que el Comité de Donaciones la apruebe.

Así es la gente que trabaja para el que el liberal manizalita llegue a la Presidencia, en el que también se incluyen varios jóvenes, entre ellos al menos cinco que trabajaron en el proceso de paz, incluida la caleña Isabelita Mercado, quien fuera secretaria privada del Alto Comisionado de Paz.

José Miguel De la Calle, hijo del candidato, apoya los temas programáticos, liderados por Julían López, mientras que Guillermo Cuéllar es el director de Comunicaciones y Marcus Vinicius, asesor internacional.

Descubrimos quién le habla al oído a Humberto De la Calle

Estas son las personas que ayer se encontraban laborando en la sede principal de Humberto De la Calle en Bogotá.

Especial para El País

¿Y en el Valle del Cauca?

El electo representante a la Cámara Juan Fernando Reyes Kuri es el coordinador político de la candidatura de Humberto De la Calle en el Valle, en tanto que Álvaro Martínez, expresidente del Deportivo Cali, tiene a su cargo la parte administrativa.

Entre las funciones de Reyes está coordinar la agenda del aspirante liberal cuando viene al departamento y ser el enlace entre quienes apoyan esa aspiración en la comarca.

Entre ellos, dice Reyes, están, además de su propio equipo liberal, los que lideran la concejal Clementina Vélez y su diputada Diana Moreno; el de los Arrovaye (con concejal y representante); el de Álvaro Monedero (que también tiene diputada); el concejal Juan Pablo Rojas y su papá, Uriel Rojas.

También el concejal Carlos Pinilla y la representante Adriana Gómez; el grupo de la Ministra de Trabajo, que reúne al diputado Hugo Armando Bohórquez y la concejal de Palmira Wendy Armenta; y los equipos de José Arlen Carvajal y la diputada Miriam Cristina Juri.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad