Inscripciones también causan 'divorcios' en los partidos de la oposición

Inscripciones también causan 'divorcios' en los partidos de la oposición

Julio 31, 2019 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Reunión de Claudia López con Colombia Humana

La reunión se llevó a cabo este miércoles en el apartamento de Ángela María Robledo, en Bogotá.

Foto tomada de Twitter @angelamrobledo

El clima político entre los llamados alternativos pasa por un momento de alta tensión y tal parece que a medida que se acercan las elecciones locales los ánimos se crispan más.

De hecho, los últimos episodios polémicos han tenido que ver con los avales para los comicios de octubre.

El senador Gustavo Petro no pudo llegar a un acuerdo con Claudia López para sumarse a la aspiración de ella por la Alcaldía de Bogotá. El excandidato presidencial argumentó que no podía apoyar a alguien “que no sea capaz de defender” el metro subterráneo de la capital colombiana.

La situación empeoró cuando el jueves pasado, durante la inscripción de su candidatura, López dijo que Sergio Fajardo sería el presidente del país en 2022. Una declaración que no cayó bien entre los que no le perdonan a Fajardo no haber respaldado a Petro en la segunda vuelta para las elecciones presidenciales.

A su vez, la excandidata vicepresidencial Ángela Robledo le reclamó a López por sus palabras: “Con el lanzamiento de Sergio Fajardo como futuro presidente de Colombia para el 2022, Claudia López rompe un acuerdo de la coalición: no atar la campaña a Alcaldía de Bogotá a la campaña a Presidencia”.

Lea también: El duro reclamo de Ángela María Robledo a Claudia López por "no cumplir su palabra"

A esto se suma que Petro terminó apoyando la candidatura de Hollman Morris a la Alcaldía Mayor, pese a que se conoció una carta firmada por 74 personas, de las cuales 54 son mujeres de Colombia Humana, en la que se anunciaba el rechazo a ese posible aval, debido a las acusaciones de violencia de género que pesan contra Morris. La decisión del exalcalde de Bogotá fue vista por muchos como un hecho que va en contravía de los principios del partido.

Pero la división ha sido una constante histórica en la izquierda. “De alguna manera, la izquierda, que critica tanto a la derecha, se termina mimetizando mucho en la virtud de los vicios que tanto le critica a la derecha. Ese tema de las divisiones, las fracturas y las recomposiciones y las alianzas que se hacen para después deshacerse es un tema muy propio de la actividad política, solo que, en el caso de la izquierda colombiana, esta ha sido muy autodepredadora”, señala el politólogo Fernando Giraldo.

Pero además de esa razón histórica, dice Giraldo que la coyuntura actual de la oposición está muy condicionada a las elecciones presidenciales y legislativas del 2022.

“Los apoyos que se reciben ahora se miran en perspectiva a las elecciones nacionales, o sea que no se recibirán apoyos que se sospeche puedan perjudicar la campaña nacional. Por ejemplo, al sector de Claudia López o de Sergio Fajardo no les conviene que les digan dentro de dos o tres años, en elección presidencial, que Petro les apoyó para una alcaldía, entonces lo mejor es asumir el costo de no recibir el respaldo de Petro ahora”, indica.

De otro lado, el analista Pedro Viveros asegura que la política local es más difícil que la nacional.

“Para las elecciones presidenciales se unen personas que en determinados municipios nunca se hablan en las locales. Van a ser más difíciles las elecciones locales que las presidenciales por las luchas intestinas que siempre existen en ese sector por defender lo que ya se tiene y por ganar nuevos espacios”, dice.

Por su parte, la politóloga Rosalía Correa dice que es tan difícil que la oposición permanezca unida por tres razones: “Lo primero, es que la izquierda tiene muchos matices; lo segundo, son los matices dentro de cada partido, y lo tercero es que esos matices se dan porque realmente ningún partido, ni aún los de derecha, han sido capaces de establecer cuáles son sus mandamientos, cuáles son las líneas que los unen dentro del partido para que todo se cumpla”.

Afirma la analista que la izquierda permanece tan dividida que no logra sacar adelante un proyecto político que responda a las necesidades del país.

¿Divide y reinarás?

Para el analista político Pedro Viveros, la división de la izquierda le conviene al Gobierno.

“Hay una frase muy famosa que es ‘divide y reinarás’, en la política electoral tú buscas sumar y multiplicar, pero en el ejercicio de gobierno lo que tratas es de dividir para gobernar. Dividir a la oposición le conviene a cualquier gobierno”, afirma Viveros.

Asimismo, el politólogo Fernando Giraldo cree que “como este es un Gobierno minoritario, entre más se fracturen los otros tendería a favorecer al que está en el poder, que en este caso, aunque sea pequeño, igual está en el poder”.

Sin embargo, dice el analista, esto no significa, necesariamente, que la división de la izquierda o de los sectores independientes permita que el partido de Gobierno, el Centro Democrático, ya tenga todo ganado para las elecciones que se acercan.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad