Vendedores ambulantes ganan más que el promedio de los asalariados de Cali

Vendedores ambulantes ganan más que el promedio de los asalariados de Cali

Noviembre 19, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Vendedores ambulantes

Los vendedores ambulantes de Cali tienen, en promedio, más de 40 años y un bajo nivel educativo. Según el estudio del Icesi, más del 60 % de los vendedores son jefes de hogar.

Archivo de El País

Los ingresos de los vendedores ambulantes de la ciudad de Cali son relativamente altos frente a lo que gana el promedio de trabajadores de la capital del Valle.

Según el estudio sobre “La economía informal en Cali, entre la complejidad y la diversidad”, realizado por el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Icesi, mientras un caleño asalariado, en promedio, devenga $1.100.000, un vendedor del centro de la ciudad puede ganar al mes $1.300.000 y uno que labore en el MÍO hasta $1.400.000.

“Esto fue algo que nos llamó mucho la atención, aunque los ingresos de los vendedores varían según la ubicación, los de Santa Elena ganan un poco menos que el resto”, explicó Lina Martínez, directora del Observatorio.

Sin embargo, dijo la analista, que esta situación no necesariamente se refleja en el nivel de vida de estas personas. “Si bien un vendedor ambulante promedio gana 16 % más que un ciudadano promedio en Cali, esto no significa que esté en mejores condiciones. Son vulnerables, presentan altas tasas de endeudamiento, superan los 40 años de edad y tienen bajos niveles educativos”, indicó el estudio que se hizo con encuestas directas.

El 20 % de los vendedores ambulantes en Santa Elena tiene vivienda propia, lo mismo que el 14 % de los del MÍO y esta proporción asciende al 41 % entre los del centro de la ciudad.

Lina Martínez destacó que estas personas no logran mejores condiciones de vida principalmente por falta de acceso al crédito formal. “No cuentan con otra posibilidad que el ‘gota a gota’ que cobra 20 % de intereses mensual, es decir, 240 % anual. Si prestan $300.000 todo lo que ganan se les va pagando ese crédito”.

Agregó que “las microfinanzas en nuestro país no tienen la flexibilidad de acceso que necesitan los vendedores ambulantes u otros informales de la ciudad. Ellos requieren plata diaria, no tienen tiempo de hacer papeles, filas, proyectos. El crédito regulado tiene demasiadas talanqueras”, reiteró.

Por eso considera que si el Gobierno Nacional no logra diseñar estrategias más flexibles para el microcrédito, será difícil que estos grupos de población salgan de la pobreza. “A muchos no les alcanza el dinero para llegar al fin de mes porque compran y venden a diario y pagan ‘gota a gota’”.

Lea también: 'En video: ventas de 'Halloween' y temporada navideña invaden el centro de Cali'.

Martínez destacó que la economía informal es muy importante para el país y no se puede despreciar. Cálculos realizados por el Observatorio indican que el centro de Cali mueve, al mes, US$500.000 entre proveedores y vendedores ambulantes.

“La vinculación entre informalidad y formalidad es muy grande. ¿A quién le compra el informal?, al formal. Es la mitad del sector económico y esto no se puede ver de manera residual por parte de la administración pública”, dijo.

De acuerdo con información del Dane, al cierre del trimestre julio-septiembre de este año, la población informal en Cali fue de 606.000 personas de las 1.254.000 que tenían una ocupación.

38 %
de los vendedores ambulantes de Santa Elena y del Centro de Cali estaban endeudados, al momento de realizar el estudio.
48%
de los vendedores del centro de Cali tenían un préstamo con ‘gota a gota’.
71 %
de los créditos adquiridos por los vendedores ambulantes son usados para invertir en el negocio y el 24 % para pagar deudas.

¿Qué dicen los vendedores?

Alfonso Espitia tiene un puesto ambulante en el centro de Cali hace 39 años, lo que le permitió sostener una familia compuesta por 4 hijos. Aseguró que sí ha tenido la intención, en varias ocasiones, de tener un almacén en un local comercial (vende relojes en la carrera quinta), pero afirmó que eso representa tener un gran capital, pagar arriendo y otros compromisos que no ha podido asumir.

Sobre el nivel de ingresos que plantea el estudio del Icesi dijo que lo que pasa es que los ingresos de los vendedores son irregulares, “a veces esto se pone muy pesado y no se logra lo esperado. Luego vienen temporadas como la decembrina en la que las cosas mejoran”.

Lea también: '¿Por qué es tan difícil generar empleo formal en Colombia?'.

Por el contrario, Harold Sánchez, quien tiene un puesto de venta de películas y música en el centro de Cali, considera que los ingresos de los ambulantes sí son buenos y por eso prefiere hacer esa labor. “Yo no le trabajo a nadie por $20.000 al día, que es lo que ofrecen muchos empleos”.

Este comerciante solo ha tenido crédito con el Banco de la Mujer, entidad que considera tiene menos trámites para aprobar un préstamo.

Características

Según el estudio del Icesi, el 63 % de los vendedores ambulantes compran a sus proveedores diariamente, lo cual indica que necesitan tener capital constante. Por tal razón, las opciones que brinda el sistema financiero formal no son aptas para las necesidades financieras del vendedor ambulante, resalta la investigación.

Asimismo, el tiempo promedio para devolver un crédito del ‘gota a gota’ es un año, es decir, los vendedores pagan una tasa del 265% anual.
El 82 % de los vendedores ambulantes encuestados en el estudio no tienen una cuenta bancaria.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad