“Una empresa que no innova es vulnerable al fracaso”

Escuchar este artículo

“Una empresa que no innova es vulnerable al fracaso”

Julio 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Diana Carolina Mora I Innovation Manager y directora de la Oficina de Investigaciones de Icesi.
“Una empresa que no innova es vulnerable al fracaso”

Diana Carolina Mora, Innovation Manager y directora de la Oficina de Investigaciones de Icesi.

Innovar es una actitud de vida, asumir que necesitamos renovarnos, salir del confort y no perder la capacidad de descubrir. ¿Qué tanta importancia le da su empresa a la innovación?

Cada vez la innovación tiene más importancia en el mundo empresarial, como estrategia para mantenerse competitivo en la gran turbulencia del mercado. Los TLC, las alianzas intrarregionales, las tendencias sociales, las políticas de fomento a la inversión extranjera y los estímulos financieros a la creación de nuevas empresas, hacen perentoria la innovación para la supervivencia ante la explosión continua de los competidores.Una estrategia de innovación permite manejar los ciclos de vida de los productos y mantenerlos líderes en el mercado objetivo; crear tácticas para identificar soluciones o crear nuevas necesidades en los clientes, nuevas tecnologías y desarrollos en su gama de productos y servicios; llegar a nuevos mercados e identificar los estáticos y desplazar líderes habituales; renovar sus productos y procesos de forma preventiva y no reactiva para ir siempre más allá de la competencia y sorprender a los consumidores.Otro gran beneficio es generar una motivación constante en sus colaboradores y socios, trabajando en una cultura creativa e innovadora.Thomas Edison dijo: “la innovación es 1% inspiración y 99% transpiración”. Para mí esto es lo que hace la diferencia entre una empresa innovadora respecto a otra, pues la mayoría de las empresas se concentran en el 1% (creatividad), mientras que las que realmente se dedican a generar valor (innovación), se enfocan en el 99%. Una empresa que no innova es vulnerable al fracaso, como tantas que un día fueron líderes mundiales, pero no se adaptaron a las condiciones del mercado y a los nuevos estilos de vida de la sociedad. Kodak, que dominó el mercado de películas fotográficas durante casi todo el siglo XX y fue precursora en cámaras fotográficas, es un ejemplo porque tardó en adaptarse al formato digital y Sony, Nikon o Canon la sacaron del mercado. La innovación requiere inversión y método para generar cultura y crear modelos eficientes en toda la organización. Lo importante es no temerle al cambio.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad