Tres profesionales y un invento para cuidar la vida que empieza

Escuchar este artículo

Tres profesionales y un invento para cuidar la vida que empieza

Julio 15, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Juan Andrés Valencia Cáceres I reportero de El País
Tres profesionales y un invento para cuidar la vida que empieza

Los ingenieros electrónicos Robinson Araque y Alejandro Matiz trabajaron conjuntamente con el doctor James Zapata para desarrollar el ‘Auto Mixer’, un invento que salva vidas prematuras.

Dos ingenieros y un médico se convirtieron en ángeles protectores para los bebés que nacen prematuramente en Cali. Esta es la historia del Auto Mixer, un ejemplo del potencial humano que tiene el Valle del Cauca.

Su apariencia no es muy llamativa: visto desde afuera, no es nada más que una caja maciza de acrílico que no supera en tamaño a un proyector. Pero por dentro, un potente microprocesador es capaz de hacer la diferencia en la vida de un bebé prematuro. El aparato se llama Auto Mixer y fue desarrollado conjuntamente por Robinson Araque y Alejandro Matiz, ingenieros electróncicos de la Universidad Javeriana, y el doctor James Zapata, médico de la Unidad de Recién Nacidos de Imbanaco.La idea nació en 2002 cuando Araque y Matiz estaban buscando un proyecto para su tesis de grado que beneficiara a la comunidad. Entonces conocieron a Zapata, quien fue claro en la necesidad que tenía que cubrir: “Un equipo que autorregule el suministro de oxígeno en los recién nacidos”. 21% de oxígeno es lo que respira un ser humano normalmente. En el caso de los neonatos que nacen con deficiencias respiratorias, ellos necesitan un 100% para empezar a madurar sus órganos, suministro que es reducido gradualmente para evitar daños irreparables y que hoy por hoy es dosificado manualmente, lo cual aumenta el riesgo de afecciones permanentes. Dado el problema, ambos ingenieros comenzaron a buscar una solución a través del diseño de un dispositivo con el apoyo decidido de Colciencias e Imbanaco.Así fue como en seis años diseñaron, construyeron y probaron un aparato único en el mundo, capaz de suministrar el oxígeno que un paciente necesita, previa programación.Para Matiz, el trabajo en equipo fue clave. Por eso la ayuda del doctor Zapata fue determinante para que entendieran los conceptos respiratorios que debían aplicar a su invento: “Su disposición y el tiempo que le dedicó fue clave para facilitar el proceso interdisciplinar y lograr resultados exitosos”.Para Araque, el Auto Mixer es muy novedoso: “Cambiamos un proceso manual por uno automático, y está demostrado que los procesos automáticos disminuyen los riesgos médicos”.Ahora ambos están buscando un licenciatario, pues no es de su interés comercializar semejante invento. Lo de ellos es seguir desarrollando máquinas vitales.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad