Siguen líos en firmas de libranzas en Colombia

Siguen líos en firmas de libranzas en Colombia

Septiembre 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Siguen líos en firmas de libranzas en Colombia

La Superintendencia de Sociedades está adelantando una serie de investigaciones a firmas de libranzas, cuyos hallazgos están siendo remitidos a la Fiscalía.

Supersociedades decretó de oficio la reorganización de la firma Vesting Group Colombia SAS.

Los líos de compañías que administran libranzas extrabancarias continuaron ayer luego de que la Supersociedades decretara  de oficio la reorganización de la firma Vesting Group Colombia SAS. Lea también: El escándalo que protagonizaron varias firmas inversionistas por líos con libranzas.  El miércoles la entidad oficial había adoptado similar decisión con la firma de inversiones Alejandro Jiménez A.J. SAS domiciliada en Barranquilla, la cual ofrecía créditos de libranza a empleados.  Debido a sus problemas contables la entidad de supervisión oficial le ordenó el embargo y secuestro de todos sus activos. El segundo caso se anunció 48 horas después. A través de un comunicado de la Supersociedades “se informó que una medida similar cobija a la compañía  Vesting Group Colombia SAS, la cual había sido  sometida a control desde el pasado mes de agosto debido a diversas situaciones críticas de orden contable, administrativo y jurídico por las que atravesaba la sociedad. Teniendo en cuenta que el control fue objeto de impugnación por parte de la sociedad, la decisión se confirmó en septiembre de este año”. “Vesting Group Colombia SAS, se encuentra en una situación económica crítica pues está afectada por el incumplimiento en los pagos de determinados originadores, lo cual evidentemente pone en riesgo e incertidumbre los intereses y derechos que tienen los terceros tenedores de pagarés libranzas”, dijo ese organismo. Por ello, la firma “debe abstenerse de realizar enajenaciones que no estén comprendidas en el giro ordinario de sus negocios, sin autorización previa”. Hace dos semanas el superintendente Francisco Reyes había ordenado también de oficio un proceso de reorganización de la sociedad Elite International Américas SAS. La medida se decretó para proteger a los acreedores frente a los efectos de “ciertas decisiones adoptadas por la empresa mediante las que se eludiría su obligación de pago”. Cabe recordar, que el escándalo de las libranzas estalló luego de que se decretaran medidas cautelares y la liquidación judicial de la sociedad Estraval S.A. y  siete de sus filiales que manejaban el negocio de libranzas, por lo que van diez firmas intervenidas.  Es tal lo que viene sucediendo con dichas firmas, que según la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, al menos  $3 billones de $10 billones en libranzas  “estarían emproblemados o comprometidos” en s operaciones, que incluían reventa y ‘gemeleo’ de pagarés y hasta captación ilegal, un esquema parecido al de las llamadas pirámides. La libranza es un mecanismo de recaudo de cartera, en donde el deudor autoriza a su empleador para que haga un descuento mensual de su salario o pensión y gire esos  dineros  para el pago de las cuotas de un crédito adquirido ante una entidad financiera. En los bancos la libranza tiene menos riesgos. Alerta de Fitch Ayer, la  prestigiosa firma calificadora de riesgos Fitch Ratings puso de presente  que “la liquidación de Estraval destaca un riesgo en el mercado de las libranzas en Colombia”. Observó que  ello ocurre porque hay una supervisión limitada de esas firmas y sus riesgos. Pone de  presente Fitch  que  cuando  “los originadores  venden portafolios de Libranzas que no han sido calificados, la supervisión es débil”.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad