¿Qué hacer con el IVA?, responde el presidente de Fenalco

¿Qué hacer con el IVA?, responde el presidente de Fenalco

Septiembre 23, 2018 - 07:55 a.m. Por:
Alfredo García Sierra / reportero de El País 
Pedro Marún Meyer, el nuevo presidente de Fenalco

Pedro Marún Meyer, el nuevo presidente de Fenalco

Especial para El País

Pedro Marún Meyer es un veterano dirigente del sector mercantil y desde hace cuatro semanas es el nuevo presidente de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, tras reemplazar a Guillermo Botero, ahora Ministro de la Defensa.

Sostiene que el ‘efecto Duque’ ha permitido mejorar la confianza de los consumidores y superar la incertidumbre en la economía.

Confía de paso en que con la próxima reforma tributaria esas condiciones continuarán favoreciendo no solo la demanda de los hogares, sino la situación de las empresas, ojalá con una reducción de algunos puntos del IVA.

Este abogado y economista nortesantandereano asegura que el comercio crecerá este año 5%, superando las cifras negativas del pasado.
Insiste Marún Meyer que uno de los problemas a los cuales deberá buscarle solución el nuevo Gobierno es el de la informalidad empresarial y laboral, lo mismo que la amplia tramitología que deben enfrentar a diario las compañías de los diferentes sectores económicos.

Lea también: "La idea es que el IVA beneficie a los más necesitados": MinTrabajo

El consumo de los colombianos ha vuelto a repuntar, pero ¿cómo visualiza lo que viene para fin de año?

Mi visión es que vamos a tener un segundo semestre bueno. Ya se está sintiendo la confianza de los consumidores, pues veníamos en los últimos tres años de unos indicadores en terreno negativo, y ahora estamos viendo cifras positivas.

Eso se hace notar en varios sectores de la economía, entre ellos el comercio, donde hay incrementos importantes en las ventas, como por ejemplo, en el segmento de electrodomésticos, calzado y cuero, productos agrícolas, entre otros.

Asimismo, existe una reactivación en las ventas de carros y motocicletas, de manera que eso nos hace pensar con optimismo frente a lo que viene.
Y confiamos que la construcción, que ha sido la ‘oveja negra’ se reactive pronto.

¿Tuvo algo que ver esa recuperación con el cambio de Gobierno o qué otras circunstancias?

En ese comportamiento se nota en gran medida la presencia del nuevo Gobierno, lo que nosotros en Fenalco llamamos el ‘efecto Duque’.
Todo porque esa incertidumbre —sobre todo en el consumo— se ha superado.

Y ante todo porque un nuevo Gobierno que empezó a hacer las cosas bien y que le da la cara a los empresarios y a la comunidad, eso tiene un impacto positivo en la recuperación económica.

Hay que destacar que el presidente Duque cuenta con un gabinete técnico con un lema clave como es el de la equidad.

Con base en ese optimismo, ¿en cuánto calcula que crecerá el comercio colombiano en 2018?

Creo que el comercio puede estar creciendo a una tasa del 5 % por el ‘efecto Duque’ y la reactivación del Producto Interno Bruto, PIB.

¿No le preocupa que la próxima reforma tributaria, la cual el Gobierno ha bautizado como ‘ley de financiamiento’ pueda deprimir de nuevo el consumo y los negocios?

Considero que la reforma es importante sobre todo porque este país tiene demasiados impuestos que pesan sobre los empresarios.

Si no se observan mejoras en esa materia todo programa de emprendimiento se hará más difícil. Nosotros necesitamos un entorno más amable no solo en materia de impuestos (rebaja del imporrenta) sino en la regulaciones y trámites que deben enfrentar a diario las empresas y los negocios.

Se debe acabar la hiperregulación, ya que en 16 años se han expedido 96.000 nuevas normas, que equivalen a 6% al año y a 16 por día.
Esa hiperregulación le significa altos costos a las empresas, lo cual para nada es positivo. Eso hay que combatirlo y este Gobierno está interesado en frenar esa tramitología.

El Gobierno busca cobijar con IVA a más productos de consumo y reducir la tarifa al 17 % a incluso al 16 % a través de unos ‘combos’. ¿Es partidario de esos ajustes?

En el Gobierno anterior estuvimos en contra del incremento del IVA. Creo que lo planteado ahora es muy importante sobre todo si hay una reducción en algunos puntos del IVA. Eso sería bueno para el país, y obviamente la extensión del tributo a otros productos no gravados de alguna manera contribuirá a reducir el actual déficit público.

No hay un texto definitivo, sino el planteamiento de tres opciones para estudio en el Congreso de la República, lo que ellos llaman unos ‘combos’. (reducciones del IVA del 19% al 17% y al 16% con más productos), pero eso no se debe mirar como una medida sola sino integral que implique, asimismo, reducciones en otros campos como el impuesto sobre la renta que va a facilitar el empleo formal y el emprendimiento en el país.

Es prematuro por ahora tener, sin embargo, una posición definitiva sobre este asunto, pero si es clave que beneficie a las clases populares sobre todo con la devolución del IVA.

El nuevo Director de la Dian dice que el monotributo a los negocios más pequeños fracasó y que se cambiará por otro sistema. ¿Cómo le suena esa propuesta?

El monotributo no operó porque el anterior Ministro de Hacienda no tuvo una claridad sobre la forma de ponerlo a operar. Fenalco le advirtió que se necesitaba mucha pedagogía entre los negocios más pequeños y los microempresarios, tenderos y demás, para que tuviera el efecto requerido en la última reforma.

De un universo de casi 720.000 potenciales empresarios se acogieron solo 100, sobre todo porque no conocieron en qué consistía el monotributo pues no hubo difusión suficiente como tampoco campañas dirigidas en ese sentido.

No importa si lo que viene es un sistema más simple, pero aquí lo que necesitamos es que más gente se formalice, ya que se trata de uno de los problemas más crónicos del país. Las cifras más amables hablan de una tasa de informalidad empresarial del 47%, pero las más ácidas la estiman en un 60%. Eso es grave para cualquier economía en pleno siglo XXI junto al narcotráfico, ya que este es el canal para el lavado de activos el cual financia el contrabando y otras actividades ilícitas que golpean al comercio formal.

Todo gremio siempre hace una serie de peticiones a cada nuevo Gobierno en favor de su actividad. ¿El comercio qué espera del presidente Iván Duque?

No queremos entrar en una lista de mercado y de peticiones al Gobierno, sino contribuir a que muchos de los programas anunciados se puedan cumplir.

Sabemos que con las puertas abiertas y la buena actitud que han mostrado los diferentes ministerios se podrán obtener soluciones a problemas que llevan muchos años.

Es el caso del Ministerio del Trabajo donde hay una serie de asuntos pendientes para flexibilizar el mercado del empleo. Ya estamos trabajando con esa cartera para ver qué reformas o cambios se pueden presentar con el ánimo de aliviar esas cargas que no solo afectan a los trabajadores sino a las mismas empresas.

Asimismo, hay que ponerle pronto remedio al caso de algunas mafias de médicos que otorgan incapacidades falsas lo cual se volvió un tema difícil de manejar en las compañías.

También hay que destrabar el tema de las importaciones de vehículos de carga nuevos en vista de que el programa de chatarrización uno a uno no funcionó. Esos automotores (camiones o tractomulas) modernos se necesitan para utilizar las vías 4G.

Llama la atención lo que usted denuncia sobre las mafias de incapacidades médicas. ¿De qué tamaño es ese fenómeno?

Eso se ha convertido también en un tema de abogados, jueces y de médicos que prestan sus servicios a todas estas entidades con la expedición de estas incapacidades. Se está abusando mucho de eso, aunque está claro que no son todos, pero hay que combatir estos brotes de inmoralidad y de corrupción.

No le parece que esas mafias nacen también por las anomalías en los servicios de las EPS...

Sí. Todo eso está conectado. Hay que ver cómo el Gobierno reorganiza el tema de las EPS y los pagos atrasados al sistema de salud, en especial a las clínicas y los hospitales públicos, cuya situación financiera es difícil.
Esas instituciones deberían estar en mejores condiciones para prestar la seguridad social a los colombianos.

El comercio es uno de los sectores que más enfrenta la inseguridad urbana por cuenta de los atracos y robos a los establecimientos. ¿Cree en las promesas del nuevo Gobierno para mejorar la seguridad en las ciudades?

Este gobierno está haciendo esfuerzos en esta materia y apenas lleva un mes por lo que hay darle un compás de espera. El ministro de Defensa, Guillermo Botero, tiene listas unas estrategias muy importantes sobre esta temática. Pero hay que anotarle al proceso de paz el menor impacto de esos actos terroristas frente a lo que hubo en el pasado. Eso se debe recibir con beneplácito.

La política ‘El que la hace la paga’ está dando sus primeros frutos, y aunque han surgido nuevos brotes de extorsiones y secuestros y la fuerte migración venezolana, confiamos en que habrá mayores resultados contra esos fenómenos, y en especial un fin de año mejor.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad