Proponen cambios de fondo en el sistema de salud colombiano

Proponen cambios de fondo en el sistema de salud colombiano

Junio 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa
Proponen cambios de fondo en el sistema de salud colombiano

La atención primaria, de urgencias y especializada a los pacientes, ha sido la queja generalizada de los afiliados al sector de la salud en el país.

Actores del sector dicen que debe haber una administración regulada por los bancos.

Desde hace varios años pacientes y actores del sistema de salud vienen afirmando que el modelo de aseguramiento en salud no aguanta más. Algunos son partidarios de la abolición de las EPS y de la cadena de intermediación del sector, a la que le atribuyen el actual desbarajuste financiero.El senador Jorge Enrique Robledo es uno de los promotores de acabar la figura de las EPS del sistema, porque dice que son inoficiosas. “En un sistema de salud debe haber médicos, enfermeras, hospitales, clínicas, laboratorios, pero no EPS. Estas cobran la administración, pero además sacan las ganancias y esa práctica es la que induce la corrupción”, dijo Robledo.Con esta postura concuerdan agremiaciones de pacientes.Sin embargo, el ex presidente de Acemi, gremio de empresas promotoras, Juan Manuel Diazgranados, en su última entrevista con Colprensa, dejó claro que así se acaben las EPS alguien tendría que hacerse cargo de las funciones que hoy tienen estas entidades, tales como afiliar a las personas, caracterizar los pacientes, desarrollar programas de prevención, brindar protección financiera, estructurar la prestación de los servicios a través de las redes de atención y manejar las cuentas médicas.Para Diazgranados la solución de la crisis del sistema de salud no es derogar la Ley 100 ni acabar las EPS, sino desligar a estas entidades de la prestación de servicios excluidos del POS, una responsabilidad que tendría el Estado.La Asociación Colombiana de Empresas Sociales del Estado y Hospitales Públicos, Acesi, es una de las agremiaciones que pide a gritos un cambio urgente en el sistema actual. Según la Asociación, los últimos hechos de corrupción en el sector de salud ratifican que la intermediación en el sistema es innecesaria y que son más los problemas que causa que los aportes. “Queda demostrado que las ‘administradoras de planes de beneficios’ tienen como objetivo colocar trabas jurídicas y administrativas que obstaculizan la atención integral y expedita de la población, al perseguir como fin fundamental de su visión lograr rentabilidad económica en detrimento de la salud de las personas”, dice la carta.Acesi pide revisar cómo migrar a un sistema de salud que incorpore un modelo de atención integral y la articulación de políticas públicas, con atención primaria y el uso transparente, planificado y pertinente de los recursos financieros, físicos y tecnológicos.Juan Carlos Giraldo, director de la Asociación de Hospitales y Clínicas, pregona la necesidad de un cambio estructural al sistema, que piense más en el riesgo financiero. Al tiempo que es partidario de construir sobre lo que se tiene, mirar las experiencias exitosas en el exterior y preservar lo que funciona bien.Una propuesta concretaEl director de la Asociación de Hospitales y Clínicas, Juan Carlos Giraldo, plantea tres opciones: una enfocada a un sistema de aseguramiento pleno, en el que la base es el asegurador; otra en administración regulada, enfocada en el usuario, y la última basada en la atención primaria, prevención y promoción de salud.Mientras el país llega a un sistema que busque a las personas sanas para promocionar la salud y evitar la enfermedad, el sistema actual debe hacer una transición hacia uno de administración regulada.Este modelo tendría empresas especializadas para manejar los dineros del sistema y otras en gestión en salud, que representen los intereses de los usuarios. Por eso, dice, no es necesario que desaparezcan las EPS, sino redefinir sus funciones, para que se encarguen de lo administrativo, pero sin manejar los recursos del sistema, la “golosina” que hay que quitarles a los inescrupulosos.Y una misma empresa debería manejar población del régimen contributivo y del subsidiado, lo cual disminuiría costos en la administración.La propuesta contempla crear un banco de la salud o una caja central que maneje los recursos del sistema, en especial los de la unidad de pago por capitación, (usuario), para que no sean utilizados con otros fines.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad