“Prepararnos para la llegada del TLC fue la mejor estrategia”

“Prepararnos para la llegada del TLC fue la mejor estrategia”

Julio 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Eduardo Herrera I Gerente General de Supertex
“Prepararnos para la llegada del TLC fue la mejor estrategia”

Eduardo Herrera, gerente General de Supertex.

Supertex es un sinónimo de calidad y generación de empleo en el sector de las confecciones. En el último año duplicó su nómina, llegando a 1.200 operarias, y requiere 200 más. Eduardo Herrera, su gerente, explica las claves del éxito.

Nuestra estrategia fue prepararnos previo a la firma del Tratado de Libre Comercio, TLC, con EE. UU. No esperamos a que se firmara, sino que con año y medio de anticipación empezamos a trabajar en el desarrollo de clientes y de productos. Cuando se cristalizó el TLC, ya teníamos un avance importante.Como el proceso de desarrollo de nuestros productos es de dos años antes, – ahora trabajamos en la temporada 2015 –, y el TLC es un tratado a largo plazo que le da al cliente nuestro la tranquilidad y la estabilidad que no le daba el Atpdea, los logramos convencer de que ante alguna eventualidad, nosotros pagábamos los impuestos.Cuando se cayó el Atpdea, para entrar nuestros productos a EE.UU. pagamos los impuestos durante año y medio y no fue fácil, pero por fortuna cuando salió el TLC se hicieron retroactivos esos impuestos y nos los devolvieron.El negocio de las confecciones requiere de un conjunto de habilidades manuales y eso exige pasar exámenes para detectar la capacidad de la aspirante para aprender funciones rutinarias del proceso de confección.Luego se hace un proceso de adiestramiento en el uso del equipo y máquinas que tienen cierto nivel de automatización y de ayudas al proceso, pero lo más importante es la destreza en la motricidad fina.Una de las grandes ventajas de Colombia es que, comparado con países centroamericanos o con Venezuela, Perú o Ecuador, la operaria colombiana es reconocida como la de mayor destreza en el manejo de su motricidad y eso la destaca en la región.Tenemos una planta grande en El Salvador, pero los productos más complejos y especializados nos llegan a Colombia, precisamente por la habilidad de nuestras operarias de tener mayor precisión en su elaboración.Supertex tiene una ventaja grandísima y es que desde que iniciamos labores hace 30 años, somos fabricantes de productos bien complejos dentro de la gama de las confecciones. Muchos fabricantes hacían maquila o commodities (producto simple). En esos casos, es muy fácil tener rendimientos por precio –se hace en volumen porque es más barato– pero la desventaja es que lo puede hacer cualquier otra empresa.Nos mantenemos estables. Seguimos teniendo problemas con la tasa de cambio, pero nuestros clientes están dispuestos a pagar un poco más, por la cercanía que tenemos con el mercado natural nuestro, el americano, y porque estamos siendo cada vez más competitivos.Y Colombia es solicitada como la de mejor calidad y mejor capacidad de productos complejos en la región. Todo lo que sea complejo, viene a dar a Colombia y esa es nuestra fortaleza.Tenemos tres organizaciones trabajando en la formación de operarias. Somos la guía del sector en capacitación: en la escuela de Supertex formamos entre 30 y 40 operarias cada dos meses. Y esa experiencia la trasladamos a la Fundación Carvajal y a la Fundación MAC.En Supertex empezamos el año 2012 con unos 600 empleados y terminamos con 1200. Y si no fuera por la escasez de operarias de confección en el mercado, hubiésemos contratado más y crecido mucho más.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad