Precio de licores causa un duro impacto a las finanzas de las regiones del país

Precio de licores causa un duro impacto a las finanzas de las regiones del país

Junio 26, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Industria de Licores del Valle

La Industria de Licores del Valle, ILV, tiene proyectado vender 8.700.000 botellas durante el 2018.

Archivo El País

Los 31 delegados regionales de la Federación Nacional de Departamentos acudieron directamente al presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, para expresarle que la nueva fórmula que determinó el Dane para calcular los precios de los licores causa un duro impacto a las finanzas de los entes territoriales.

Los afectados serán el sistema de salud, la educación y el deporte, dado que son $630.000 millones que se dejarán de percibir para la financiación de estos sectores.

“En el caso del Valle del Cauca, debido a la diferencia generada entre los precios certificados por el Dane en 2017 comparados con los certificados del 2016, los recursos disminuirán en alrededor de $25.000 millones”, expresó la directora del Departamento Administrativo de Hacienda y Finanzas Públicas de la Gobernación, María Victoria Machado.

Añadió que en el caso de la salud se dejarán de entregar $8973 millones; en el área de deportes se calcula que se dejarán de transferir $727 millones; los recursos propios bajarán en $11.500 millones y el preferente para los sectores de la salud y educación bajará en $3500 millones.

Los $25.000 millones equivalen a una caída de 12 % de lo estimado que se tenía para la atención del régimen subsidiado y deuda de No POS de la salud, así como la financiación del PAE (Plan de Alimentación Escolar) y las universidades públicas y los programas encaminados al deporte como ‘Valle Oro Puro’, entre otros, que han dejado grandes beneficios a los deportistas vallecaucanos y otros proyectos de inversión social, según la Gobernación.

Lea también: 'La estrategia con la que la ILV busca vender más de 8 millones de botellas de aguardiente este año'.

La base gravable del impuesto al consumo de licores es el precio de venta que, por virtud de la última certificación del Dane, se disminuyó en un 35 %, ya que se incorporaron como precio de venta al público los precios de los importadores y comercializadores que son más baratos de lo que se vende al consumidor final.

“Es decir que el impuesto se liquida con precios más bajos de los que se pagan en las tiendas o expendios de licores, pero la diferencia se queda en manos del importador y comercializador y lo pierden todos los vallecaucanos”, indicó la funcionaria.

Los secretarios de Hacienda y los gobernadores le pidieron al propio Presidente, mediante oficio, que intervenga en esta situación que hoy genera $630.000 millones de pérdidas a estos importantes sectores, pero que en cuatro años serán más de $2,5 billones.

“Los departamentos hemos buscado escenarios de concertación en múltiples ocasiones, pero el trato ha sido desobligante e irrespetuoso por parte del Director del Dane, por eso decidimos llamar al Presidente de forma directa para que corrija la manera en que se están certificando los precios de los licores evitando así efectos para las finanzas públicas”, manifestó la Directora de Hacienda del Valle del Cauca.

Los gobiernos regionales protestaron ante el presidente Santos por el cambio en la forma de certificar el impuesto de licores que reduce los recursos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad