Escuchar este artículo

Opinión: La región debe estimular la creación de más y mejores empleos

Julio 21, 2020 - 09:00 a. m. Por:
Jhon James Mora, PhD., profesor de la Universidad Icesi / Especial para El País

En Cali se perdieron 395.333 empleos entre abril del 2019 y abril del 2020 ya que el número de ocupados fue de 825.913 en el 2020 y de 1´221.246 en el 2019. Esto representa una caída de un 47.9%. A nivel trimestral, la reducción fue de un poco menos de la mitad: 169.149 empleos entre el trimestre febrero-abril de 2019 y febrero-abril de 2020.

Por sectores, el empleo en la industria manufacturera cayó un 20.2%, el comercio 18,15% y en alojamiento y servicios de comida un 4.3%, estos tres sectores concentran el 46% del empleo total de la ciudad. La caída en el empleo de las mujeres fue de un 18.1% mientras que la caída en el empleo de los hombres fue de un 13.9 para ese mismo trimestre del 2020.

El número de horas por otra parte cayó en un 8.5%. Por ocupaciones, la única ocupación que muestra un incremento es la de profesionales, científicos e intelectuales que se incrementó en un 26.7% mientras que la ocupación que más trabajadores agrupa, la de trabajadores de los servicios y vendedores de servicios y comercio cayó en un 17.2%.

El panorama, no es el mejor, aunado a esta fuerte caída en el empleo, la tasa de desempleo mensual se situó en un 25.57%, con un gran interrogante, si es más alta debido al alto número de inactivos registrados de 1´016.704, un poco menos que la suma de ocupados y desempleados de ese mismo mes (1´109.666).

¿Qué medidas se requieren para salir de la crisis en nuestra ciudad? En primer lugar, hay que tener en cuenta que la crisis de empleo de nuestra ciudad afecta a ciudades cercanas como Yumbo, Palmira, Jamundí, Candelaria, Florida, entre otras, ya que parte del empleo que la ciudad genera incluye empleos a personas que habitan en estas ciudades y, a 2019, Cali generaba el 54.04% del total de empleo del Valle del Cauca, por lo que las medidas deberían coordinarse y recibir el apoyo de los alcaldes cercanos a la ciudad de Cali. Y, en términos de nuestro departamento medidas regionales para estimular la generación de empleos en los municipios, así como la trasformación productiva de la mano de un mayor Capital Humano.

En segundo lugar, están los planes de reactivación tanto a nivel nacional como local, que incluyen estímulos directos a la nómina (que deberían ser más altos - incluso podría pensarse en ayudas locales - Australia por ejemplo destino un subsidio de U$924 sin importar el tipo de contrato que tuviese el trabajador), créditos blandos y líneas especiales de créditos, así como políticas orientadas a sectores como el de la construcción, y las que se deberían implementar a futuro para estímulo y uso de la ciencia, tecnología e innovación en las mipymes a través de mayor infraestructura digital, programas de emprendimiento utilizando diferentes plataformas tecnológicas, etc. En tercer lugar, están los planes de ayuda a los ciudadanos, que se han focalizado en la entrega de mercados, pero que en los próximos meses deberían incluir apoyo monetario (aparte de los subsidios que se están entregando a través del programa ingreso solidario) a los trabajadores informales que, en nuestra ciudad, antes de la pandemia, estaban en casi el 50% del total de los trabajadores.

Estos planes, buscan impactar el empleo en el corto plazo como es el caso de la construcción (cuyos empleos no registran los mayores índices de calidad de empleo). Pero en el mediano plazo, se deben buscar estrategias para generar empleos de calidad, reducir las inequidades y el apoyo a grupos vulnerables como jóvenes, mujeres y afrodescendientes, estimular la demanda local y crear una ruta clara, así como un seguimiento mensual de la efectividad de estos programas para contener la caída en el empleo. Finalmente, en el largo plazo se debe preservar el capital humano tanto local como regional. Nuestra ciudad, no puede abandonar las instituciones que están creando y consolidando su capital humano. Esta es una apuesta a futuro y, si no queremos perder el rumbo de nuestra ciudad y del Valle del Cauca, se deben buscar ayudas financieras para que las instituciones educativas de la región sigan funcionando.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS