¿Nos podemos quedar sin gas natural? Hablan los expertos

Escuchar este artículo

¿Nos podemos quedar sin gas natural? Hablan los expertos

Julio 01, 2018 - 08:00 a. m. Por:
Redacción de El País 
Planta regasificadora Buenaventura

Infraestructura. Además de la planta regasificadora, que se ejecutará en Buenaventura, se licitará un gasoducto de 110 kilómetros de 30 pulgadas de diámetro.

Especial para El País

Casi tres días duró la suspensión del servicio de gas industrial en buena parte del centro y suroccidente del país por un derrumbe que averió el gasoducto en Boyacá, la semana pasada. Ese hecho afectó a empresarios y al gremio de taxistas, no al sector residencial.

Afortunadamente los hogares colombianos no sufrieron el impacto (son 9 millones de hogares que cuentan con ese recurso) y el arreglo se pudo solucionar en dos días, tal vez por eso la noticia no generó tanto revuelo en el país.

Lea también: Se restablece el servicio de gas natural en el interior del país

No obstante, líderes empresariales prendieron las alarmas y llamaron la atención del Gobierno Nacional y de los voceros de las organizaciones privadas porque si el daño se hubiera prolongado el impacto económico habría sido de grandes proporciones.

Muchos pensaban que el país ya estaba blindado contra futuros desabastecimientos de gas y que lo ocurrido hace cinco años en Risaralda, cuando una falla geológica fracturó el gasoducto y dejó sin servicio al Valle del Cauca por casi 13 días ya era historia.

La verdad es que no es así. ¿Cuál es entonces la realidad de la industria del gas en el país?, ¿Colombia tiene un plan de abastecimiento con amplia cobertura?, ¿el servicio es confiable?

Orlando Cabrales Segovia, presidente de Naturgas (la Asociación Colombiana de Gas Natural en Colombia) dice que en materia de abastecimiento en el país hay gas para atender la demanda.

“Tenemos gas para varios años, pero a pesar de eso el país debe seguir trabajando para aumentar las fuentes de suministro de gas”, explica.
Agrega que en materia de oferta y demanda hay tranquilidad hasta el año 2026, “pero eventualmente si se presenta un Fenómeno de El Niño antes de ese año, las plantas térmicas requerirían una demanda adicional de gas y allí hay un reto. Hablo de Termovalle, Termoemcali, Termocentro, Termosierra, Termodorada y Meriléctrica”.

Un segundo punto que está en juego es la confiabilidad del sistema, el cual tiene que ver con situaciones como las ocurridas la semana pasada en Boyacá.

¿Cómo se resuelve ese tema? Con más fuentes de suministro. “En eso Colombia ha venido diversificándose”, expresa una fuente del Ministerio de Minas. El país pasó de tener unas fuentes en los Llanos Orientales, el Casanare y la Guajira a tener otras polos de suministro que son las de los campos del sur del Caribe colombiano.

En ese sentido el Presidente de Naturgas se refiere a la inyección de gas importado “que tenemos en Cartagena o la posibilidad que hay en algún momento de tener gas de Venezuela o la posibilidad de acceder a este por Buenaventura”.

Sobre este último punto, el director ejecutivo del Comité Intergremial del Valle, Juan Estéban Ángel, opina que una de las soluciones es la construcción de la planta regasificadora en el puerto de Buenaventura.

Por su parte, el presidente de Gepsa (Grupo Empresarial del Pacífico), Óscar Isaza, dice que el propósito de la planta de regasificación es tener almacenado gas ( GLN liquido) para darle al sistema de transporte y distribución en Colombia una alternativa de confiabilidad para evitar suspensiones del servicio por fallas geológicas. Cuando entre en funcionamiento la planta, el Pacífico y buena parte del país podrá contar con gas permanente, confiable y más competitivo en precios para los hogares colombianos.

Disponer sitios de almacenamiento subterráneos cerca a las entradas de la ciudad es otra opción para atender situaciones críticas como la de Boyacá, dice Naturgas.

5
millones de hogares en el país no tienen servicio de gas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad