Negocios en la red, emprendimiento a bajo costo que cobra fuerza en Colombia

Escuchar este artículo

Negocios en la red, emprendimiento a bajo costo que cobra fuerza en Colombia

Julio 15, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Diana Isabella Sánchez B. | Reportera de El País
Negocios en la red, emprendimiento a bajo costo que cobra fuerza en Colombia

Catalina Alba, la caleña detrás de la página web (www.loquesecocinaenestacasa.com).

Conozca las historias de tres mujeres que, a través de internet, crearon una oportunidad para ofrecer servicios y asesorías.

Catalina Alba, publicista y cocinera caleña de 34 años, se dedica de lleno a enseñar recetas fáciles, prácticas y nutritivas a través de su página web (www.loquesecocinaenestacasa.com) y de cursos virtuales que ofrece en Google+, la plataforma social del gigante líder en búsquedas por internet.Esta cocinera empírica trabajó durante 13 años en una empresa, como publicista en el área creativa. Sin embargo, hace un año renunció a este empleo para dedicarse a “vivir de una pasión”.Google+ ofrece a sus usuarios la opción de realizar ‘hangouts’, es decir, sesiones de video que pueden ser públicas o privadas, para un cupo máximo de diez personas, incluido el moderador de la conferencia. Cualquier persona con una cuenta en esta red social y una cámara puede acceder de forma gratuita a este servicio. Para Catalina, este es uno de los insumos principales de su negocio.Quienes deseen acceder a estos talleres de cocina virtuales, solo deben aplicar a una de las nueve invitaciones disponibles, para la que se requiere tener una cuenta de correo de Gmail, y pagar un total de $120.000 que incluyen cinco sesiones de dos horas cada una. El cobro de los talleres no corresponde a un requerimiento de Google+, sino a una iniciativa personal por parte de Catalina.Para este tipo de negocios que se desarrollan en la red, empresas como Google, que también es propietario del portal de videos YouTube, apoyan a los emprendedores, ya sea con incentivos económicos o con visibilización en su motor de búsqueda.Por ejemplo, YouTube realiza un rastreo de los canales con gran número de suscriptores y visualizaciones de videos y les ofrece ubicar publicidad en sus cuentas. Dar un clic tiene un costo, entonces, si un visitante lo hace, más del 50 % de ese valor se destinará al dueño del sitio y el restante será para Google. De acuerdo con la empresa, en Colombia, este pago mensual puede ir desde los $100.000 hasta los US$65.000.Susana Pabón, gerente de Comunicaciones de Google para Colombia y Perú, explicó que “YouTube también cuenta con el programa ‘Partners’ (socios), el cual incluye proporcionar ingresos económicos a los propietarios de canales y asesorías sobre cómo hacer más exitosa su cuenta”.En el caso de Catalina, Google+ le ofreció un acuerdo según el cual recibiría visibilización. Es decir, que si un usuario de esta red selecciona la cocina entre sus preferencias, ella aparece como recomendada. Lo mismo ocurre en el motor de búsqueda en el que figura como una de las primeras opciones. “Gracias a este acuerdo con Google, pasé de tener 28 seguidores a 25.000, con un promedio de entre 50 y 100 suscriptores nuevos a diario. Del mismo modo, mi página web pasó de tener 11.000 visitantes únicos al mes, a tener 40.000”, señaló Catalina.Tatiana Ramírez, coordinadora para Colombia del MIT (Massachusetts Institute of Technology) del programa AiTi (Advancing Information Technology Innovation)-Universidad Icesi, aseguró que “las empresas con base tecnológica son muy baratas porque inicialmente solo se requiere capital humano. Pero hay que tener en cuenta que crear un canal o un perfil en una red, no garantiza que se obtendrán visitas de forma inmediata; crear marca lleva tiempo y hay que ser constantes en este proceso”.Agregó que es necesario que quienes tengan un negocio de este tipo sepan manejar las crisis como los comentarios negativos. Además “hay que determinar bien el público al que se dirigen y generar buen contenido para mostrarlo de forma sencilla y atractiva. La gente quiere sentir que le están hablando, que los conocen”.“Llegar a cualquier parte del mundo con la tecnología y sentir cercanía con la gente es muy gratificante. Los seguidores son muy agradecidos y generosos, por eso yo me preocupo en cuidarlos y consentirlos con contenidos que a la vez me conviertan en un punto de referencia”, puntualizó Catalina.Clobycatalinalopez - Catalina López, MedellínCatalina López, conocida como Cló, es diseñadora gráfica, de moda y asesora de imagen. Desde hace tres años ofrece sus servicios en el sitio web www.clocatalinalopez.com y también en su canal de YouTube Clobycatalinalopez. Todo empezó como una forma de complementar su página web, pero nunca imaginó que, de no tener ningún suscriptor, pasaría a contar actualmente con más de 16.000 personas interesadas en sus tutoriales de belleza y con más de 70.000 visitas mensuales en su portal. Gracias a la gran acogida de los usuarios, Google le ofreció pautar en su canal por una mensualidad. Ella aceptó y ahora es la única colombiana que asistirá al YouTube Next Platino, un concurso para capacitar e impulsar a 15 creadores en América Latina con más de 10.000 suscriptores o más de 1,5 millones de visitas. Cló cuenta con aproximadamente 4.716.063 visualizaciones de sus videos.“Yo ahora me dedico de lleno a la asesoría de imagen. Realizo dos videos semanales, los días martes y jueves y también ofrezco un servicio de asesoramiento VIP . Gracias a esto mi visibilidad ha aumentado muchísimo y ahora tengo clientas de diferentes países”, cuenta Cló. El servicio de asesoría que ofrece en su sitio cuesta US$90.LauraMakeup25 - Laura Sánchez, BogotáLaura Sánchez tiene 21 años y estudió maquillaje artístico en Vancouver, Canadá. Inicialmente publicaba en Facebook fotografías de su trabajo, pero a raíz de las peticiones de otros usuarios para que les enseñara sobre maquillaje, ella creó el canal de YouTube, LauraMakeup25.Su éxito en este gigante de los videos en línea fue tal, que Google se comunicó con ella y le ofreció ubicar pauta publicitaria en su canal, por lo cual recibiría un pago correspondiente al valor de los clics en estos anuncios, con la condición de asumir esto como un empleo formal. Actualmente ella recibe de YouTube entre $500.000 y $700.000 mensuales. Adicional a esto, con su canal, dedicado a tutoriales de maquillaje y consejos de belleza, logró acuerdos laborales con importantes marcas como Falabella, Terra, Revlon, diversas campañas publicitarias y producciones audiovisuales, que hacen que este trabajo sea una ocupación de tiempo completo. La joven, que al principio tenía 10 suscriptores, hoy supera los 66.000 y tiene un número aproximado de visitas diarias de 514.619, con un promedio de 80.000 visualizaciones por video. “Lo más importante es la constancia y estar en contacto con los seguidores”, afirma Laura.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad