Las movidas del Gobierno para reactivar la economía

Las movidas del Gobierno para reactivar la economía

Septiembre 04, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Las movidas del Gobierno para reactivar la economía

La inversión en las vías de 4G, el repunte de la construcción y de la industria sostendrían el crecimiento. Empresarios confían en que el segundo semestre del 2016 traiga mejores resultados.

El crecimiento de la economía colombiana durante el segundo semestre del año (2,0 %), estuvo por debajo de las expectativas de los analistas y del mismo Gobierno Nacional. 

El dato, además, encendió las alarmas, pues así como es posible una recuperación en lo que resta del año, también es factible que la desaceleración aumente con las consecuencias de un menor consumo y un mayor desempleo, como ya se está viendo. 

Lo más inquietante, dice Munir Jalil, jefe de Investigaciones del Citi, es que el Gobierno tiene, en este momento, pocas posibilidades de maniobra para impulsar la economía, como lo hizo tiempo atrás con los programas de impulso a la productividad y el empleo (Pipe), pues ahora no cuenta con recursos para este propósito y se depende de lo que está en marcha.

Por el contrario, hay riesgos de que  la desaceleración se profundice en el segundo semestre del año y que no se logre el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del 2015 fijado por la Nación en 2,5 %.

[[nid:573541;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/crecimiento_del_pib.jpg;full;{}]]

Lea también: FMI baja previsión de crecimiento económico para Colombia

El profesor de la Universidad del Rosario Guiovanny Reyes, explica que hay dos riesgos grandes que pueden afectar el repunte de la economía: que el dólar continúe su alza y se refleje en mayores costos de importaciones de las materias primas vitales para la producción. “El segundo escollo es que  la inflación no ceda  y el Banco de la República tenga que pensar en otro incremento  de   las tasas de interés y si el crédito sube, obviamente se frena la actividad productiva”, dice.

El panorama no es claro. Durante el segundo trimestre del año lo que más creció fue la industria y los servicios financieros, mientras que la construcción, que le venía dando la mano al crecimiento, mostró una desaceleración (ver gráficos). Ahora, la esperanza es  que la industria mantenga el ritmo y que la construcción se recupere. 

Lea también: Comercio y construcción jalonaron el crecimiento económico de Colombia

[[nid:573537;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/09/industria_colombiana4sep.jpg;full;{}]]

En 2017

Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, considera que el PIB del país podría repuntar  3 % en 2017 si se cumplen algunas condiciones: 

Que el Congreso avale una reforma tributaria razonable.

Que la paz y el plebiscito no genere grandes perturbaciones políticas.

Que la ejecución de las obras de infraestructura avance sin tropiezos.

La estrategia

El Gobierno no tiene recursos para inyectarle a la economía, pero lo que sí puede hacer, según analistas, es dar prioridad a las obras de infraestructura y acelerar los proyectos de Cuarta Generación (4G).  En este momento hay 8 proyectos listos para ejecutar con una inversión de $2,24 billones.

En segundo lugar, dice el economista Munir Jalil, si los alcaldes y gobernadores que iniciaron su periodo este año, empiezan a  ejecutar obras  en lo que resta del 2016 se podría ver un mayor dinamismo económico en las regiones. 

Pero indudablemente lo que más puede ayudar a reactivar la economía es la inversión y para el economista Daniel Niño, esto se puede dar por los proyectos de infraestructura  y por lo que puedan hacer las empresas.

“El factor que más está afectando a la economía es la baja en la inversión. En el primer trimestre del año el crecimiento estuvo jalonado por el consumo, mientras que la inversión fue negativa, aún no están los datos del segundo trimestre, pero creemos que el comportamiento fue similar”, afirma.

Agrega que no le convendría al país soportar el crecimiento con un consumo vía crédito, pues en el corto plazo se pueden pagar las consecuencias y lo mejor sería la recuperación de la inversión privada, por ejemplo, en la actualización de servicios públicos que tanto requiere el país. 

Además se confía en el aporte que haga el sector de edificaciones (sin obras civiles), que según analistas del Bbva  crecería  5,1 % en 2016, donde el impulso provendría especialmente de la vivienda de precios medios como resultado de la política de subsidios que mantiene el Gobierno  para la adquisición de este tipo de viviendas.

A estas opciones, Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, le suma la recuperación que pueda darse del  sector agropecuario, “después del mediocre desempeño del primer semestre por el fenómeno del Niño”.

Pero también advierte de las dificultades que pueda generar  la incertidumbre por el proceso de paz y la reforma tributaria sobre las decisiones de gasto. “En el neto, el segundo semestre podría ser ligeramente mejor que el primero”.

Sin embargo, el profesor Reyes cree que la firma de la paz podría capitalizarse para impulsar la economía, pues la comunidad internacional está dispuesta a apoyar la reintegración con recursos, los cuales le caerán muy bien al desarrollo económico del país, aunque esto se vería con mayor fuerza en el 2017.

Aún así, algunos empresarios opinan que el segundo semestre del 2016 puede ser mejor.  “En el caso nuestro  siempre tenemos un mayor volumen de negocios en este periodo, principalmente porque la mayoría de nuestros clientes se preparan para la temporada navideña y segundo,  porque de todos modos  estamos viendo una recuperación en los pedidos de nuestros clientes que son un reflejo de lo que le está pasando a la industria en general”, asegura Álvaro José Henao, presidente de Smurfit Kappa Cartón de Colombia.

El país confía en que el impulso que trae la industria, el mejoramiento de la construcción, la inversión en la infraestructura de carreteras y  la expectativa porque no decaiga el consumo serán suficientes para que la economía nacional pase el año por encima del 2,0 %.  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad