La economía del Valle del Cauca se juega dos escenarios para el 2015

La economía del Valle del Cauca se juega dos escenarios para el 2015

Enero 25, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
La economía del Valle del Cauca se juega dos escenarios para el 2015

61.325 millones de pesos en regalías ingresaron al Valle entre enero y septiembre del 2014.

El fuerte repunte que ha registrado el dólar en los últimos meses es la gran esperanza y la fortaleza de las empresas vallecaucanas, sobre todo para las exportadoras, durante el 2015.

El fuerte repunte que ha registrado el dólar en los últimos meses es la gran esperanza y la fortaleza de las empresas vallecaucanas, sobre todo para las exportadoras, durante el 2015.Empresarios y exportadores, a aprovechar la tasa de cambioLa región tiene cómo sacarle provecho al aumento del dólar. Crisis petrolera tendría efectos limitados.El fuerte repunte que ha registrado el dólar en los últimos meses es la gran esperanza y la fortaleza de las empresas vallecaucanas, sobre todo para las exportadoras, durante el 2015.De hecho, las ventas externas de la región cerraron positivamente el 2014, al alcanzar los US$2250 millones con un crecimiento del 8,8% frente a las del 2013.Por eso, la mejor tasa de cambio jugó un importante papel porque “nos sirvió de gran ayuda en los últimos meses del año pasado, aunque el Valle no depende del petróleo”, recalca Gabriel Velasco, gerente seccional de la Asociación Nacional de Empresarios, Andi. Ese esfuerzo, aunado al auge de la construcción y las obras civiles, podría ser un punto favorable para la economía en momentos en que se prevé una desaceleración del PIB nacional (del 4% al 3,8%), por cuenta del impacto petrolero. “El Valle es un exportador neto de manufacturas, pues no tenemos ‘commodities’ como el petróleo o la minería, y eso nos favorece frente a la difícil coyuntura de precios que enfrentan esos productos básicos”, señala por su parte José Roberto Concha, director de Icecomex.Dentro de ese enfoque las oportunidades están a la orden del día para la agroindustria, las frutas, las confecciones, los productos químicos y farmacéuticos, lo mismo que los cosméticos y el calzado, destaca el experto.Y a si lo anterior se suma la reactivación de la industria vallecaucana, —tras crecer 5,6% entre enero y octubre del 2014— el panorama es aún mejor.Sin embargo, el reto en materia de comercio exterior es incursionar en nuevos mercados, a través de una base más diversificada que hará menos vulnerable al Valle frente a las turbulencias externas, lo cual estimulará la competitividad regional. Frente a lo que viene, Esteban Piedrahita, presidente de la Cámara de Comercio de Cali, destaca que “la coyuntura de devaluación del peso y la caída del petróleo son favorables para un departamento que no fue el gran beneficiado del auge minero-energético de la última década” en Colombia. Por más inversiónOtro punto a favor del Valle es la atracción de mayor inversión extranjera, pues se prevé el arribo de al menos otras nuevas compañías este año. Todo por cuenta del mejor clima de negocios que presenta el departamento, que fue reconocido por el Gobierno británico como “región segura para invertir”.En los últimos cuatro años han arribado a la región 31 proyectos empresariales, de los cuales 12 se concretaron el año pasado, y la idea es que esa tendencia siga.Y en infraestructura el desafío inversionista es finalizar nuevos tramos de la doble calzada a Buenaventura, la remodelación del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón y poner a rodar la expansión del sistema férreo hasta La Tebaida. El dólar alto beneficiará, asimismo, las remesas (giros que les llegan a las familias), pues se calcula que ingresarán $2,5 billones, unos $330.913 millones más que en 2014. Apuestas que buscan que el Valle siga adelante pese a los nubarrones que amenazan a la economía colombiana.Preocupa el giro de regalías para financiar obras clavesEl Valle no es departamento productor de petróleo, pero podría enfrentar un eventual coletazo en el giro de las regalías por parte de la Nación en los próximos doce meses debido a la brusca caída de los precios internacionales y la menor extracción de crudo. Otros departamentos que dependen más de esos recursos, por poseer pozos en su territorio, tendrán un impacto mayor en sus finanzas en los próximos meses.Todo porque el Gobierno recibirá entre $9 billones y $16 billones menos por parte del renglón de hidrocarburos (en impuestos) entre los años 2015 y 2016, ya que la mayor parte del Presupuesto Nacional se basó en cotizaciones promedio de US$80 y US$90 por barril. Hoy, el barril bordea los US$45. Debido a tal coyuntura habría menos regalías (recursos pagados por los productores) para distribuir entre las regiones que las necesitan para financiar proyectos tales como carreteras, acueductos, escuelas, puestos de salud, ciencia, tecnología y comunicaciones, entre otros.Para el caso del Valle, según el director de Planeación Departamental, Juan Guillermo Valencia, se han previsto recursos de regalías por $218.000 millones para las vigencias 2015 y 2016. Y todo apunta a que solo se girarían al departamento el 50% de esos dineros que ya fueron preaprobados.“Esos menores precios del petróleo, por debajo de las estimaciones oficiales, ponen en riesgo que nos entreguen todos los $218.000 millones. y allí el Bloque Parlamentario deberá jugar un papel clave para que no haya más recortes”, anota el funcionario.Con base en lo anterior, el Valle solo dispondría de $110.000 millones en el fondo del Órgano Colegiado de Administración, Ocad, hasta el 31 de diciembre. Las preocupaciones serían para el próximo Gobernador. Ya el Gobierno departamental había logrado aprobar el 92% de regalías por $316.000 millones de las vigencias 2012, 2013 y 2014 para atender unos 143 proyectos, señala Valencia.Pero el asunto va más allá. Aunque como ya se dijo, el Valle no posee ‘oro negro’ en su territorio, Ecopetrol contrata con empresas de la región servicios de alimentación y mantenimiento de redes del poliducto, carrotanques, papelería, dotaciones entre muchos proveedores. Y esos contratos podrían verse reducidos en el 2015, ya que la estatal petrolera disminuyó de US$10.595 millones a US$7.860 millones su presupuesto del 2015. A diciembre del 2014, Ecopetrol pagó a contratistas del Valle un poco más de $3000 millones. En el 2013 habían sido $6.736 millones. “Este es un impacto, que aunque no es de la magnitud frente al que sufrirán este año otras regiones, afectará a muchos proveedores vallecaucanos”, dice el analista económico Julio Escobar.Sin embargo, pone de presente que los efectos no serán tan complicados, dado que la economía vallecaucana depende del comercio, los servicios, la industria y las exportaciones. Como están las cosas, el Valle podría considerarse afortunado, aunque recibirá un coletazo leve por cuenta del actual bajonazo petrolero.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad