La cesión, una opción para destrabar el macroproyecto del Túnel de La Línea

La cesión, una opción para destrabar el macroproyecto del Túnel de La Línea

Septiembre 17, 2014 - 12:00 a.m. Por:
La República | Colprensa
La cesión, una opción para destrabar el macroproyecto del Túnel de La Línea

Comunidad del sector ubicado cerca al Túnel de La Línea denunció daños ambientales durante la realización de la obra.

La ministra de Transporte, Natalia Abello, ha señalado que el avance de la obra del Túnel de la Línea es del 70%.

La cesión del contrato aparece como una de las opciones que podrían darse para destrabar el proyecto vial Cruce de la Cordillera Central o Túnel de La Línea, que hoy está inmerso en una polémica por la decisión del Gobierno de emprender un proceso de caducidad del contrato ante lo que ha calificado incumplimiento del cronograma de obras del constructor la Unión Temporal Segundo Centenario (Utsc). Esta alternativa, es una de las posibilidades a las que se podría acudir, según señala el representante legal de la Utsc, Carlos Collins, quien dijo que está dispuesto a negociar con el Gobierno. “Lo que quiero es que la obra no caiga en una caducidad. No me conviene, menos al país”, sostuvo. Añadido que está abierto a todas las opciones, pero indicó que no le ha podido plantear al Gobierno su disposición de negociar porque no lo ha querido recibir. “Llevamos desde julio pidiendo cita, pero no nos han querido recibir”, indicó. Collins incluso señaló que están dispuestos a empezar la negociación con el Gobierno en estos próximos 15 días, si los atienden, antes de la audiencia de descargos, que está citada para el 3 de octubre, dentro del proceso de inicio de caducidad del contrato. Sin embargo, sobre la figura de la cesión aparecen varios interrogantes, entre ellos de dónde saldrán los recursos para terminar el proyecto teniendo en cuenta que al constructor el Gobierno le ha entregado un 98% de los $629.000 millones que cuesta la obra (construcción del túnel de 8,6 kilómetros y las segunda calzadas por los lados de Tolima y Quindío). La ministra de Transporte, Natalia Abello, ha señalado que el avance de obra es de 70%. “El problema es que no tengo los recursos para trabajar al ritmo que yo quiero. Si me pagan lo que me deben, puedo aumentarlo”, indicó al referirse que está trabajando entre un 30% y 40% de su capacidad. Collins insiste que el Invías le debe cerca de $50.000 millones por obras ejecutadas. Son básicamente de riesgo geológico, que según afirma están reconocidas y sobre las cuales existen actas. Sin embargo la Mintransporte, sobre ellos ha señalado que no tienen cuentas pendientes con el constructor. Collins tiene recusado al director de Invías, Leonidas Narváez.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad