La caída en las reservas de gas que golpearía el bolsillo de millones de colombianos

Escuchar este artículo

La caída en las reservas de gas que golpearía el bolsillo de millones de colombianos

Mayo 14, 2019 - 09:30 p.m. Por:
Redacción de El País
Gas natural, imagen de referencia

El gas natural tiene una elevada demanda, especialmente en la industria pesada regional, lo mismo que en el comercio.

Foto: Archivo de El País

Una nueva preocupación tienen ahora los hogares colombianos: la posibilidad de que en el mediano plazo lo que pagan por el consumo del gas se duplique. Esto por cuenta de la reducción de las reservas que tiene el país de este combustible.

Actualmente hay 9,5 millones de familias, establecimientos comerciales e industriales que utilizan gas natural en Colombia, además de 230.000 vehículos livianos y 1000 vehículos de transporte público, camiones, volquetas y recolectores de basura que se movilizan con esta fuente de energía.

En el Valle del Cauca hay unos 37.000 carros que usan gas natural, entre ellos 65 buses de transporte público en Palmira, 9 en Cali y este año el MÍO proyecta incluir otros 21 a la flota. Asimismo, están conectados 1'154.045 usuarios en Valle y norte del Cauca, entre hogares y clientes comerciales, según datos de la empresa Gases de Occidente.

Pero ¿por qué la preocupación? El Gobierno informó que por primera vez en 40 años las reservas de gas bajaron a menos 10 años, es decir que si no hay nuevos hallazgos en poco tiempo el país tendría que empezar a importar el combustible para responder a la demanda nacional.

La misma ministra de Minas, María Fernanda Suárez, dijo que el problema es que importar el energético saldría más caro, pues el costo del gas en Colombia es de US$4,5 por millón de BTU (Unidad de Medida de Calor), mientras que el importado, que seguramente vendría de Estados Unidos cuesta hoy entre US$8 y US$10.

Lea también: ¿Está en riesgo la producción de etanol en el Valle?

Eso se podría dar después del año 2023 si el país no encuentra más fuentes de gas y equivaldría a que los hogares tendrían que asumir un mayor valor en su factura de pago. Aún no se puede establecer de cuánto sería ese incremento, pero podría duplicar el valor actual. Hoy este combustible es más económico que la energía eléctrica y, según datos de Naturgas, muchos colombianos convirtieron sus carros a gas natural por el ahorro ofrecido de cerca del 50 % con relación a la gasolina y al 35 % frente al diésel.

¿Cuál será la estrategia?

Para el exdirector de Hidrocarburos del Ministerio de Minas, Julio César Vera, los datos informados por el Gobierno sobre las reservas deben generar preocupación porque han venido cayendo en los últimos 5 años y de tener más de 15 años de reservas se pasó a 9,8 años, por lo que considera necesario hacer un llamado al Gobierno para que se tomen las medidas y desarrollar el potencial del país, que es casi de 20 veces lo que se tiene actualmente.

Este año se invertirán unos US$1000 millones en exploración de hidrocarburos en Colombia, de estos el 25 % estaría enfocado en gas.
Entre las acciones a seguir por el Gobierno, según Vera, serían:
-Acelerar la conversión de contratos, para exploración off shore (costa afuera), de solo evaluación a exploración y producción.

-Definir la ruta para la exploración con técnicas no convencionales (fracking), sistema que permitiría agregar mayores reservas, pero que genera polémica por sus posibles impactos al ambiente.

-Avanzar en alternativas de confiabilidad, por si el país requiere importar el combustible, es decir agilizar la adjudicación de la planta regasificadora del Pacífico. Hoy existe otra planta en Cartagena.

“Hay un conjunto de cosas que se pueden hacer, pero se requiere decisiones del Gobierno, del regulador y de los inversionistas, pero definitivamente hay que prestar atención al tema porque para el 2023 se podría tener problemas cuando precisamente habría picos de consumo asociadas al fenómeno de El Niño”, destacó Vera.

Al respecto Orlando Cabrales, presidente de Naturgas, dijo que el año pasado la demanda de gas natural creció 16 %, lo que a su juicio evidencia que más colombianos confían en los beneficios de este combustible tanto para la calidad de vida de las personas como para el ambiente.

Por eso dijo que se debe impulsar la actividad exploratoria y la inversión, pues se trata de una alternativa fundamental para la transformación energética del país. “El desarrollo de proyectos en el mar podría asegurar el abastecimiento más allá de 2031. Las explotaciones costa afuera serán viables si se encuentran reservas suficientes a costos competitivos en boca de pozo”, destacó el directivo.

Regasificadora

Colombia cuenta con una planta regasificadora de gas que permitiría recibir el combustible en caso de que deba importarse. Está en el Caribe.
Asimismo, se está a la espera de que la Unidad de Planeación Minero Energética, abra la licitación para otra regasificadora que estaría ubicada en Buenaventura.

Se estima que costaría US$200 millones y permitiría al país blindarse ante la reducción de las reservas de gas.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad