Este es el 'Plan B' de la Gobernación por caída en ingresos del impuesto a licores

Este es el 'Plan B' de la Gobernación por caída en ingresos del impuesto a licores

Junio 28, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Asamblea Valle

La Asamblea del Valle citó esta semana a un debate a los directivos de la Industria Licorera del Valle, pero se canceló por la ausencia de estos.

Especial para El País

El departamento del Valle del Cauca prepara un plan B que le permita enfrentar la reducción en el recaudo de algunos ingresos tributarios.

La directora de Hacienda, María Victoria Machado, estima que por el cambio en la liquidación del impuesto a los licores, norma que entró en vigencia en enero de este año, se reducirían en $25.000 millones los ingresos por este concepto. Por recaudo de licores y vinos, generalmente, el Valle recibía más de $100.000 millones al año.

A esta situación se suma la caída de la Tasa Pro Deporte, por una acción de nulidad, impuesto que le dejaba al departamento $12.000 millones al año, según informó Carlos Felipe López, gerente de Indervalle.

Adicionalmente, la Industria de Licores del Valle (ILV), que le deja al año al gobierno local alrededor de $90.000 millones en transferencias, no pasa por el mejor momento. Como se recordará la ILV, a comienzos del 2018, terminó el contrato de distribución con el Consorcio Suprema por incumplimientos. A la fecha esa firma sigue comercializando los licores, pese a que una parte de la Asamblea ha pedido que se termine ese contrato y se haga otra licitación.

El año pasado, recordó la diputada Juanita Cataño, el departamento dejó de recibir $40.000 millones en transferencias “por el incumplimiento del comercializador Suprema”.

Lea también: 'Precio de licores causa un duro impacto a las finanzas de las regiones del país'.

Este año no se sabe cuál será el impacto, pues según la diputada, a la fecha la Licorera no ha vendido ni un millón de botellas y la meta para 2018 es de 8,5 millones de unidades. “Si no se cumplen las metas, las transferencias para la salud serán menores a las esperadas”, dijo.

Sin embargo, en este punto la Directora de Hacienda no mostró preocupación y dijo que los productos de la ILV se están vendiendo.

Uno de los ingresos que puede darle la mano al Valle del Cauca es el recaudo por impuesto automotor que supera los $120.000 millones, según cifras preliminares de la Unidad de Rentas

Hueco en los ingresos

Aún así el panorama evidencia que los ingresos del Valle este año no serán los esperados y desde la Asamblea se reclamó un plan B que permita garantizar en 2019 y hacia los años venideros, los recursos dejados de percibir.

“El Departamento va a solucionar el déficit este año, pero hay que pensar en un plan B por los deportistas y la comunidad que se verá afectada”, manifestó el diputado Juan Carlos Garcés Rojas.

Por su parte María Victoria Machado, dijo que “mediante ajustes presupuestales vamos a garantizar lo que falta del 2018”, pero advirtió que la situación definitiva “depende de la bancada parlamentaria”.

La funcionaria se refiere a la necesidad de que desde el Congreso se presente una ley para crear una estampilla Pro Deporte que otorgue los recursos para mantener la inversión en este campo.

Pero adicionalmente informó que la Gobernación ya está pensando una estrategia para suplir los recursos que se dejarán de percibir, la cual dijo se informará en los próximos días, pero anticipó que tiene que ver con ajustes en el gasto. En otras palabras, puede venir un apretón.

Según Machado, el departamento instaurará una demanda por el cambio en la fórmula que hizo el Dane para calcular el impuesto de los licores, que le quita al Valle $25.000 millones al año.

“Lo primero que estamos haciendo es dar la pelea para ver si podemos recuperar esos recursos y estamos trabajando en una estrategia por el lado del gasto”, djio.

Al respecto la diputada Juanita Cataño afirmó que lo primero sería recortar la carga burocrática y la contratación de prestación de servicios para garantizar que los recursos para inversión social de libre destinación no vayan a cubrir estos huecos.

“Por el lado de la ILV lo que se da es un mal manejo de la empresa por tener un contratistas amarrado. La solución para la región es poder garantizar un distribuidor que cumpla con las expectativas de venta y con se puedan mejorar las transferencias para la salud”, dijo.

El presupuesto del Valle para 2018 está aforado en $2,02 billones. Se espera el repunte en el recaudo de algunos ingresos, para compensar la reducción en otros rubros.

Opciones

Según la diputada Myriam Jurí, la Unidad de Rentas del Valle del Cauca y las autoridades deben incrementar los operativos contra el contrabando y la evasión, para evitar que se siga vendiendo licor en el departamento que no pague impuestos.

Sobre la Industria de Licores del Valle, insistió en que se deben tener dos o tres distribuidores de los productos, pues no se puede seguir dependiendo de una sola empresa y más cuando incumple las metas de ventas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad