"En esta crisis se ha demostrado la solidez de la banca": presidente de la Asobancaria

Escuchar este artículo

"En esta crisis se ha demostrado la solidez de la banca": presidente de la Asobancaria

Mayo 21, 2020 - 11:45 p. m. Por:
Redacción de El País

Santaigo Castro, presidente de Asobancaria.

Oswaldo Paez - El País

Durante las primeras semanas de la cuarentena no pocos usuarios de la banca, incluidas las Mipymes, se quejaron de las demoras en el sistema financiero para aprobar y desembolsar créditos, pero cuando el Gobierno amplió las garantías de los préstamos al 80 % y al 90 %, el panorama mejoró.

En tres semanas la banca refinanció $187 billones en préstamos y desembolsó $38 billones más para créditos nuevos.
Esas cifras representan el 35 % de la cartera total y cerca del 18 % del PIB. “Ningún sistema financiero en América Latina ha hecho lo que hizo la banca colombiana en un tiempo tan corto”, precisó Santiago Castro, presidente de la Asobancaria.

Eso también demuestra la solidez, la solvencia y la responsabilidad con la que actúan los bancos colombianos. “En un periodo de dificultad económica para todos, derivado del coronavirus, el riesgo para prestar es mayor y por eso no podíamos poner en riesgo los ahorros de los clientes, pero luego, cuando el Gobierno aumentó el porcentaje de las garantías, pudimos actuar con mayor velocidad”, explicó.

Le puede interesar: Fondo Nacional de Garantías crea fondo para apoyar a microempresarios

¿ Cómo se va a manejar la entrega de los recursos para el subsidio a las nóminas de las empresas?

Esos recursos los entregará el Paef de manera gradual y la irrigación de ese dinero se deberá hacer en tres días.
La idea es que se haga entre el 30 de mayo y el 1 de junio. Son $2 billones mensuales para un total de $6 billones durante tres meses.

Lo del subsidio a la nómina es otro de los programas del Gobierno Nacional que se pondrá en marcha a través del sistema financiero, ¿pero hasta el momento qué balance puede hacer de los recursos que ha otorgado la banca?

Son muchos. Le quiero contar que durante la cuarentena se han otorgado más de $1,5 billones.
En la primera entrega del ingreso solidario se desembolsaron $320.000 millones. En devolución del IVA, $53.000 millones; en Familias en Acción se han hecho dos desembolsos, cada uno por $392.000 millones; en Jóvenes en Acción, $55.000 millones; en el programa Adulto Mayor, $256.000 millones y en subsidios territoriales, $63.000 millones.
Ya viene la otra etapa del subsidio solidario. Todo esto muestra que la banca viene acompañando al Gobierno con estos recursos desde que empezó la cuarentena.

¿Qué ha pasado con las refinanciaciones de los créditos y cuántos nuevos préstamos se han desembolsado?

En refinanciaciones hemos desembolsado $187 billones, eso representa el 35 % de la cartera y casi el 18 % del PIB del país.
Fueron 12 millones de créditos refinanciados para 9,1 millones de personas. Ese esfuerzo no lo ha hecho ningún sistema financiero en América Latina.
Pero adicionalmente le quiero decir que por cuenta propia hemos otorgado nuevos préstamos por $38 billones y hemos estado trabajando con la línea de garantías de los fondos, los cuales suman $14 billones.
De ese total de los $14 billones, hemos desembolsado $10,4 billones en escasas tres semanas.

Son cifras importantes, pero muchos usuarios de quejaron de las demoras de la banca para prestarles con más rapidez...

Ha sido un reto muy grande, porque tuvimos que ayudar al Gobierno Nacional con los análisis de riesgo de cada persona porque recibirían unos recursos del Estado. Hicimos un trabajo de reatroalimentación para perfeccionar el listado de personas beneficiadas, así que no era una tarea simple, ha sido un ejercicio gigantesco.
La banca no ha sido lenta en los desembolsos, lo que pasa es que no teníamos los instrumentos de política pública, es decir, las garantías de los créditos que íbamos a aprobar. La banca siempre ha actuado con responsabilidad y en esta situación de cuarentena, que ha afectado económicamente a muchos sectores, no podía poner en riesgo los ahorros de los clientes ni de los accionistas.
Pero cuando llegaron las garantías del Gobierno a niveles del 80 % y del 90 %, los desembolsos se hicieron muy rápido. Sin duda alguna, los instrumentos del Gobierno han sido muy positivos.

Los empresarios más pequeños, los micros y los famiempresarios, consideran que la banca siempre los hace esperar, para ellos no hay velocidad en los desembolsos de los préstamos...

No, el sistema financiero ha sido muy veloz, lo que pasa es que muchas microempresas, por estar en sectores muy afectados y en medio de esta crisis, no iban a recibir créditos bajo un análisis de riesgo normal.
Recuerde que al principio de la cuarentena el programa de garantías del Gobierno a través de los diversos fondos no tenía coberturas altas para atender negocios que estuvieran en alto riesgo.
En ese caso el sistema financiero no podía poner en riesgo el dinero del público, porque el 90 % de todo lo que presta la banca es dinero de los clientes, entonces no es que los bancos se demoren en prestar, sino que muchos negocios no pasaban la prueba, por lo tanto no eran sujetos de créditos.
Pero como le digo, cuando se amplió el programa de garantías de los préstamos al 80 % y al 90 %, el panorama fue diferente. Con garantías de ese nivel cambian las condiciones para aprobar y desembolsar créditos.
Es necesario tener en cuenta que dichas garantías entran en juego cuando el titular de la obligación o la deuda no pague. Lo digo porque hasta ahora la banca no ha recibido un solo peso del Gobierno Nacional.
Esos recursos solo se recibirán si el deudor no paga las cuotas del crédito a pesar del período de gracia que el sistema financiero le ha otorgado.

Usted comentó que en nuevos créditos, la banca ha desembolsado $38 billones. ¿A quiénes se les entregaron esos recursos?

A todos aquellos que lo solicitaron y eso incluye personas naturales y personas jurídicas.
De esos $38 billones, $29,2 billones se otorgaron a Pymes y grandes empresas. Un paquete de $3,5 billones se desembolsó para personas naturales a través de tarjetas de crédito; asimismo se entregaron $3,9 billones para personas naturales a través de otras líneas de consumo.
$786.000 millones se desembolsaron para créditos hipotecarios diferentes de la vivienda social; $325.000 millones para créditos hipotecarios de vivienda de interés social y $77.000 millones más para microempresas en el país.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS