Empresas del Grajales ya no serán manejadas por el Consorcio C. Lozano

Empresas del Grajales ya no serán manejadas por el Consorcio C. Lozano

Junio 27, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción
Empresas del  Grajales ya no serán manejadas por el Consorcio C. Lozano

Las tres empresas del grupo Grajales que hoy son manejadas por el Consorcio C. Lozano pasarían a manos de un nuevo administrador en poco tiempo.El director del DNE, le aseguró a El País que las empresas cambiarían de administración, debido a los múltiples incumplimientos en el contrato con C. Lozano”.

Las tres empresas del grupo Grajales que hoy son manejadas por el Consorcio C. Lozano pasarían a manos de un nuevo administrador en poco tiempo.El director de la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE, Juan Carlos Restrepo, le aseguró a El País que El Hotel Los Viñedos, Agronilo(empresa de frutas) y Frexco(procesadora de pulpas), que están a cargo de ese consorcio, cambiarían de administración, “debido a que encontramos múltiples incumplimientos en el contrato con C. Lozano”.Agregó que la entidad está trabajando y evaluando los mecanismos que prevé el mismo contrato para que este consorcio deje de operar dichas compañías, y aseguró que se hacen todos los esfuerzos para sacarlas adelante.En ese propósito, la DNE contrató una firma americana, especialista en reflotar empresas que están quebradas y ponerlas en su nivel óptimo (Álvarez & Marsal), la cual apoyará al depositario que tenga a cargo las empresas. “Lozano va a salir. En este momento hay un depositario con todas las calidades, escogido con el Ministerio de Agricultura, la Gobernación del Valle y la DNE: Andrés Mejía. A esta persona la dotaremos de un equipo especializado en el rescate de las empresas en problemas”, afirmó Restrepo.Mejía se ocupa actualmente del manejo de cuatro unidades de negocio del conglomerado de La Unión: Casa Grajales (productora de vinos), Transportes del Espíritu Santo, Ready Fruit S.A. (productora de frutas) y Grajales S.A.El gobernador del Valle, Francisco José Lourido, dijo que desde hace varios meses se está analizando la situación de las empresas que están a cargo de C. Lozano y se estaba trabajando en llegar a acuerdos para reasumir el manejo de los predios de Grajales.“La intención es recomponer toda la organización para que se vuelva más productiva. Hasta el momento no podría decir qué tan avanzado está ese proceso, porque no he tenido comunicación con el señor Mejía, pero nuestra meta es reparar al máximo todas las empresas”.Agregó Lourido que este trabajo se ha pensando en generar empleo, “ya que muchos pobladores de La Unión y el Norte se quedaron sin trabajo con el deterioro de las compañías”.Una queja sentidaLa determinación de la DNE parece haber surgido luego de las denuncias hechas por los empleados de las compañías a cargo de C. Lozano, quienes en una carta dirigida a la DNE advirtieron que la firma les ha incumplido en el pago de ocho quincenas al 15 de abril de este año, que no está al día en el pago de la seguridad social desde septiembre de 2010 y que tienen un atraso en la cancelación de las cesantías y los intereses de las mismas.Según Mario Efrén Isaacs, presidente del sindicato de trabajadores Unaltrasap, las deudas corresponden a Agronilo S.A., por lo cual la DNE convocó a un comité paritario para analizar la situación de esta empresa en especial.“En el comité se evalúan los incumplimientos que tenía el grupo, no sólo con empleados sino con la DNE y con los proveedores. Ellos debían cerca de diez quincenas y se han venido haciendo abonos parciales. Hoy adeudan a proveedores $7.500 millones; trabajadores y seguridad social $1.500 millones; Dian, $600 millones. Además, se deben arriendos, servicios públicos, pólizas, reparación de vehículos. Todo suma casi $15.000 millones”, afirmó el sindicalista.Entre tanto, el concejal de La Unión Gustavo Alfonso Estefen, aseveró que la comunidad reclama que alguien se responsabilice de las empresas y las administre con un objetivo claro: sacarlas adelante. “Las deudas son exageradas y si no se devuelven las empresas a la región seguirán su camino hacia la quiebra. En las calles del municipio hay 4.000 personas desempleadas y debido a ello estamos viviendo una situación muy difícil de orden publico. Necesitamos que las empresas surjan de nuevo”, dijo.C. Lozano se defiende y dijo que no se vaDirectivas del grupo C. Lozano recibieron un comunicado de la DNE el pasado miércoles, en el que les pidió culminar las sesiones del comité paritario, dar cumplimiento con las obligaciones y proceder a entregar las sociedades arrendadas. Sin embargo, C. Lozano dijo que no se va de La Unión. “Yo no me quiero ir. Tengo una responsabilidad grande con el Gobierno de Estados Unidos que me de dio la oportunidad de encargarme de las empresas, así como con la Embajada, con el Gobierno de Colombia y mayormente con los empleados”, recalcó Carlos Lozano.El gerente de Responsabilidad Social del grupo, Carlos Sierra, agregó que las tres unidades de negocio se están recuperando (ver gráficos), “por eso no entendemos qué pretende la DNE al querernos sacar. Cómo van a decir que hay malos manejos cuando un hotel como Los Viñedos ha aumentado su porcentaje de ocupación”.Carmenza Motta, asesora jurídica del consorcio, consideró que “las afirmaciones de la DNE pueden afectar gravemente las negociaciones en las que actualmente estamos trabajando para salvar las compañías. Uno de los logros es que ya le entregamos la finca El Nilo al sindicato para que la ponga a producir y se pueda sacar de la crisis”.A paso lentoLa recuperación de las empresas del Grupo Grajales, que administra la DNE, continúa a paso lento. De allí que trabajadores y habitantes de La Unión estén a la expectativa, pues no saben cuál será el destino de las mismas cuando se liquide esta entidad. “El último balance del depositario mostró una deuda de $59.000 millones. Esto significa que la DNE no logró las metas esperadas. A duras penas se están recuperando ahora y ya no sabemos que se viene con la liquidación de la Dirección”, advirtió Arturo Arias, concejal de La Unión.Según el depositario, Andrés Mejía, las cuatro unidades de negocios: Casa Grajales (productora de vinos), Transportes del Espíritu Santo, Ready Fruit S.A. (productora de frutas) y Grajales S.A., están mejorando.“La liquidación de la DNE no será algo de un sólo día, habrá un periodo de transición, y eso no debe preocupar. Lo que si se debe resaltar es que hoy el patrimonio de Grajales es muy superior al pasivo”, dijo Mejía.Agregó que el año pasado Casa Grajales obtuvo en ventas $9.184 millones y generó utilidades por $454 millones. La meta es vender $11.572 millones este año (ver gráficos).“Grajales S.A. vendió en 2010 $23.568 millones y perdió $8.808 millones. Fue un año muy difícil, los precios de venta fueron los más bajos en cinco años y al finalizar el año el invierno genero graves pérdidas de cultivos y deterioro de las cosechas”, aseveró el depositario.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad