Decreto 1630 ocasiona perdidas hasta del 50% entre los comerciantes de Popayán

Decreto 1630 ocasiona perdidas hasta del 50% entre los comerciantes de Popayán

Junio 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Vanessa Pedraza | Especial El País

Para regular la nueva medida, se tendrán en cuenta el número de identificación que tienen los celulares, al cual solo podrán tener acceso los PRSTM y las autoridades competentes, sumado a la creación de dos bases de datos (Negativa y positiva) que se generarán para este fin.

Con el fin de adoptar nuevas medidas frente al hurto y masacre de los ciudadanos por el robo de sus celulares, nació el 19 de mayo del presente ano, el decreto 1630 que tiene por objeto establecer un marco reglamentario que permita restringir la utilización de Equipos Terminales Móviles que han sido reportados como hurtados y/o extraviados generando obligaciones entre los proveedores de redes y servicios de telecomunicaciones móviles (PRSTM) y los usuarios. Según este mismo el interés es salvaguardar la vida de las personas y favorecer a los usuarios y proveedores de redes telecomunicaciones del país.Sin embargo, los comerciantes, piensan lo contrario y manifiestan su inconformidad con la nueva medida pues aseguran que dicho decrerto les esta ocasionando perdidas hasta del 50% en sus negocios.Recorriendo los principales locales de ventas de celular en el centro comercial Anarcos (El Sanandrecito payanés), encontramos que entre la mayoría de sus comerciantes prima la desinformación y la desconfianza.El administrador del local Yel Cell Comunicaciones afirmó que la mayoría de las prohibiciones que hace dicho decreto, son servicios que se le están negando a las personas, como por ejemplo el desbloqueo de los celulares y abierta de bandas: “Éste es un servicio que generalmente las empresas de Comcel, Movistar o Tigo no le prestan a sus usuarios o lo hacen a muy elevados costos” sin embargo manifiesta no estar muy al tanto del mismo.De igual forma sucede con la copropietaria del local ‘Multicelular’ Angélica Rubio, quien afirma que ésta medida los obliga sólo a comercializar con equipos que estén avalados por estas tres empresas de Telefonía móvil, sin embargo ellos también surten sus locales con otro tipo de equipos que ya vienen liberados, en esa medida la plata invertida en estos equipos sería pérdida para ellos: “A pesar que los usuarios aún no están muy informados de la aplicación de este decreto, ya se empieza a sentir la disminución en las ventas.”Por otra parte Fabio Andrés Días, coordinador Comcel Popayán, manifestó que esta medida solo intenta favorecer y proteger a los usuarios, además asegura no ver ningún tipo de contraindicaciones para la empresa y que ésta a poyará en un 100 % este decreto. “Esta medida además de favorecer a los usuarios, también intenta que tanto ellos como nosotros, nos tengamos que regular y de esta manera se garantiza que se paguen los impuestos correspondientes que por fuera no se pagan.”Pero el decreto ha generado todo tipo de interpretaciones, por petición de la fuente no se dirá el nombre del Coordinador de Tigo, quien manifestó que en gran medida, con la aplicación del decreto, las empresas de telefonía móvil intentan proteger sus intereses: “Sigue siendo un monopolio, pues solo estas tres empresas podrían vender sus equipos anulando los pequeños y medianos empresarios.”Después de todo frente a este nuevo decreto prima el desconocimiento y la desconfianza, y ante ella los usuarios y vendedores, solo piden que se refuerce la seguridad en las calles que es, según lo manifestaron, donde está el peligro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad