Debate en Colombia por la venta de las acciones de Isagen

Escuchar este artículo

Debate en Colombia por la venta de las acciones de Isagen

Julio 31, 2013 - 12:00 a. m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Debate en Colombia por la venta de las acciones de Isagen

Sede de Isagen en Medellín.

El anuncio de la venta de las acciones de la Nación en Isagen ha causado varias reacciones en analistas, políticos y economistas. Para algunos sse trata de una decisión acertada y para otros de la privatización dañina de una empresa semipública.

Tras el anuncio realizado por el Gobierno, de poner en venta su participación en Isagén, diferentes sectores de la política se pronunciaron a favor y en contra de decisión tomada este lunes en el consejo de ministros en la Casa de Nariño. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, dijo que el paquete accionario de Isagén se venderá en una subasta al mejor postor, tras señalar que "éste es un muy buen momento" para hacerlo. Cárdenas Santamaría señaló que la venta del control accionario que tiene el Gobierno en Isagén se debe a que tiene invertido 5 billones de pesos y las utilidades recibidas no equivalen a ese monto. "Este año la rentabilidad fue de 100 mil millones de pesos, osea que no es equivalente con esa inversión", indicó. El Ministro de Hacienda sostuvo que es un buen momento para vender porque el precio por acción se ha valorizado y la nación necesita esos recursos. "El valor de la empresa que se había pensado era 1.900 pesos por acción y hoy hablamos de vender a 2.800 pesos por acción y por eso vemos oportuno realizar esa transacción", anotó. Pablo Corredor Avella, exgerente de XM y consultor del sector eléctrico, señaló que la puesta en venta de estas acciones se trataría de la privatización más grande de la última década por parte del Gobierno central, pues con la venta de 10,1 por ciento de la estatal Ecopetrol, en 2007, se hizo a unos 4,7 billones de pesos. "Con esa venta, el Gobierno sale de un activo en generación y de un vehículo que le permitiría, en un momento de dificultad, motivar la inversión de los privados", comentó, mientras recuerda que de la privatización de Isagén se viene hablando desde 1998. Pero fue casi una década después, en 2007, cuando se privatizó durante el gobierno de Álvaro Uribe un primer tramo de Isagén. Se ofreció al mercado el 19,22 por ciento, es decir, 523,9 millones de acciones privilegiadas, con un valor unitario de 1.130 pesos. La movida le significó al Gobierno ingresos por unos 266 millones de dólares de ese momento. Sumado a las reacciones anteriores, el ex presidente Álvaro Uribe manifestó a través de su cuenta de Twitter, su inconformismo frente al tema de la venta de acciones por parte del Gobierno. Los argumentos que consideró el ex mandatario para demostrar su negativa ante esta acción destacan la importancia de esta empresa para la infraestructura eléctrica; señala que esta fue la única generadora capaz de construir Hidrosogamoso gracias al control estatal; resalta la labor de Isagén por no tener dificultades para acuerdos con comunidades, lo que es difícil para las generadoras privadas. “Isagén, ¿por qué la venden? ¿Gobierno Santos derrocha en burocracia innecesaria y vende lo eficiente y necesario”. Finalmente, destacó la labor de “saneamiento” que hizo el Gobierno a Isagén haciéndola mixta con su control estatal. Sumada a esta posición, Eduardo Sarmiento, director de la Escuela de Altos Estudios Económicos, argumenta que esta decisión es la repetición de las privatizaciones, que fue uno de los mayores errores de la reforma neoliberal del gobierno de Álvaro Uribe. “Con Isagén se va a cometer un error de grandes proporciones, porque se está vendiendo la empresa que está generando más altas utilidades al estado, que ha sido mucho más estable en la generación de ingresos, y a cambio esa inversión se va a hacer en carreteras, y los hechos han mostrado que invertir en carreteras no es la mejor inversión, que es una inversión altamente ineficiente”, advirtió Sarmiento. Agregó también que este dictamen no tiene lugar. “Es una decisión con la cual el Gobierno pretende suplir las deficiencias que le dejó la reforma tributaria”, sumado a esto citó casos puntuales, “Este Gobierno trató de privatizar la empresa de energía, pero eso lo evitó la alcaldesa Clara López y después el alcalde Gustavo Petro”. “Este Gobierno probablemente angustiado con el tema de la reelección está tomando un patrimonio que está funcionando adecuadamente, que genera recursos, que genera empleos, lo quiere casi regalar para invertir esos recursos en unas carreteras que nadie sabe en dónde están”, puntualizó. Paralelo a esto, hay quienes ven bien esta decisión del Gobierno. La directora de asuntos Económicos de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, Ana Carolina Ramírez, señaló que esta decisión garantiza las fuentes de financiación del programa de la cuarta generación de concesiones. Sin embargo se abstuvo de hacer más comentarios, pues “es una buena decisión en la media en que garantiza que ese programa quedará financiado, pero no se va a financiar nada novedoso ni se van a construir nuevas carreteras con esos recursos sino que se van a financiar las que ya están programadas”, señaló. Ángela Montoya, Presidente Ejecutiva de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía, Acolgen, resaltó las cualidades de Isagén como la empresa con los más altos estándares en el manejo ambiental y social. Adscrita a la decisión del Gobierno, Montoya, como representante de la Asociación, argumenta que el camino es el más conveniente pues,” la decisión de venta se esta tomando de acuerdo a los resultados de la empresa y fijándose en el mejor momento para aprovechar el valor de la venta”.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad