Cuatro temas para entender la crisis económica de Argentina

Cuatro temas para entender la crisis económica de Argentina

Septiembre 09, 2018 - 08:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Economía negocios

Excesivo gasto público y aumento de subsidios, la crisis del sector agrícola por la sequía, la inflación y la caída de la moneda generaron una nueva turbulencia en el país austral.

Archivo de El País 

La Navidad del año 2001 fue amarga para los argentinos. Era tal la crisis que los ciudadanos no podían sacar su dinero de los bancos por orden del Gobierno. Eso se conoció como el “corralito”.

El país tenía muchas deudas, no contaba con liquidez y como resultado los argentinos e inversionistas sacaron sus capitales del país. El peso se devaluó. Para el 2003 el país retomó el crecimiento y se vivieron mejores épocas. Sin embargo, este año (2018) trajo consigo fantasmas del pasado.

Lea también: Hiperinflación en Venezuela se disparó tras medidas lanzadas por Maduro

Nadie quiere volver a vivir la crisis del 2001. Pero hoy existen situaciones similares que hacen temer a los ciudadanos lo peor. “La situación es delicada. Para los colombianos es difícil pensar en esta época en una inflación del 40 % o una devaluación en corto tiempo de más del 100 % de la moneda. En Argentina esto produce temor y en cualquier momento la gente puede salir corriendo a sacar su plata y eso sería mucho peor”, explica Julio César Alonso, director del Centro de Investigaciones de Economía y Finanzas, Cienfi, del Icesi.

Pero Roberto Cardarelli, jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Argentina, dice que las condiciones del país hoy frente al 2001 son diferentes. “La economía argentina es menos vulnerable que antes, el régimen cambiario es distinto y el Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas favorables”.

Aún así Argentina está en la mira mundial. El déficit fiscal es de 3,3 % del Producto Interno Bruto (PIB). No cuenta con liquidez para pagar sus deudas, la inflación no para y el precio del dólar frente al peso se disparó. En enero el dólar valía 18 pesos argentinos y ahora vale casi 40 pesos.

El gobierno acudió al FMI que le prestará US$50.000 millones. La idea es restablecer la confianza en la economía.

Pero ¿qué hace que la historia de crisis se repita en el país gaucho? La economista Victoria Giarizzo dice que en 117 años Argentina solo ha tenido superávit durante 10 años.

El problema es que siempre el gobierno ha gastado más de lo que recibe. En 2016 los ingresos repuntaron 35 % y el gasto 40 %. La inflación fue de 41 %. El año pasado los ingresos aumentaron 23 % y el gasto, 25 %. Esto por los excesivos subsidios y en otros casos por malos manejos.

El Gobierno de Macri ha tomado varias decisiones para reducir el gasto y calmar a los acreedores, pero según el instituto argentino Idesa, las promesas de reducción del déficit fiscal no tranquilizarán a los mercados porque no hay confianza y la oposición no acompaña todas las determinaciones. Mientras tanto, el dólar y la inflación no paran de subir.

1. Los subsidios

Los gobiernos de la familia Kirchner se caracterizaron por crear muchos subsidios, por ejemplo, para el transporte, a las empresas, a las tarifas de servicios públicos, los discapacitados y a los pobres, los cuales incrementaron el gasto público. “Macri intentó solucionar esto quitando desde 2017 parte de estas ayudas, pero ante las protestas se retractó de algunas decisiones”, explicó Germán Lambardi, profesor de economía del Icesi.

En 2017 los subsidios sumaron 207.000 millones de pesos, 17 % menos que en 2016. Poco impacto para lo que buscaba el Gobierno.

2. La sequía

Argentina vivió desde diciembre pasado una fuerte sequía. Según estudios de la Bolsa de Cereales de ese país, la menor producción de soya y maíz, principales productos de exportación, generó pérdidas por US$6000 millones. Eso implicó que menos dólares entraron al país.

Pero también esta situación afectó a varias industrias de alimentos y de transporte que dependen de la dinámica de esos cultivos.

Se calcula que por cuenta de este problema el PIB de Argentina se reducirá en un punto. Hoy se estima que la economía decrecerá 1 % este año.

3. La inflación

Durante el segundo gobierno de Cristina Fernández se financió el déficit fiscal con emisión de billetes y eso alimentó la inflación que se empezó a descontrolar, explica el profesor Germán Lambardi. “Macri quiso resolver ese problema y arregló con los tenedores de deuda buitre y frenó temporalmente un posible impago”.

Además, el quitar subsidios provocó también saltos en los precios, lo que unido a la devaluación hizo subir el costo de bienes y alimentos.
Se calcula que la inflación de este año superará el 40 %.

4. Crisis continuas

Argentina vive cada 10 o 15 años una crisis. “Eso está incrustado en el adn de ellos y cuando pasa esto todos salen a cambiar sus pesos por dólar empeorando la situación”, comentó el profesor de Icesi, Julio César Alonso.

A esto se une la crisis internacional que ha llevado a que los inversionistas en el mundo se refugien en el dólar, fortaleciendo el valor de la divisa.

El problema, dicen los expertos, es que la historia indica que cuando empieza a subir el dólar la tendencia no para. La devaluación en Argentina supera el 100 % este año.

Acciones

Mauricio Macri viene reduciendo desde 2017 los subsidios que desde hace décadas ofrece ese gobierno a los ciudadanos.

Negoció con inversionistas el pago de algunas obligaciones y pudo emitir nuevamente deuda.

Eliminó 9 ministerios, congeló las contrataciones y colocó impuesto a las exportaciones.

El objetivo es bajar el déficit y con ello la necesidad de emitir deuda.

El Gobierno impulsa acuerdos para que no se eleven los precios de 500 productos.

El Banco Central subió la tasa de interés a 60 %. La idea, evitar que los inversionistas se lleven los dólares a otros países.

Macri negocio un crédito con el FMI por US$50.000 millones.

Para 2019 deben pagar US$28.300 millones a sus acreedores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad