Crece revuelo por 'revolcón' en el sector cafetero colombiano

Crece revuelo por 'revolcón' en el sector cafetero colombiano

Octubre 23, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa
Crece revuelo por 'revolcón' en el sector cafetero colombiano

El estudio sugiere cultivar más café de la variedad robusta para aumentar el consumo. Brasil destina más del 50% de su actual producción a tal variedad de menor calidad.

Misión del Gobierno propone dividir la Federación de Cafeteros y eliminar subsidios. Propuestas no cayeron bien en el gremio.

Aunque aún no se conocen los resultados finales de la Misión de Estudios para la Competitividad de la Caficultura en Colombia, las primeras conclusiones generaron revuelo en el sector. Un duro cuestionamiento a los subsidios del Programa de Protección al Ingreso del Caficultor (PIC) y a la institucionalidad del sector, son dos de los hallazgos que hoy tienen molestos al gremio.El director y miembro de la Misión, Juan José Echavarría, cuestionó el PIC pues, según explicó, éste subsidio está mal enfocado, lo que llevó a que los grandes productores, que son el 10% de los cafeteros, se quedaron con el 60% de los recursos.“Colombia da más subsidios que bienes públicos como carreteras, infraestructura, escuelas; en otros países es al contrario. Entonces mientras no existan los bienes públicos habrá una presión gigantesca para que haya subsidios”, apuntó.El año pasado el PIC le costó al Gobierno un poco más de un billón de pesos. Tanto, que el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, sugirió eliminar ese tipo de subsidios.Ante esto, el representante del Comité de Cafeteros de Antioquia, José Fernando Montoya, salió en defensa del PIC y aseguró que “si esos grandes productores que son generadores de empleo rural no recibieran un apoyo por mantenerse en la actividad cafetera dónde trabajarían muchos de los pequeños caficultores del país”.A la par, el presidente de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, defendió los subsidios y dijo que “hay razón para tenerlos, ya sea por producción o por otros indicadores, pues son válidos en un país que busca desarrollar el agro”.Otro tema que generó revuelo fue el pronunciamiento del integrante de la Misión, Eduardo Lora, quien propuso que haya una separación de funciones entre los público y lo privado, pues según él actualmente esas funciones están mezcladas en la Federación de Cafeteros.“La Federación actúa como exportador y gremio del sector privado, pero actúa como público, pues maneja recursos de la contribución, hace programas de difusión con recursos públicos y maneja la cuenta del Fondo Nacional del Café, entonces hay una gran mezcla de actividades que generan confusión y conflictos de interés”, explicó el investigador. Su propuesta no cayó bien."No acabar la institución"A pesar de los problemas y conflictos que ha debido enfrentar la Federación Nacional de Cafeteros, varios dirigentes del sector pidieron preservar esa institución.Por ejemplo, el representante del comité de cafeteros de Caldas, Eugenio Vélez, defendió el funcionamiento de la Fedecafé y aseguró que “los productores cafeteros tenemos una institucionalidad que cumple casi 90 años, que ha mostrado que ha defendido en todos los campos al productor cafetero, para eso fue creada no solo para ayudar en la comercialización a los productores sino para acompañar al Estado en el trabajo que no hacía anteriormente en las zonas cafeteras”.Por su parte, algunos reconocidos caficultores del Valle de Cauca, que decidieron no ser mencionados, consideraron que “la Federación ha mantenido unido al gremio, y es una institución respetable como ninguna otra en el país”.A su turno, el exministro José Antonio Ocampo, dijo desde Nueva York a El País que la Federación debe preservarse porque ha sido un modelo institucional. "Ojalá hubiera otras federaciones como la cafetera para que se pudieran impulsar sectores como el cacao y la leche", apuntó.

Conecta con la verdad. Suscríbete a elpais.com.co
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad