"Con Venezuela no hay que hacerse ilusiones": Presidente de Analdex

"Con Venezuela no hay que hacerse ilusiones": Presidente de Analdex

Enero 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | El País.

Javier Díaz, presidente de Analdex.

Javier Díaz, presidente de Analdex, dice que medidas cambiarias de Maduro no despejan exportaciones de Colombia hacia ese país.

En momentos en que el dólar está subiendo con fuerza, los exportadores colombianos ya están aprovechando las oportunidades que les brindan muchos mercados, aunque otros como el de Venezuela, ya no les llaman la atención.Según Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, Analdex, “Venezuela es un mercado natural y de oportunidad para las empresas colombianas, pero no hay que hacerse ilusiones”, sobre su recuperación en 2015.Todo porque no existen suficientes garantías de pago, ya que las últimas medidas adoptadas por el presidente Maduro no convencen, y por el contrario, arrojan más interrogantes.Se calcula que hoy importadores venezolanos les adeudan a empresas colombianas unos US$80 millones, y el dilema es si se cumplirán o no esos pagos.Con base en los escenarios complicados con Ecuador y Venezuela, ¿cuál es la perspectiva del comercio internacional para Colombia en 2015?Este año va a ser muy difícil y ya lo estamos viendo. La economía internacional sigue con muchos líos, y la esperanza es la recuperación del PIB de Estados Unidos, que es nuestro principal socio comercial. Con un TLC con ese país lo que se espera es una mayor demanda de productos, y que eso nos ayude, además, con el apoyo de la tasa de cambio actual. Con esa mejor tasa de cambio tendremos una dinámica más amplia. La preocupación es frente al resto de las economías de Europa, Asia y en la región latinoamericana, que están muy ‘aporreadas' por la crisis.¿Hay esperanzas en recuperar el mercado con Venezuela?Con Venezuela no hay que hacerse ilusiones. Es una economía que está muy afectada y seguirá muy afectada por el fuerte declive de los precios internacionales del petróleo. No observo por ahora unas posibilidades de mejora en dicho país, ni oportunidades de peso para los exportadores colombianos.A propósito, ¿cómo observó las medidas que adoptó el presidente Maduro al adoptar tres tipos de cambio. Las mismas garantizan los pagos a los exportadores?Creo que las anunciadas medidas de Maduro crean más interrogantes que respuestas. La incertidumbre sigue siendo la constante, pues no hay claridad sobre cómo va a funcionar ese nuevo mercado cambiario que se crearía. Para los exportadores colombianos Venezuela sigue siendo un mercado de oportunidad, siempre y cuando nos paguen por adelantado.Con base en ese panorama, Analdex a cuánto estima que llegarán las ventas externas de Colombia este año...Creo que vamos a estar por debajo de los US$58.000 millones, que es lo que creemos facturarán las exportaciones del 2014. En el 2012 llegamos a un récord de US$60.000 millones y luego bajamos a US$58.000 millones en el 2013. ¿Cómo define el preacuerdo con Ecuador frente al arancel cambiario del 21% que le impuso a las exportaciones colombianas?Durante los pasados paros agrarios nosotros impusimos a los productos ecuatorianos unas salvaguardias, y ellos demandaron, lo que llevó a las autoridades de la Comunidad Andina de Naciones, CAN, a considerar que eran ilegales. Y hasta el momento Colombia no las ha levantado. Allí entiende uno el cupo de 80.000 toneladas de arroz que se le está otorgando a Ecuador. Si se aplica la normativa andina ellos no deberían tener cupo, sino que podrían entrar todo el arroz que quieran a nuestro país. Y cuando uno ve que los líos son de lado y lado, hay que llegar a algún arreglo amigable, que esperar un largo pleito comercial con retaliaciones.Pero eso no es un justificar un gran sobrecosto para los exportadores, precisamente en momentos en que la economía enfrenta amenazas...Sobre esa salvaguardia original del 21% hemos calculado que esos sobrecostos serían de US$242 millones. Si se baja esa salvaguardia al 7%, como Colombia lo ha planteado, sería más manejable. De ello estarían excluidas las materias primas, insumos y bienes de capital, y lo que nos ha dicho la ministra de Comercio, Cecilia Álvarez, es que quedarían afectadas el 20% de las exportaciones al Ecuador. Ya estamos adelantando un ejercicio para saber cuáles productos serían los más afectados para establecer las estrategias a seguir. ¿Espera que haya un arreglo hoy 26 de enero, que es la fecha límite para saber qué pasará con las ventas al Ecuador?Tenemos líos de parte y parte. Lo que se busca es que ambos países logren un acuerdo amistoso. Por eso hoy debemos tener un resultado de la negociación para despejar el camino de las exportaciones colombianas a ese mercado.¿Confía en que por fin este año se firme el TLC con Panamá en medio de los líos que hay con ese país?Creo que antes de poner en vigencia o aprobar el acuerdo con Panamá, hay que sortear temas claves como el de la cooperación en materia de información aduanera y tributaria. Eso es vital para poder llegar a un tratado comercial con ese país.Hay temores frente al TLC con Corea del Sur, ya aprobado. ¿El 2015 será el año del despegue de ese polémico tratado, o no?En el inicio de estos acuerdos comerciales normalmente ocurre que hay un aumento de las importaciones y una caída de las exportaciones, y al cabo de dos o tres años la balanza comienza a cambiar. No veo que Corea sea la excepción y que ese comportamiento vaya a cambiar. Muchos productos van a entrar con arancel cero y allí hay una demanda represada, lo que hará crecer las importaciones desde ese país. Por eso, el 2015 no será el año del repunte de las ventas a Corea.¿Recomendaría negociar más TLC en esta coyuntura económica o cerrar solo los que están más avanzados?Eso va a depender de cómo siga el tema de la economía internacional, pero Colombia de todas maneras debe realizar un acercamiento con los países de la cuenca del Pacífico, y empezar a estudiar una futura estrategia comercial con África. De hecho, ya hay empresas que han incursionado en África con éxito, lo cual se debe aprovechar. Por eso considero que primero hay que pensar en una estrategia, no sé si a través de acuerdos, pero esa debe ser la prioridad.El dólar sigue con mucha volatilidad en Colombia. ¿Llegará esa tasa de cambio a $2500 este año?Si a la economía de los Estados Unidos le va mejor, el dólar seguirá fortalecido, y el resto de las monedas sufrirá una depreciación. Y por ahora, lo que se observa es que el Producto Interno Bruto, PIB, estadounidense continuará su recuperación, lo que sin duda llevará al dólar a unas tasas mayores, y por lo tanto en Colombia la devaluación del peso permanecerá. Y frente a las oscilaciones que presenta la moneda americana, la volatilidad será el fenómeno que caracterizará al dólar este año. Lo importante es que esa devaluación favorecerá a los exportadores colombianos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad