“Buscamos superar el atraso aeroportuario de los últimos 20 años”: director de Aerocivil

“Buscamos superar el atraso aeroportuario de los últimos 20 años”: director de Aerocivil

Enero 31, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Alfredo García Sierra | Reportero de El País
“Buscamos superar el atraso aeroportuario  de los últimos 20  años”: director de Aerocivil

Gustavo Lenis, director de la Aerocivil.

Gustavo Lenis, director de Aerocivil, dice que plan por $2,7 billones busca ese objetivo a partir del 2015. Se hará énfasis en terminales aéreos de la Costa Pacífica.

En muchos de los aeropuertos colombianos, especialmente en los de ciudades pequeñas, algunas de ellas lejanas, no hubo intervención estatal para modernizarlos ni física ni tecnológicamente durante muchos años. Lea también: Aerocivil dice que avanza plan para evitar más retrasos en vuelosAnte dicha realidad, hoy el Gobierno Nacional está empeñado en ejecutar un gigantesco plan de inversiones por $2,7 billones en el 2015 para mejorar las condiciones de esas terminales aéreas y brindar mayor comodidad y seguridad a los viajeros.Según el director de la Aeronáutica Civil, Gustavo Alberto Lenis, la idea es que no solo las grandes capitales cuenten con aeropuertos modernos, sino que el resto de los municipios, en especial los de la Costa Pacífica y los Territorios Nacionales, dispongan de pistas y aeródromos con capacidad de atender el creciente flujo de turistas y la expansión económica.¿En qué consiste el plan de inversiones para modernizar la infraestructura aeroportuaria en Colombia?En los 22 años que llevo de alguna manera vinculado al sector aéreo colombiano, nunca antes se habían hecho inversiones de esta envergadura. Son $2,7 billones entre lo que se hará a través de los concesionarios y con recursos del Gobierno. Hoy existe un cubrimiento total del sector aéreo del país, desde las obras que vamos a ejecutar por $350.000 millones en el Ernesto Cortissoz de Barranquilla, pasando por las de Cali —que serán $210.000 millones— los aeropuertos de Antioquia, la Costa Caribe y los del Litoral Pacífico, hasta las que vamos a ejecutar en los territorios nacionales, lo cual será muy importante. Todas son inversiones para este año.A propósito, ¿cuál será esa intervención en los territorios nacionales, donde aún operan aeropuertos viejos y abandonados?En el aeropuerto de Leticia iniciaremos obras este año e implicarán una inversión de $145.000 millones, mientras en Bucaramanga, que tuvo una inversión en el 2014, se espera culminar este año para dejarlo en unas condiciones más modernas en rampa y en la propia terminal. Fueron allí alrededor de $120.000 millones. Además, contamos con una nueva pista en Aguachica, Cesar, otra terminal en Ibagué y tenemos programadas unas obras de adecuación para la certificación del aeropuerto de Cúcuta, más otras en Quibdó –que se ha vuelto muy importante— lo mismo que en Bahía Solano, Nuquí y en Tumaco. En la lista de trabajos a ejecutar también figuran los aeropuertos de Popayán y Pasto. Es una intervención total en la renovación física y operativa de esos terminales aéreos.¿Qué viene para los aeropuertos de Buenaventura, Tuluá y Cartago, que son claves para el Valle del Cauca?En el marco del Plan Pacífico hemos estado interviniendo en los aeropuertos de Tumaco y Buenaventura. Para la ejecución de la primera fase en Tumaco hay que reubicar a 198 familias, que están a un costado de la pista y también se deberán mover la torre de control y la estación de bomberos. En Buenaventura se solicitó al Ministerio del Interior una consulta previa con algunas comunidades para empezar obras. En lo que concierne al aeropuerto Santa Ana de Cartago firmamos un convenio interadministrativo con el municipio y la Gobernación del Valle por $10.000 millones para obras de modernización, las cuales ya empezaron a ejecutarse.Cuándo usted llegó a la Aerocivil, ¿de cuánto era el atraso aeroportuario que presentaba el país?Desde que se inició este Gobierno puedo asegurar que en muchos de los aeropuertos el atraso era de más de 20 años. Si usted le resta algunos de los aeropuertos que fueron intervenidos en concesión, y que no son muchos, es fácil sumar las inversiones antes del 2010 y darse cuenta que fueron muy pocas. Con este plan buscamos superar ese rezago. Sin embargo, cabe tener en cuenta que se finalizaron las obras de El Dorado, que fueron muy impresionantes, frente a lo que había. En Bucaramanga, por ejemplo, durante 30 años no hubo intervención y ahora tiene cuatro posiciones de contacto e igual en Cúcuta. En Valledupar y Montería se han adelantado trabajos, lo mismo que en la pista de Corozal. La intervención que hay en este Gobierno no se había visto antes.Es decir, que vamos a tener mejores aeropuertos en los próximos años...Sí. El tráfico aéreo en Colombia es el tercero en tamaño en Latinoamérica, pues llegó a 29 millones de pasajeros en 2014. Y si consideramos que Colombia es un país de ciudades, como ninguno otro, era muy necesario contar con un nuevo aeropuerto El Dorado al igual que con instalaciones más modernas en otras capitales importantes, es decir, que se desatrasarán en este campo. Un caso clásico es el de Leticia, cuyo aeropuerto no sabemos cuántos años no se tocaba, lo mismo que el de Pasto, a tiempo que proyectamos obras en Ipiales y en Yopal, Casanare. Por eso, hemos programado también trabajos en Mitú, Puerto Carreño, Mompox. Tame y Arauca. No es solo importante modernizar los aeropuertos grandes, sino los de los territorios nacionales para facilitar la conectividad hacia y desde esas comunidades por vía aérea, que es el único recurso. De allí que las inversiones en esas regiones, lo mismo que a lo largo del Litoral Pacífico van a desatrasar y permitir que destinos tan apetecidos como Nuquí y Bahía Solano tengan un mayor desarrollo turístico y comercial.¿$2,7 billones no son muy pocos recursos para modernizar esa gigantesca plataforma aeroportuaria?No. Esos $2,7 billones son para el 2015, ya que para el año entrante hay otro plan de inversiones. Los recursos programados corresponden a contratos ya firmados y a licitaciones adjudicadas y a obras que se han venido pactando entre la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, y los concesionarios. Los $2,7 billones son entre inversión pública y privada. Los recursos para radioayudas, radares y equipos de comunicaciones son aparte y suman $200.000 millones.¿Se quedó pequeña la ampliación del aeropuerto El Dorado, pues ello explicaría la futura construcción de El Dorado II y su entrega dentro de cinco años?El Dorado actual tiene mucho espacio para mejorar. La construcción de un 37% más de áreas para el terminal de pasajeros, y un 30% más de plataforma y una mejora operacional superior al 35% harán que el aeropuerto pueda atender sin problemas el tráfico actual hasta que El Dorado II entre a funcionar. Y con ese objetivo se destinarán $700.000 millones para ‘desatrancar’ El Dorado actual en cuanto a flujo de pasajeros y operación de aeronaves. Eso nos dará tiempo para planear el nuevo aeropuerto. Una tercera pista no es posible porque hay una serie de obstáculos que lo impiden. Con base en todo ese movimiento, ¿cómo visualiza el 2015 en cuanto a tráfico aéreo en Colombia?El sector es cíclico, pero para este año se espera que siga creciendo en tráfico de pasajeros y movimiento de carga. Se estima que Colombia aumentará entre un 5% y un 6%, es decir, por encima del 2% y 3% que figura en las proyecciones para América del Sur. ¿Se proyecta firmar nuevos convenios de cielos abiertos con otros países para ampliar esa oferta aérea?Tenemos intenciones de firmar algunos convenios y ampliar otros, tema que vamos a abordar pronto. De todas maneras, la afluencia de aerolíneas extranjeras a Colombia no es un problema de cielos abiertos o de convenios bilaterales, ya que con algunos países asiáticos ya los tenemos firmados, y lo que se debe esperar es que esas compañías puedan involucrar en sus itinerarios de viajes a Colombia. La aviación está hoy muy concentrada en la operación de los llamados centros de conexiones o HUB, como por ejemplo, los de Emiratos Árabes, y la idea es que se interesen en nuestro país. He hablado con ellos un par de veces.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad