Así será la ley de financiamiento que radicó el Gobierno este miércoles

Así será la ley de financiamiento que radicó el Gobierno este miércoles

Octubre 31, 2018 - 01:50 p.m. Por:
Colprensa
Canasta familiar.

Canasta familiar.

Archivo El País

El Gobierno Nacional radicó este miércoles en el Congreso de la República la ley de financiamiento, con la cual espera recaudar 19.4 billones de pesos en 2019 y así cubrir el déficit de 14 billones de pesos que tiene el Presupuesto General de la Nación para el próximo año. Además, el Ejecutivo plantea con esta reforma generar mayor competitividad de las empresas, tener una mayor progresividad en materia de impuestos, reactivar la economía y generar más empleo en el país.

En el articulado, el Gobierno propone extender y unificar el Impuesto de Valor Agregado (IVA) a casi toda la canasta familiar, de tal modo que productos de consumo diario como la leche, los huevos, el queso, las carnes, las frutas y las verduras serían gravados a partir del próximo año con una tarifa del 18 % y, a partir del 2021, con una tasa del 17 %. Actualmente, este tributo es del 19 % y contempla exenciones y exclusiones a varios de estos productos.

No obstante, seguirían excluidos los servicios de educación y salud, el transporte, los servicios públicos, los medicamentos y productos de bienestar, la construcción de obras civiles y edificaciones, los arrendamientos, entre otros. Esta medida, según cifras reveladas por el Gobierno, permitiría recaudar 11.3 billones de pesos en 2019 y 12 billones en 2020.

Lea también: Así quedarían los precios de la canasta familiar con el IVA del 18 %

Pero el Gobierno también plantea en el proyecto la devolución del IVA que sea pagado por las personas de menores ingresos a través de un mecanismo apalancado en el Sisbén y programas sociales como Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Adulto Mayor, entre otros.

“A partir de 2019, con una periodicidad bimestral, el Gobierno nacional transferirá una suma fija en pesos a cada familia de menores ingresos, por concepto de compensación del impuesto a las ventas sobre los bienes de la canasta familiar básica. Para tal efecto, se entiende por familia de menores ingresos, aquella familia que cumpla con los requisitos señalados en el instrumento de focalización adoptado para el efecto por el Gobierno nacional”, se lee en artículo 1 del proyecto.

Aunque el articulado no precisa el monto de la compensación, el Gobierno reveló este martes que sería de 51.300 pesos por mes e impactaría a 4,3 millones de hogares con ingresos mensuales promedio entre 214.000 pesos y 789.000 pesos. La iniciativa tendría un costo promedio para el Estado de 2,6 billones de pesos al año.

Sin embargo, el debate seguramente se centrará –tanto en el Congreso como en la opinión pública– en las familias con ingresos subsiguientes, que están ubicadas en un rango que va desde los 970.000 pesos, las cuales no recibirían la compensación monetaria pero sí tendrían un incremento en sus gastos por cuenta de la extensión y la unificación del IVA a más productos de la canasta familiar.

Por ejemplo, según tablas reveladas por el Gobierno, una familia que gana mensualmente 971.791 pesos, paga hoy en día un promedio de 26.726 pesos en IVA mensualmente, pero con la reforma pagaría 53.231 pesos. Esto equivale a un incremento de 26.505 pesos mensuales, es decir 318.000 pesos al año que se sumarían a sus gastos. 

Por otro lado, frente al impuesto de renta para las personas naturales, la ley de financiamiento contempla seis tarifas: para quienes reciban ingresos brutos mensuales de hasta 4,8 millones de pesos, se propone una tarifa del 0 %; para quienes reciban entre 4,8 millones y 7,5 millones de pesos, una tarifa del 19 %; para quienes tengan ingresos entre 7,5 millones y 18,1 millones, del 28 %; para quienes reciban entre 18,1 millones y 33 millones, del 33 %; y para quienes tengan ingresos superiores a los 33 millones, una tarifa del 37 %.

“La ley de financiamiento es progresiva y por lo tanto incrementa las tarifas marginales para los colombianos de mayores ingresos. Las personas con mayores ingresos pagarán más impuestos y contribuirán en mayor medida al funcionamiento del Estado. No se cambiará el umbral a partir del cual se declara renta, por tanto las personas de menores ingresos no tendrán que pagar ese impuesto”, explicó el Gobierno, que además calcula que esta medida le permitirá tener un recaudo de 1,7 billones de pesos en 2019 y de 2 billones en 2020.

Asimismo, el artículo 35 de la ley de financiamiento plantea un impuesto al patrimonio del 0,75 % para patrimonios entre los 3.000 millones de pesos y los 5.000 millones de pesos, y del 1,50 % para patrimonios superiores a los 5.000 millones de pesos.

“La obligación legal del impuesto al patrimonio se causa el primero de enero de 2019, el primero de enero de 2020, el primero de enero de 2021 y el primero de enero de 2022”, precisa el articulado.

Frente a la carga tributaria de las empresas, el Gobierno plantea reducir gradualmente el impuesto de renta de las personas jurídicas de la siguiente manera: 32 % en 2020, 31 % en 2021 y 30 % en 2022, además de realizar el descuento del 100 % del IVA por la adquisición de bienes de capital y una disminución gradual del 3 % al 0 % de la renta presuntiva.

Además, se contemplan otras medidas como realizar el descuento del 50 % del ICA a partir del 2020, un descuento del 50 % del Gravamen a los Movimientos Financieros (GMF) o más conocido como el 4 x 1000, y otorgar 10 años sin renta para las empresas que inviertan y generen empleo en el sector agrícola y cinco años sin renta para el sector de la economía naranja.

“Esta sumatoria de herramientas para nosotros nos permitirá que la tasa efectiva de tributación baje sustancialmente y ponga al país a funcionar en materia de competitividad empresarial y a generar empleo”, explicó Duque.

La ley de financiamiento será radicada esta tarde con mensaje de urgencia, puesto que el tiempo que queda de legislatura es limitado, lo que permitirá que sea discutida conjuntamente por las comisiones económicas, para luego pasar a las plenarias de la Cámara y el Senado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad